Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA O 1.6 D E 1 DE- 1931. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S K E B A C C I O N PUADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES DIARIO DO. ILUSTRA- A Ñ O V 1 GE- SIMOSEPT 1 MO N. 8.1 X ANUNCIOS, MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T D A N SEVILLA ciara aquel país ante el desnivel de la hadanza? Seguramente, no. Pues ya que, al parecer pasivamente, todo el comercio del automóvil de nuestro país ha visto sin un motivo plenamente justificado derruido su desenvolvimiento, a cuyo palenque apudió amparándose en las leyes, hora es ésta llegada dé que ese decreto, cuyos fundamentos han sido totalmente destruidos, por cuanto ni uno solo de los argumentos esgrimidos por el Sr. Wais ha podido demostrarse en eltranscurso dé. diez largos meses, sea derogada, como tantos otros, publicados en épocas de dictaduras, y pueda proseguir su marcha, engrosando de cada día más las haciendas del Estado, de la provincia y del Municipio. L A CONSTITUCIÓN Y LOS ESTATUTOS RE. GIONALES Frente al optimismo ministerial, que su pone breve y expedita la fórmula legislativa para el problema del regionalismo la reali d d va confirmando nuestra creencia de que a ha- de ser espinosa y difícil la elaboración, si h a de- contenerse, y no debe esperarse de otro modo, en la precisión de una e intan gible y superior soberanía, atributo de la sagrada unidad nacional Es posible que nos equivoquemos; no abrigamos la. pretensión de ser infalibles; pero estimamos que la lógica y el sentido práctico, simultáneamente aconsejaban el método inverso al que se sigue. Parecía, en efecto, lo más lógico, y también lo más factible, que la Constitución diera la pauta, o, si se quiere, la figura y el molde para la autonomía- -mejor provincial que la conjunta de regiones- con definición y límites categóricos, bajo un pie de absoluta igualdad, sin posibilidades de trasponerla ni deformarla con exclusivismo o privilegios, y que luego, dentro de los mismos límites, cada provincia o región confeccionara su E s tatuto, recabando la facultad reglada para las materias concedidas a su función autó noma. -P o r el contrario, cuando aún se desconoce el proyecto constitucional y, consiguientemente, él área y alcance de las potestades que el Litado puede ceder, se redactan los Estatutos, -on la probabilidad de excesiva amplitud, r i v a r r a y las Vascongadas ya lo han discutido y aprobado, en una Asamblea solemne de Ayuntamientos. Cataluña lo pu blic- ai- á muy pronto. Y sucesivamente otras provincias, que aspiran a coordinarse. E l Estatuto vasco- navarro, cuyas líneas generales anticipa, la información telegr áfi ca, también está presidido por el concepto y nombre de Estado. Se, trata de constituir el E s t a d o del país vasco Y partiendo de ese principio no sorprende que una de las pretensiones consista en resolver por Su cuenta, con independencia completa de lo que haga e l Gobierno de la República española, el problema de la Iglesia, tratando directamente con el Vaticano es decir, estableciendo Un Concordato de Estado a Estado, de potencia a potencia. L o cual, lógicamente, implicaría otra vez, o en otra materia, la soberanía de estipular convenios con cualquier país extranjero. Y es que en. el derecho político, las palabras que definen y califican no son vocablos vacíos ni convencionales. U n Estado en el concepto común, es- una nación organizada y esencialmente libre, aunque su enlace con otros, en convivencia confederativa. Aceptar, el equívoco, sobre todo en el texto, de una ley, y nada menos- que de una ley fundamental, es asentir a un cambio de he cho hiás o menos lento, a una especie de prescripción adquisitiva para la emancipación. N o sólo los derechos reales; otros muchos- también se adquieren definitivamente j por, el consentimiento, implícito. N o tendrá duda de ello jurisconsulto tan eminente como el Sr. Alcalá Zamora. Queremos decir, que, además de aceptarse mi procedimiento inverso, vemos el riesgo de que se acepte un punto de arranque inconveniente e inadmisible. Y a veremos có 1 mo reciben y dictaminan sobre esos proyectos de Estatutos las ponencias que Jas Cortes designen o que, anticipadamente evacué el Gobierno, si de por sí ha de ser- -3 ello parece lo más autorizado; en el orden de iniciativa, responsable- -el propio Gobierno. Pero