Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
negras, y blusa blanca, con miles de pespuntes. Citaré también Bcttine, de muselina de seda negra, rayada en tres tonos rosa, formando cuadros escoceses. TRAJE DE NOCHE Muchos bordados para los trajes de maDE GEORGETTE ñana, en, todos colores e interpretaciones. BLANCA PLISADA Los trajes de noche están brillantemen SOLEIL BROte representados; escotes profundos por la C H E DE STRASS espalda y cuerpos envolventes, de formas infinitas. Cora Pearl se presenta en raso perla, ingeniosamente cortado para realzar su originalidad. Viene luego La dame aux camelias, concebido en tul y cintas negras: rodean el escote y cubren los hombros camelias blancas, sin relieve. Profusión de encajes vaporosos en tonos delicados, dominando azul pálido, blanco, rosa y negro. Una vez más han demostrado lo que querían decir: vestir a la mujer con el solo objeto de servirla bien. Con todo ei poder de su nombre, el modisto que nos recibe, aporta a la moda conocimiento de la mujer, ciencia en el corte, gusto maravilloso en la idea y elección de colores; en hn, ei arte, que domina todo lo visto en esta estación. Se deleita en el traje azul marino, con pequeños detalles blancos que subrayan algunas líneas la chaqueta, corta, igual a ¡a falda o pespunteada de blanco; las blusas blancas con rayas horizontales azules, o encarnadas con líneas blancas, con bufanda donde se combinan el azul del traje y la seda de la blusa, completa el conjunto. Mucho menos negro, y es que vemos siempre con pinceladas de color, cinturón, flor o corbata. He aquí una bonita idea, compuesta de esclavina, chai y corbata. Sobre banda de piel, un volante plegado o en forma igual al vestido; se pone y se quita con la misma facilidad que el renard, un poco pasado de moda. Sobre esta base se puede fantasear hasta lo infinito: el conjunto azul marino y la piel de pantera, graciosamente anudada sobre un hombro. Los abrigos se inspiran en la moda Directorio, con su cuello corto y cuatro botones en la cintura. Los trajes de tarde de mucho vestir siguen siendo prácticos y elegantes; veamos este modelo, compuesto de vestido y chaqueta de encaje de lana, subrayada por bandas estrechas de raso negro. Los bordados como adorno son poco frecuentes; en cambio resultan espléndidos en abrigos. y trajes de noche. Saludemos la vuelta del. lame en oro y plata, con dibujos. Ahora llega la nueva fórmula del pyjama- de noche, dando solución a todas las vacilaciones. De frente es el más encantador, el más femenino de los py jamas, mientras que de espaldas se convierte en falda magistral. E n seguida pasa una nube blanca; los maniquíes, unos detrás de otros, nos permiten admirar preciosos trajes de noche, en marocain blanco, de corte severo, ciñendo la figura con mil arabescos. Las faldas son locamente, amplias, largas siempre, aunque dejando ver el nuevo contorno, dibujado por M Z. zapatero. E l público se alinea para dar paso a dos novias, una con traje de raso blanco, de corrección digna de la firma, que ostenta: la otra, de raso nacarado, casi rosa, cubierto de tul ilusión del mismo color y maestramente movido. L a directora de esta Casa nueva nos ha revelado la contribución considerable que una mujer puede llevar a la moda; no ha cesado de presentar colecciones, tan afortunadas como personales. Hoy nos muestra una serie de ideas utilizando telas de algodón lisas y con dibujo menudo para conjuntos preciosos; faldas o vestidos obscuros se completan, con chaquetas ideales de piqué claro. Las oposiciones de colorido y de telas, los colores lavados, que llamábamos pastel, hacen un efecto pachucho de buen tono. Siguiendo esta norma, la modelista lanza sus colores preferidos, ejecutados siguiendo a tono con los polvos de arroz y las pinturas; hay que ser mujer muy refinada para haber- tenido la idea delicada de emparejar el cutis con el traje. La banana un poco rosada es el tono predilecto. El aire es distinguido y sobrio, como corresponde al nombre del modisto. Puesto que entre tantas cosas exquisitas es preciso elegir, diré que en las sedas y las lanas sobresale el schamtimgs florido; la tela vaporosa por excelencia se llama Malgache, especie de brochado de seda con dibujos brillantes sobre fondo mate: delicados bordados a la inglesa en blanco, ostentan cinturón rosa, azul o verde; la cinta de seda negra alterna con bandas de tul del
 // Cambio Nodo4-Sevilla