Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 19 DE JUNI O DE 19 3 1 E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 30. señores pialados metropolitanos, cuyos acuerdos nos reflejaron fechados en Roma, hacía suponer, lógicamente, la permanencia del señor cardenal en l a Ciudad Eterna. Sobre el haber constituido su regreso una sorpresa, fué también inquietante para el Gobierno, que, personalidad tan destacada, de tanto relieve y viso, no se supiera en muchas horas en dónde se encontraba, ni se conocieran en forma alguna los propósitos de su estancia tan recatada, apareciendo en forma i n tranquilizadora que hallaba eco en las alarmas y protestas deplorablemente renovadas de l a opinión. Pregunta V E si las determinaciones del Gobierno estarán fundadas en consideraciones de orden público o ataque, por su parte, a las leyes de la República. Siempre con el debido respeto habré de contestarle que el peligro de aquel orden se vio patente desde su aludida pastoral y resurgió de nuevo con su presencia; que esas inquietudes pesarían en su ánimo después de escrita la comunicación para dar asentimiento voluntario a l a indicación atenta que primero juzgó no debía de oir. E n cuanto a las leyes de la República, la raíz y total asiento de su eficacia está en el respeto a l a institución mixta, y cuando ésta se ataca, entonces sus preceptos quedan alcanzados con el quebrantamiento o riesgo consiguiente y proporcionado a l a autoridad de quien expresa su discrepancia y su oposición. Tengo, afortunadamente, por seguro que su viaje encontraría todas las facilidades secundarias a que alude, así como celebro muy sinceramente se mantuviera el estado satisfactorio de salud que le deseo y que los facultativos comprobaron. Alégrame también las atenciones que con noble rectitud proclama, por parte de la Guardia civil y Policía, y puedo asegurarle que semejantes miramientos, lejos de significar contrastes que parece insinuar con la actitud del Gobierno, son l a obediencia debida y guardada a las reiteradas instrucciones del mismo, que siempre, y muy señaladamente, en relación con V E procura aún en situaciones delicadas y difíciles que quiso evitar, la conciliación entre los respetos que la persona y l a j e r a r q u í a inspiran y la firmeza con que ha de proceder en l a defensa y guarda transitoria de un Poder supremo que, libre de perturbaciones, ha de entregar a la representación del país. N o e x t r a ñ a r á tampoco a V E que el gobernador civil de Guadalajara, quien nos transmite su escrito con toda eficacia y deferencia, no se pusiera en comunicación d i recta con el señor cardenal. T a l vez pesara en el- ánimo de aquella autoridad civil la impresión de extrañeza que a todos produjo el hecho de que V E mostrara su desvío extremado para el contacto con toda autoridad civil de la República, incluso con el señor gobernador civil de Toledo, persona de religiosidad manifiesta, ortodo. xa, intachable, de templanza extraordinaria, y predisposición, 110 correspondía a facilitar, del modo m á s cordial y considerado, l a comunicación del Gobierno republicano con l a primera autoridad eclesiástica de E s- paña. Deseo, y querría poder añadir que espe, ro, eminentísimo señor, reflexiones de su elevado espíritu, conducentes a dar de nuevo carácter voluntario, como creo que al fin lo ha tenido, a esta su segunda ausen. cia, y, sobre todo, aquietamiento al pueblo español, en bien del orden que afecta a todos los ciudadanos, y con provecho para la Iglesia, que interesa, cuando menos, a todos los católicos. Respetuosamente se despdide de V E su atento seguro servidor, q. b. s. a. p. Niceto Alcalá Zamora. Eminentísimo señor cardenal primado fion Pedro Segura, M A N F E S T A C ION ES DEL DIRECTOR GENERAL DE SEGURIDAD La final de! campeonato de España E l director general de Seguridad ha manifestado esta madrugada a los periodistas que se han tomado algunas determinaciones para el mayor orden durante el partido que ha de celebrarse entre el Athletic de B i l bao y el Betis Balompié, de Sevilla, para e l final del campeonato de España. Dijo que como había algunas. dificultades en el campo del Madrid, ha pensado hacer dar la vuelta a los vehículos por detrás del hipódromo, y una vez llegados allí, que la gente se dirija- a pie hasta el lugar del partido. H a visitado al director general una comisión de la Federación para tratar sobre este punto, y el Sr. Galarza conferenciará con el alcalde para resolverlo definitivamente. D i j o también que las entradas para el partido llevarán una letra correspondiente a la puerta por la que ha de penetrar al campo el poseedor de aquéllas. Asimismo habrá fuerzas diseminadas para impedir la entrada de las personas que no tengan billete, y ha dispuesto que no haya taquillas en el campo para evitar la aglomeración. Se instalarán cinco taquillas, una, en las Descalzas otra, frente al Museo de Pinturas; otra, en la Castellana; otra, en la entrada dei Retiro, y se buscará sitio para la quinta, que se cree será colocada en los Cuatro