Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I n f o r m a c i o n e s y reportajes. ub si, E s p a ñ a y ¿I general zo del segundo mandato del general M a chado al frente de la Presidencia de la República, un banquete que las- Sociedades españolas le ofrecían, y el presidente interrumpió el curso de su leído discurso, para exclamar: E l corazón me exige que deje de leer para que surja espontáneo, libremente, el amor que profeso a E s p a ñ a Recuerdo- -siguió el general Machado- -que en mi visita a Santiago de Cuba llevé flores al cementerio donde reposan los. res- a cli a do. M u y pronto se alzará en el parque del (Retire uh monumento que E s p a ñ a dedica a Cuba. A punto ya de terminarse su instalación, es un motivo de orgullo para España: esta exaltación de los sentimientos de ¿fraternidad que, pese a contiendas y tristes recuerdos, ni un momento se han debilitado entre cubanos y españoles. E n la mañana, casi primaveral, de este invierno madrileño tan vario y tan único, el maestro Benlliure- quién otro para inmortalizar ansias y sentimientos del alma española? -nos va instruyendo sobre lo que quiere y va a ser esta obra que l a conciencia nacional levanta. E l origen, del monumento arranca de un gesto españolista del actual presidente cubano, general Machado. Cualesquiera que sean las incidencias que el porvenir y la política de su país reserven a este ilustre patricio, España, le deberá siempre esa exaltación constante de los sentimientos españ olistas, en la isla de Cuba, perla de nuestras lloradas Antillas. Y o tuve la fortuna de presenciar ese gesto y puedo rL r fe de su grandeza y del efecto que. en millares de corazones españoles produjo. Fué así. Celebraban en el Casino Español de la Habana, con ocasión del comien- tos, de los héroes de nuestras grandes epopeyas y mi primer tributo floral cayó en la tumba de los españoles que cayeron defendiendo los deberes de. su Patria. Cuando se hubo calmado, el clamoroso entusiasmo de los oyentes, el presidente continuó: Y eso lo hice, porque del mismo modo que en edad temprana tomé las armas para libertar a Cuba, afianzada nuestra independencia, he creído consolidábamos a la P a tria en un esplendor espiritual, llamando a nuestros nobles adversarios y diciéndoles: Hermanos somos cubanos y españoles H e r manos que contribuís al engrandecimiento de nuestra Cuba libre, de nuestra República independiente e íntegra en toda la extensión de la palabra. De vosotros los españoles, como de todos sus habitantes, l a nación necesita el concurso noble y levantado para su- prosperidad. F u é síntesis del maravilloso canto a E s paña la afirmación de que su mayor timbre de gloria, su mayor satisfacción y su mayor orgullo eran sentirse y ser descendiente de españoles. E l momento de pronunciar estas sencillas palabras es el que inmortalizará el bur i l mágico de Benlliure en la estatua que preside el monumento. MONUMENTO A CUBA, QUÉ ESPAÑA ERIGIRÁ EN E L PARQUE D E L RETIRO, D E MADRID. (FOTO PIORTIZ)
 // Cambio Nodo4-Sevilla