Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 12 DE 111 N 1 O NUMERO D E 1931. DIARIO DO. ILUSTRAV 1 GE- AÑO SIMOSEPTIMO N. 8.859 S U E L T O 10 C E N T S REDACCIÓN: PRADO 1 D E S A N S E B A S T X A N S U S C R I P C I O N E S Y A N U N C I O S MUffOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N SEVILLA LAS GRIETAS D E CON 1 UNCION LA INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS E l Consejo de ministros de ayer larde T e r m i n a n t e respuesta del señor L a r g o C a b a l l e r o al presidente de la G e n e r a l i d a d Madrid 11, 9 noche. L a nota interesante recogida por los periodistas a la entrada de los ministros al Consejo de ayer tarde, la dio el de Trabajo, Sr. Largo Caballero, quien se expresó en estos términos: En el mensaje presidencial leído por el Sr. Maciá ante los representantes de la Diputación catalana, se afirma que el Gobierno prometió a los miembros de la Generalidad ciertas, delegaciones de servicios, entre ellas algunas de trabajo. L a aseveración es total y absolutamente inexacta. Ustedes recordarán que estuvo en Madrid el consejero de la Generalidad Sr. Serra y Moret, y que sostuvo conmigo una entrevista que duró siete cuartos de hora. Pues en esta conversación se habló de las delegaciones y se examinó la petición de ellas, rechazándose de un modo completo. N o se le otorgó n i una sola al Consejo de la Generalidad. H i z o el Sr. Largo Caballero una pequeña pausa y agregó: -S i todo lo demás del documento refleja la verdad lo mismo que eso... De los demás ministros, el Sr. Albornoz dijo que, probablemente, el Consejo se ocuparía de las economías que se han de introducir en el departamento de Fomento y en algunos otros ministerios. Con respecto a los ferroviarios que fueron despedidos el año 17, dijo que está al habla con las Compañías y que a la próxima reunión ministerial llevará seguramente una fórmula. Los demás consejeros no hicieron manifestaciones. Como se sabe, el Consejo se ha celebrado en el ministerio de Hacienda. E l Sr. Besteiro ha reiterado que las elecciones pondrán término a la conjunción republicano- socialista. Se refiere, naturalmente, al cese de sus correligionarios en ¡as funciones y responsabilidades del Gobierno y, en consecuencia, a la adhesión de los socialistas al Gobierno; hecho preestablecido en el pacto de San Sebastián, descontado desde el 14 de mayo, y que no entraña novedad ni sorpresa. Pero la conjunción se cuartea y resquebraja por otros sectores con división prematura e irremediable. N o hay más que leer las informaciones de provincias. En muchas de ellas, los elementos históricos repulsan a los elementos de la derecha; en otras, donde preponderan las tendencias templadas, se niega plaza a los más radicales, y éstos abandonan airadamente el local donde se habían reunido para la, i n teligencia. E n fin, los propios socialistas, tan habituados a la disciplina, la olvidan y la quebrantan allá donde pueden negar o regatear acogida a los republicanos no izquierdistas. Comienzan a surgir candidaturas rebeldes, y hasta se alientan desdecía Prensa, adjudicándolas la calidad de auténticas, populares, frente a las oficiales de los Comités. E n Madrid mismo, donde Jas juntas centrales parecían llamadas a d i r i mir las querellas y a imponer la autoridad delegada, estallan ruidosamente las disensiones. Y a en la reciente asamblea del partido radical- socialista, surgió la rebeldía; a duras penas se contuvo por los votos de las representaciones provinciales; pero ahora se reproduce definitivamente y la agrupación de Madrid, desentendiéndose de todos los organismos superiores y acuerdos, se declara autónoma y revolucionaria y anuncia su decisión de luchar con propia candidatura, en unión de otras fuerzas de izquierda. t E l Gobierno, que ha procurado extorsionar la organización y el camino para que las fuerzas de oposición cubriesen todos los E l ministro de Justicia llegó al Consejo puestos de minoría, hallará en las Cortes oposición más dificultosa, irreducible y te- muy retrasado. D i j o que acababa de informar ante la naz con los elementos disidentes, que no comisión agraria acerca de un caso típico, dejarán de alcanzar una parte de aquellos que está sin resolver. Se trata de una senpuestos. Se habrá perdido en ponderación, tencia del Tribunal Supremo del año 71, lo que ganarán el extremismo y la estrique está incumplida, y que afecta a 43.000 dencia. Y lo que se logre aritméticamente hectáreas, con lo que se resolvería el probleen mayoría total republicana será, sin rema social en