desde ahora reclamamos que se prescinda, en términos rotundos, de contexturas y apelativos. -que, directa- o indirectamente, puedan debilitar la unidad nacional de E s paña, representada por la suprema soberanía del Estado; de un Estado sin multiplicador ni divisores. EL C ERGIO DEL No hay impaciencia injustificada, sino necesidad inaplazable, para que las negociaciones con Francia se reanuden y se concluyan. L o demandan en un orden inverso, pero igualmente de conveniencia, intereses de exportación y d e i m p o r t a c i ó n Entre los primeros, a los que ya hemos dedicado reiterada mención, sobresalen Iosvinícolas y los de la fruta. Sería lastimoso y hasta propicio a una situación- desventajosa el que fueran pasando los meses y l a vendimia añadiera un factor más a la pérdida de cosecheros y comerciantes. E n cuanto a la fruta, parece ocioso el consignar cómo desde esta fecha hasta el otoño se comprende la temporada más aprovechable para los envíos. Por lo que se refiere a la importación, hay también razones de urgencia, ya que las trabas afectan a las actividades de nues. tra propia economía. L a paralización de importaciones de automóviles, por falta de producción nacional, va encareciendo el precio del transporte de. mercancías y pasajeros, reduciendo, -a la vez, los ingresos considerabilísimos que el ramo del automóvil y del ciclo producía a la Hacienda española. Encarece el transporte por el excesivo precio de los neumáticos, por el excesivo precio de las reparaciones en coches excesivamente gastados, y reduce los ingresos a la Hacienda por cuanto, habiéndose matriculado en años anteriores 21.855, 9 5 25.86,6, en 1926; 27.087, en 1927; 34.443, en 1928; 36.928. en 1929, en el año 1930, por la baja experimentada, en los últimos cinco meses del año, se matricularon 25.354 coches, esto es, en cifras exactas, once mil quinientos setenta y cuatro vehículos menos que en 1929, y este año, al paso que vamos, y si el grave mal que se padece no se remedia prontamente, se llegará, difícilmente, a la importación de diez mil unidades. Examinemos por un momento, y muy l i geramente, cuáles han sido las cifras del balance comercial, según datos, estadísticos que nos han procurado entidades económicas de Barcelona. Exportación española. -Años: 1927, pesos, 81.000.000.000; 1928, 102.000.000.000; 1929, 89.500.000.000. -Importación: española. -Años: 1927, pesos, 75.ooo.ooo. coo; 1928, 8 r. 000.000.000; 1929, 67.000.000.000. ¿Es que cree el Gobierno que los ramos de industria. y agricultura, interesados en mantener esa cifra- de exportación, verían. pasivamente una ruptura comercial, que inie n 1 2 INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS En la Presidencia Visitas al presidente Madrid 15, 6 tarde. E l jefe del Gobierno abandonó su despacho a las dós de la tarde. -i Qué hay- -le preguntaron los periodistas- -de la detención del cardenal Segura en Guadalajara? -Eso no es de mi jurisdicción. En Gobernación les dirán a ustedes lo que haya de eso. Floy ha sido para mí un día de peso. -Presentó, sus credenciales el ministro de Santo Domingo, y he recibido la visita de muchos candidatos. E l presidente recibió al Sr. Chapaprieta y a una comisión de propietarios agrícolas de Extremadura. 1 En Gobernación E! gobernador de A l m e r í a Madrid 16, I madrugada. E l ministro de la Gobernación ha elogiado el espíritu republicano que encontró ayer en la población de Zamora. H a dicho también que como el alcalde de Talavera había sido nombrado gobernador civil de Almería, el pueblo, que le quiere mucho, se ha opuesto a que salga de allí; y ha venido hoy a Madrid una comisión para pedir al Gobierno que continuase al frente de la- Alcaldía. -A s í pues- -dijo el Sr. Maura- -habrá que cubrir este Gobierno civil y también Orense, y quizá alguno más. También manifestaron en Gobernación que se había acordado el Lv: íamiento del estado de guerra en Sevilla. En Instrucción Pública Las oposiciones a cátedras. Curso para extranjeros de la Universidad de Liverpool, en Santander E l subsecretario de Instrucción Pública recibió a los periodistas diciendo que ya había emitido dictamen el. Consejo de Instrucción Pública sobre las bases que han de regir. -para oposiciones a cátedras universitarias. Seguidamente manifestó que está pendiente de estudio el reglamento relativo a cátedras de Institutos ya que es deseo del