Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDIFICIO PUBLICO Fachada del Museo Tiahuanaco en la ciudad de La Fas. y el por tantos años arbitro de los destinos venezolanos aceptó tal requerimiento, asumiendo todos los poderes y anunciando proyectos de reformas constitucionales, que parecen indicar u n resurgimiento de energías, que ya muchos creían totalmente agotadas. E l general Gómez colócase, pues, de nuevo en el primer plano de la política de su país, y, salvo lo imprevisto, los principios de sü nueva etapa de Gobierno seguramente han de transcurrir en completa calma. todas las dificultades que han surgido en su camino e i r preparando, al propio tiempo, la convocatoria de las elecciones, que, restableciendo la legalidad constitucional o creando una nueva, dé al Perú un legítimo primer mandatario. Entre los problemas resueltos por la Junta de Gobierno figuran e l término de una larga huelga y otros conflictos sociales y l a sofocación de una intentona encabezada por el coronel- D. A u r e l i o García Godos, refugiado en Chile, país en el que se negó a aceptar un cargo diplomático, que era, en L a situación en el Perú rigor, un destierro disfrazado. L a actual Junta de Gobierno del Perú, Pero el aspecto más delicado y serio que que preside D David Samanez Ocampo, ha ha tenido que abordar el Gabinete del docpodido, hasta el momento presente, vencer tor Samar. cz. Ocamno ha sido, sin duda, el 1 relativo al regreso del cómandánie Sánches: Cerro. i E l caudillo de l a rebelión de- Arequipa, que derrocó al presidente Sr. Leguía, fué en u n momento dado el ídolo popular del Perú, pero su gestión presidencial de seis meses escasos, falta del tacto indispensable en los gobernantes y cualidad que no se i m provisa sino raramente, le gastó por completo, restándole popularidad y creándole m u chos enemigos su propósito, que anunció desde el Poder, de aspirar a l a presidencia de la República en las elecciones que se proponía celebrar. Conocidos son, y aquí los hemos relatado detalladamente, los sucesos que obligaron a l comandante Sánchez Cerro a renunciar a su candidatura, primero, y a l a presidencia de l a Junta de Gobierno, después, emprendiendo seguidamente un viaje a E u ropa. N o se ayino, sin embargo, el comandante Sánchez Cerro a ese apartamiento del P o der, que en un instante de audacia, decisión y fortuna conquistara, y queriéndose engañar a sí mismo, en sus declaraciones en el exterior hizo hincapié en l a afirmación de l a voluntariedad de su salida de la patria natal, agregando que mantenía su candidatura para las elecciones presidenciales, estando- seguro de un triunfo resonante. Como anunciara continuamente su regreso al Perú para preparar personalmente la campaña electoral de. su candidatura, su antiguo cantarada y defensor el comandante don Gustavo Jiménez, actual ministro de l a Guerra, en nombre del Gobierno le dirigió a París una cariñosa carta, aconsejándole que no emprendiera viaje al Perú y que esperara en Europa el resultado de la contienda electoral para l a presidencia, que, según nuestras últimas noticias, tendrá lugar el 13 de septiembre venidero. Lejos de aceptar el consejo, el comandante Sánchez C e r r o se dirigió al Perú, sin que le haya sido dable pasar de Panamá porque el Gobierno tomó el acuerdo de negarle l a entrada en el territorio nacional fundamentando su decisión en que Ja presencia en el Perú de aquel militar provocaría, a juicio de la- Junta de Gobierno, una inmediata sublevación en el Norte y en el Sur del pais, especialmente, y además en que la M a r i n a l a Aviación y l a Policía se han manifestado enérgicamente opuestas al regreso del comandante a quien nos. venimos refiriendo. Nuestra opinión es que el Sr. Sánchez Cerro dejó pasar l a oportunidad única que tuvo de acrecentar con hechos el prestigio de que las circunstancias le rodearon, y que las mayores probabilidades son de. que será derrotado en la próxima lucha electoral, sin que sea fácil su triunfo, que quizá intente, por medios violentos, que. en todo caso habría de consolidarse por los métodos dictatoriales que él anunció vino a cortar cuando se rebeló contra el Sr. Leguía. Con respecto a los otros candidatos a la presidencia, nada podemos, decir aún en concreto, si bien creemos no equivocarnos mucho al conceder importancia en tal sentido al viaje emprendido al Perú, en uso de licencia, por el general Benavides, actual ministro plenipotenciario en Madrid. JÓSE GUTIÉRREZ- RAYE UN P D 1 SCURSO PANAMÁ DEL D E RES 1 D E N T E Palabras gratas para España E 11 l a ceremonia de la entrega, a Panamá, en la persona de su presidente, de un busto de Bolívar, obra del escultor Benlliure, ofrecido por el representante diplomático de España, en nombre de su Gobierno, celebrada recientemente en l a ciudad de C e-