Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L a crisis del fútbol catalán U n proyecto del secretario del Barcelona Barcelona 7, 2 madrugada. E n pocas ocasiones se ha hablado de la crisis del fútbol catalán tan angustiosamente. E n realidad, l a situación del fútbol regional no es halagüeña. L a Federación Catalana está haciendo los esfuerzos posibles para evitar que el mal se agrave. También el Barcelona, celoso de su situación en el deporte, quiere intervenir en l a cuestión deportiva aportando un proyecto, del que es autor el secretario de la Directiya, Sr. Cavestany. Se nos ha explicado, el. alcance del mismo. con algunos comentarios de actualidad interesantes: L a crisis, deportiva ño existe- -ha empezado diciendo- la cuestión es. puramente económica. Para, resolverla hay que i r inmediatamente a la reorganización completa del fútbol regional, y como consecuencia inmediata de las competiciones nacionales. S i se persiste en. mantener la competición de L i g a será la ruina de los clubs, porque tantos y continuados desplazamientos agotan a los jugadores y agotan los fondos de las cajas sociales. N o pueden despreciarse las enseñanzas de lo que ha pasado en el Real Club Deportivo Español, que por una cuestión exclusivamente financiera ha ido. a la bancarrota, por un absurdo del Reglamento y por unos derechos propios, que no deben existir, ha podido asegurarse un puesto en la competición de L i g a y cuando lo ha tenido, ha liquidado el equipo: una perfecta operación comercial, pero poco deportiva. Los puestos por derecho propio, n i pueden, n i deben existir, y los clubs que quieran mantenerse en primera línea, han de saber que es en el campo donde se consigue ese derecho. H a n de participar en el campeonato de España todos los clubs catalanes. E l señor L a R i v a preconiza que ha de haber dos grandes clubs de fútbol, y yo digo que ha de haber muchos más. L a sociedad de fútbol a la inglesa, abocándose a sociedades anónimas, no debe existir, y hemos de oponernos a ello resueltamente. L a carta envL- da por el- Barcelona a los clubs de Cataluña dice a dónde queremos ir. L a simple ampliación de la primera categoría en dos clubs más la acepta el Barcelona como una solución transitoria, siempre que las otras competiciones a que está sometido se. lo permitan. Creo que poblaciones como Tarrasa, Manresa, Mataré, Tarragona y Reus, por citar unas. cuantas, cuentan con suficiente núcleo de habitantes para mantener pujante un club. U n a nueva estructuración dando vida a los grupos comarcales permitiría más fácil desarrollo de los campeonatos y. evitaría a las. categorías muchos gastos por desplazamientos. A l levantar esta bandera en defensa del fútbol catalán no ha guiado al Barcelona otra finalidad que la deportiva, de un modo especial y único. E l problema del fútbol regional reclama urgentemente una reforma y no podemos perder el tiempo en buscarla. r Pedrol, Martí, Piera, Goiburu, Arocha, Bestit, A r n a u Parera, Sastre y Castillo. L a alineación del equipo se decidirá en Bilbao mismo. el Arenas. L o s clubs podrán tener sus alternativas- ¿cómo no? E l aspecto económi- 1 co este año afecta, más que a nadie, a los! clubs catalanes y al Madrid, que han sufri- j do las veleidades de ciertos ases. L a crisis esj E l Gimnasia y E s g r i m a en A l e sólo circunstancial y el oro viejo de estos co- j latravos es de sobra sabido, no sufre depre- ¡mania ciación. E l oro es siempre oro, mi amigo. E s una verdad de Perogrullo que la cola i U n resultado con graves consecuencias pertenece al último. L o que dudábamos era Berlín. Se ha celebrado en la ciudad de que hubiera cola también en la primera d i v i Barmen un partido de fútbol entre el equisión y por consecuencia clubs a quienes copo argentino Gimnasia y E s g r i m a y el rresponde dicha cola por derecho propio. E l Sportund Spiel, de Barmen, clasificado en Sr. Calderón, pues, nos ha sacado de dudas. la tercera categoría alemana. Venga, en buena hora, esa ampliación del E l partido fué malo, y los alemanes venla primera división. Admítanse en ella a clubs j cieron rotundamente por seis tantos a tres. de la indudable valía del