Extremadura. medio, a expensas de la cohesión. E l más Añadió que había pedido un dictamen téciluso no podrá esperar que se desarrollen nico, no porque tenga dudas respecto a la los debates con la eficaz concisión que recuestión, sino para tener el aval oficial. comienda el propio Sr. Besteiro. E s más Acerca de la reorganización agraria, maprobable que, el ambiente, cargado de panifestó que la comisión técnica irá dando siones, y las pugnas exaltadas, malgasten dictámenes sucesivamente, para que el Gomuchas jornadas en la esterilidad estruenbierno estudie los problemas y resuelva sodosa. bre los más urgentes en las Cortes. Dueños de todos los resortes, dueños también casi absolutamente del campo, después Durante la celebración del Consejo se de las segundas elecciones municipales, que facilitó a los periodistas la siguiente nota: han alejado la posibilidad del adversario E n la reunión ministerial de esta tarde monárquico, las eleciones deberían ser para fueron examinadas las economías posibles los republicanos cosa llana, fraternal y pay de inmediata adopción en las obras púcífica, y van tomando en muchas provinblicas, creyendo el Gobierno que la tempocias el cariz de una batalla. rada actual es la más apropósito para susE l espectáculo no es imprevisto; asistipender determinados trabajos, cuya mano de obra puede ser ahora absorbida, en parte, remos a él como un espectador que, desde muy considerable, por las faenas agrícolas. e! prólogo, ha podido adivinar las escenas culminantes y. el desenlace. Resulta muy sensible para el Gobierno suspender, aunque sólo sea temporalmente, obras cuya realización había suscitado gran, des esperanzas en ciertas comarcas, pero ha de allanarse a realidades evidenciadas por el estado de nuestra Hacienda, el cual exige cuantiosos sacrificios para impedir un desnivel presupuestario producido por la dotación insuficiente d- e muchas partidas de gastos indispensables y por el acometimiento de obras públicas, en ritmo de aceleramiento incompatible con nuestra potencia económica. Después de muy maduro examen, en el cual intervinieron todos los ministros, se acordaron las siguientes reducciones: Servicios hidráulicos. -Obras de riego, 1.400.000 pesetas. Defensas y encauzamiento, 200.000 pesetas abastecimiento de poblaciones, 725.000 pesetas, y subvenciones y auxilios, 4.175.000 pesetas. Total, 6.500.000 pesetas. E n esta baja van incluidas las subvenciones para los altos del Alberche y pantanos de L a Toba. Ferrocarriles. (Obras de mejora y adquisición de material en líneas de explotación. Dobles v; 1 as, 4.100,000; renovación de vía y refuerzo de puentes, 7.000.000; adquisición de material móvil y de tracción, 22.000.000; servicios eléctricos, 2.000.000 pesetas; y otras obras de mejora, 15.000.000. Total, 51.000.000. Se consigna para atenciones imprevistas 1.000.000 de pesetas, con lo cual la economía efectiva es de 50.000.000 pesetas. Las atenciones que se consideran de mayor urgencia, y que de consiguiente no se abandonan, son las que se refieren a renovación de vía 3 refuerzo de puentes, pues es operación que no puede interrumpirse, por requerirlo la urgencia de poner las líneas en condiciones de dar paso a los motores modernos, muchos de los cuales están adquiridos y otros en trámite de ejecución, y la necesidad de establecer las velocidades que requieren los intereses públicos. E n esa partida, se. calcula la baja, teniendo en cuenta las necesidades del presente año, y las obras ya ejecutadas y pendientes de pago. Sigue en curso de urgencia la ejecución de obras por el capítulo de dobles vías, algunas de las cuales, ya comenzadas, no conviene interrumpir. E n el concepto de adquisición de material móvil y de tracción, se tiene en cuenta solamente, de una manera aproximada, los compromisos que es preciso satisfacer en el presente año para la ejecución de esta clase de material que se comprometió en años pasados, dando lugar la baja propuesta, a que se suspenda, en absoluto, la autorización a las Compañías, durante el presente año, para contratar suministros de esta clase. E n los conceptos eléctricos y. otras obras de mejora solamente se calculan como precisas las cantidades que deben ser abonadas por certificaciones de obras, ya comprometidas. E n cuanto a atenciones. para los ferrocarriles explotados por el Estado se considera absolutamente preciso dejar la cifra tal como estaba puesta en el plan económico, dada su pequeña importancia (3.700.000 pesetas) E l Consejo Superior de Ferrocarriles, y con él la dirección del Ramo, procederá al