C a minos. Dos de las taquillas serán para despachar entradas de general, otra para preferencia y ctra para tribunas. Será perseguida con todo rigor la reventa de localidades. A l a r m a s e n R e c o l e t o s p o r unas ciones detona- partido de Acción Nacional, en Chámartín, al que asistía un delegado de la autoridad. De Chámartín solicitaron fuerzas de M a drid, comunicando que había estallado un pequeño motín en aquel pueblo con motivo de la reunión citada. Posteriormente, el alcalde amplió detalles, manifestando que entre el vecindario de Chámartín había alguna efervescencia e n contra de la reunión, por lo que decidió suspenderla, a fin de evitar alborotos. Por esta causa, hubo algunos disturbios. E n la calle de O Donnell resultaron con d i versas heridas leves Manuel Casanova Jiménez, afiliado a la Acción Nacional. Durante los sucesos, el público se fijó en Hipólito C. Pastor, también afiliado a d i cho partido, y le señaló como monárquico. Entonces, un grupo de individuos trató de agredirle, por Ío que fué necesario que i n terviniera un inspector de la Guardia urbana, que le detuvo para librarle- de las iras de la multitud. Las oposiciones a Policía Se ha publicado una orden ministerial- -dijo el Sr. Galarza- -para que puedan acudir a las oposiciones los que hayan cumplido veinte años en primero de septiembre, y justifiquen estar exentos del servicio m i litar o haberle cumplido ya, voluntariamente. E N D E F E N S A D E LOS PRINCIPIOS RELIGIOSOS U n a instancia suscrita p o r más de diez mil familias malagueñas Madrid 19, 2 madrugada. Como desde hace algunos días se venían registrando por las noches en Recoletos algunas alarmas entre él público, debido al estallido de pequeños petardos, l a Policía ha montado un servicio de vigilancia. Anoche, aproximadamente a las once, se oyó una detonación, que dio lugar a sustos y carreras y a alguna confusión entre el público que se hallaba a aquellas horas paseando por el mencionado lugar. L a Policía, que ya estaba sobre aviso, vio que varios individuos trataban de ponerse en fuga, procediendo a detenerles. Uno de los aprehendidos se llama L u i s Rodríguez Panadero, de veintitrés años, que vive en Francisco Guzmán número 19 (Carabanchel Bajo) Interrogado convenientemente, manifestó que, en efecto, había entallado un explosivo que había llevado á aquel lugar un sujeto llamado Ricardo V i l a al que acompañaban otros dos, Francisco Macías- y J u lio Madariaga, este último hijo del farmacéutico del mismo nombre. Ricardo Vilante, también detenido, manifestó que ayer se había dedicado a- desmontar unas piezas de los fuegos artificiales que se prendieron alrededor de la Cárcel Modelo, y que había encontrado dos pequeños petardos, que se guardó en el bolsillo. A y e r se dirigió con varios amigos a Recoletos, y prendió unos de los petardos. Julián Madariaga, estudiante, ha coincidido en estas manifestaciones. Francisco Macías declaró que se trataba de una broma. mitin d e Acción Nacional, d e C h a martín E l director de Seguridad agregó que, para ayer noche, se había anunciado un mitin del El E l pueblo católico de Málaga y su provincia ha enviado al presidente del Gobierno provisional de la República la instancia s i guiente Los que suscriben, más de diez mil familias vecinas y domiciliadas en esta capital y su provincia, todos mayore s de edad, a V E con el debido respeto, exponen: Que tras el silencio que vienen guardando desde los tristísimos y repugnantes sucesos atentatorios a la Religión cristiana en varias poblaciones de España, y particularmente en esta capital, ejecutados durante la noche del 11 y día 12 de mayo último, debido 1 más exquisito sentido de prudencia al estar esta ciudad en estado de guerra, sé deciden a romperlo, para elevar a la- más alta autoridad de España su enérgica protesta por los mismos, atentatorios a toda idea de libertad, cultura y moralidad, y que llevaron la intranquilidad a todos los hogares. De igual forma protestamos enérgicamente centra la injustificada petición formulada al Gobierno por algún elemento sofcr e la expulsión de las Ordenes religiosas, que tanto bien reportan a la Nación con su protección al desvalido, con su socorro material, sus enseñanzas culturales y asistencias a los enfermos, las que tan unidas están a la parte más brillante de la historia de nuestra Patria, que llevaron nuestro pabellón en las avanzadas de la civilización, y las que hoy mismo, en las tierras más lejanas, extrañas a nuestro país, hablan a hombres de otros pueblos y de otras razas de las excelencias de España, haciéndola ante sus ojos respetada y querida. Últimamente solicitamos ds su elevada autoridad que a nuestro virtuoso y querido señor obispo se le invite por el Gobierno a regresar a nuestra diócesis con. las garantías debidas, aquietando así, en principio, nuestras conciencias, esperando, excelentísimo señor, que acogiendo nuestra formal protesta seremos atendidos en nuestros legítimos deseos. Málaga p- ¡ra Madrid, a 13 de junio de 1931.
 // Cambio Nodo4-Sevilla