Athlétic cortesano, E l juego de los argentinos causó una buena Sevilla F C Valencia F C. y Betis Balomimpresión. pié Todos creemos que este club ha hecho A l conocerse este resultado, algunos de tantos méritos como el Sevilla para incluirlo, los importantes clubs que tienen convenidos aunque sea harto suspicaz su premeditada partidos con el Gimnasia y E s g r i m a han forma de aludirle ¿y también el Betisf, ¿Por; indicado a los directivos del club platense qué no? querido... dramaturgo. que si los resultados que hagan en los próDejemos, pues, esa buena poda de que. nos ximos partidos son parecidos, no interesahabla un poco mordazmente, y sepa usted que rán los matchs contra los equipos de p r i no es el demérito de los colistas por derecho mera categoría, y la excursión debería repropio de la primera división, n i la indiferenducirse a las proporciones mínimas. cia ante la valía de los leaders de l a segunda lo que, una vez soslayado, podía mover a una ampliación amplia. H a y una poderosa razón que hasta hoy lo ha impedido, y es que, los grandes focos, las verdaderas mecas de nuestro fútbol, radican a tantos kilómetros de Sevilla y V a l e n c i a que los clubs gallitos son los primeros en e v i tar este nuevo conglomerado que usted anhela, ante el temor de tan costosos desplazamientos. Las justas aspiraciones de estos clubs anPublicaremos en esta sección las cartas o daluces y valencianos tropezarán siempre con notas que se nos remitan con un fin deporeste inconveniente. tivo. P o r una sola vez también seamos circunsEs imprescindible, sin embargo, que sean pectqs. i? Torres Rojo. Sevilla breves. Que vengan debidamente firmadas (sin seudónimos) Y que estén redactadas dentro de las normas fundamentales de caballerosidad y de respeto mutuo. 1 1 Para d o n A n t o n i o Calderón H e r nández Hemos leído con verdadera fruición su escrito. E n él hay, dadas sus características, materia que sugiere todo un drama futbolístico. U n drama de Calderón... que al sentirse, hoy- -sólo hoy- -plumífero, salta a la palestra, estilográfica en ristre, cual émbolo que moviera la válvula de expansión de sus ideas. ¡Y qué ideas! Indiscutiblemente, hay que conceder a nsted gran parte de razón. Empero, nada más extemporáneo que hoy, para lanzarse a la publicación de unas apreciaciones, después del resultado catastrófico de l a última jornada deportiva andaluza. L a derrota del Sevilla F C por tan elevado score, la original exhibición bética que sucumbe. ignominiosamente en su propio campo ante un enemigo como el Valencia, que mostró tanta pobreza de juego... ¿N o encuentra usted un poco i n tempestivas sus declaraciones? Y no hablemos de la falta de ecuanimidad de su escrito. Pobres clubs Real Irún y A r e E l equipo del Barcelona nas de Guecho, de legendaria historia, de apolillados y malolientes pergaminos, de nobiliaBarcelona 7, 2 madrugada. H a salido rios títulos, de arcaico abolengo deportivo... con dirección a Bilbao el equipo del B a r celona, que actuará el domingo en San M a Poco respeta usted las venerables canas de mes contra el Athlétic. estos melenudos leones del Norte que mantu Entre los desplazados figura el interna- vieron, mantienen y mantendrán, sin duda alguna, el prestigio del fútbol hispano. D e estos cional españolista Portas, que antes de i n viejos clubs que, haciendo honor a su pasagresar en el Español figuró unos meses en do y a su presente, jamás se vieron e n l a el segundo equipo azulgrana. A y e r ha sido apremiante necesidad de gastarse miles y presentada la ficha del nuevo elemento barmiles de machacantes en adquirir jugadores celonista en la Federación. taxis para llegar a la cima. L o s jugadores eme hacen el viaje son L o tmzo, Nogués, Zábalo, Portes, Ramón, J oig, E s un poco ingrato meterse con el Irún y T O R R E G R O S A V I S T O POR U G A L D E Aún no puede acompañar a Quesada en) la defensa del Real Madrid. Ostracismo. El jugador debe vencer al contrario, pero, debe vencerse también a sí mismo. Porque es lo más deportivo y también porque es la más práctico. Por fortuna, Escobal demostró el domin- go último que aún puede deshacer, a- rre ÍMOÍM, íormaciones enemigas 1 v