Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
evolucionaba y a hacia la clemencia y hacia, una pasión, fértil siempre en agitaciones de D a n t o n con Robespierre en la organila reconstitución de la patria sobre ías b a y en movimientos patéticos. Poco hay que zación de elementos sociales quedebían afirses de una revolución triunfante. E s o fué aplaudir al poeta, que, por deliberada fidemar la República. precisamente lo que le perdió. A la hora en H a b l o n a t u r a l m e n j e d e la parte de lidad a una idea, reduce las dimensiones de fuera, como simpU- Mnentarista de hechos que él empezaba a estar harto de. sangre, un éxito que tiene a la vista y que u n retóque nadie n i p g S r P o r g se e ha l l a m a su amigo fraternal, Robespierre, empezaba rico vulgar n o hubiera despreciado. do a Da 5 n el gigante. Y o no- liré que a sentir la necesidad de más altas dosis. i Magnífica F r a n c i a! E s t e mismo país, sea- atr ensador, ni le h i z o falta erlb para P e r o en fin. en F r a n c i a los dos cámara. que h o n r a a D a n t o n y a Robespierre, a l mover las pasiones populares en la direc das figuran en el: santoral laico de la Réprimero mucho, más que a l segundo, como ción del ideal común. F u é u n tribuno con rñfolfca. y. por lo tanto, son, en cierto senes de rigor, envía sus ministros a la p r o inefables aptitudes de estadista. Que c o í? te, inviolables. E l error principal de Saint cesión de J u a n a de A r c o que fué una gran metió la indignidad de asociarse a la ejeGeorgfes ¿e ouhelier h a sido el fijar l a patriota, pero también una santa venerada cución del Rey, que acaso hubiera podido atención exclusivamente en el hombre, pú- -en los altares Y es que solamente los vie- impedir con su influencia e n la Convención? blico, desdeñando su id privada. Ü n draj o s son tolerantes. P a r a que una República E s cierto. A q u e l l a complicidad en el r e g i m a- sin una intriga de anret perfectamente l o sea es preciso que tenga canas... y la cidio, y el n o haber evitado, como pudo, verosímil en u n hombre de la desenfrenafrancesa las tiene a millares, y se permite las matanzas que lo precedieron, han e m da sensualidad de D a n t o n n o interesa, sino el buen gusto. de no teñírselas. p i n a d o su prestigio; pero todo hace supoa medias. L a idea, meramente abstracta -de ner, recordando su estado de espíritu desMANUEL B U E N O la expiación de Robespierre, ahogado en la pués de aquellas catástrofes, que D a n t o n sangre de su amigo, no conmueve l o que París, junio, 1931. a 0 -I B i, En la Chopera del Retiro se ha representado con éxito entusiasta, y formando parte de las fiestas, republicanas, la famosa tragedia, de Hofmannsthal, E l e k t r a inspirada en la de Sófocles. Margarita Xirgu transmitió al público toda la emoción del poema trágico. Las fotografías precedentes reproducen tres escenas interesantes de la obra el día de su representación al aire libre. Fotos Alfoiiso.
 // Cambio Nodo4-Sevilla