Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de tipos más o menos divertida, la revista sería de un interés muy módico, y Rip, que lo sabe, la ha reforzado adicionándola una intriga novelesca, de la que son protagonistas e! policía Roulethebille, su novia y el viejo jVloriilori, padre de la muchacha y cobrador de la Banca Oustric. Lo verdaderamente divertido de aquellas aventuras y lo que hace honor al literato por sus dotes de observación es el. ver a todos esos tipos más o menos contagiados del morbo de la especulación. Servidores del banquero, han adquirido su fiebre agiotista y su ambición de acumular. E l viejo Monllon opera en Bolsa con la misma desenvoltura que su patrón y con el misriio éxito, y todo iría muy bien si de pronto su futuro -erno, el policía Roulethebille, no recibiese la orden de pesquisar los enredos del célebre financiero. Esa misión, que el policía se dispone a cumplir con escrupulosa energía, no tanto por descubrir lo irregular y ver castigados a los culpables de la malversación, como por conseguir su ascenso en el Cuerpo, le pone en una situación delicada con el viejo Morillon y con su novia, aliados de la Banca. E l azar coloca al policía frente a la mujer amada y los dos bandos rivalizan en sagacidad por destruirse. Rip, que, como ya hemos dicho, no retrocede ante ninguna consideración de jerarquía, con lo ANGELES OTTEIN Eminente diva española, que ha interpretado E l pelele, de Julio Gómez, y un concierto de canciones de estilo en un brillante festival artístico organizado en Cádiz por el Patronato del Turismo. MADRID. Una escena del espectáculo EN EL TEATRO FONTALBA de Rosas, estrenado con éxito halagüeño. ¡Llévame en tus alas! de los Sres. Remón y Enrique (Foto Alfonso. Está fuera de duda que los náufragos, singularmente el más notorio de ellos, buscaron en el Elíseo, si no una garantía de impunidad, la mediación discreta que puede atenuar la severidad de un fallo. Que no la encontraron se patentiza con ver el curso del proceso y el destino de cada uno de los encartados en él. Doumergue es un viejo inteligente y amable, pero irreducible en presencia de aquello que por lo turbio no merece disculpa. E l verbo cáustico de Rip no decae. No es la sátira de acento moliaresco, que dis- cual sigue la tradición satírica de su país, se da maña para que la acción de su revista pase a orillas del Elíseo, y el presidente de la República aparece codeándose con los camaleones de la política, que han prestado su apoyo al tristemente célebre banquero. Es evidente que ese episodio de la revista no es pura invención. Rip tiene medios de informarse de lo ocurrido con ocasión del famoso proceso, que ha reducido, quizá para siempre, a la impotencia política, y tal vez a la obscuridad social, a varias personalidades conocidas del parlamentarismo francés. lacera nuestra sensibilidad, porque nos deja ver lo que hay de frágil en el ser humano, sino el fustazo que levanta verdugones. Rip es, como Chamfort, duro, un poco cínico e implacable. No creo que presuma de moralista, aunque bien pudiera aspirar a ese título por muchas razones, pero sus observaciones de las costumbres, sus rasgos de humorismo y sus salidas de tono delatan una actitud de protesta burlona de todo lo establecido arriba, en el medio y abajo de la sociedad contemporánea. MANUEL B U E N O
 // Cambio Nodo4-Sevilla