Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. B. C. J U E V E S 2 D E J U L I O D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G i5 CINEGRAMA S Estadística U n a revista francesa hace llegar a 41 S los cinematógrafos inaugurados en E u ropa a partir del mes de junio de 1930. L o s nuevos locales suman un total de 400 067 localidades. La Unión Americana de Productores de Películas ha calculado que el cinema representa actualmente un capital de 2.500 millones de dólares en todo el mundo. Los ingleses calculan que los estudios europeos han producido durante el año 1930 600 grandes films, que representan un capital de 6.600.000 libras esterlinas. Alemania figura en el primer lugar, con 2.400.000 libras; sigue Inglaterra, con 2.000.000, y luego, Francia, en el tercer puesto, con 1.600.000. E l resto de 600.000 libras se distribuye entre Austria, Checoeslovaquia, P o lonia, los países candinavos y Rusia. sido una gran sorpresa. Hace dos, meses su K. OVÍO de la niñez murió en Nueva Y o r k y se; decía que Lidian estaba inconsolable. Pero esto n o impidió que, actuando en el vodevil en Atlanta, se casara con un muchacho compañero de trabajo llamado W i l liam C. Scott. Wallace Beery y H e r b e r f Sombron son grandes amigos. Sombron llama cuñado a Beery. H a n sido en diferentes épocas maridos de Gloria Swanson. Noticiario E l gran actor japonés Sessue H a yakawa, alejado durante muchos años de la pantalla, acaba de llegar a Hollywood, donde interpretará, al lado de la linda chinita A n n a M a y W o n g el primer papel de La hija del dragón, película basada en la novela de Sax Rohmer. Betty Bronson, la diminuta actriz que debutó en el cinema con Peter Pan, ha filmado su primer papel de vampiresa. L a eterna ingenua aparece en su insospechado aspecto de mujer fatal en Los amantes vuelven, al lado de Constance Cümmings y Jack Mulhall. L a rivalidad G a r b o- D i e t r i c k Sigue la batalla entre los partidarios de la esfinge sueca y los de la dinámica estrella alemana. N o se pondrán nunca de acuerdo, porque todos ellos creen sinceramente que su favorita es l a mejor. U n productor de películas ha dicho, hace pocos días, la última palabra sobre, este asunto: -T o d o lo que se habla acerca del parecido de Marlene Dietrich y Greta Garbo carece de sentido común, porque a Greta la fotografían siempre de cintura para arriba, y a Marlene, de cintura para abajo. N u e v a s películas La pura verdad (Paramount; estudios franceses de Joinville) Director, M a nuel Romero. Reparto: Emilia, Enriqueta Serrano; Roberto, Manuel Rusell; señora Lamberty, María B r u Lamberti, José Isbert; Ricardo, José S o r i a Apolodon, M a nuel V i c o presidenta, A m a l i a de Isaura; Sivan, Pedro González; Sabel, Goyita H e rrero; reverendo Doran, Pedro Valdivieso; Ester, Antonia Colomé; Mdbel, P i l a r Casteig. L a misma editora anuncia para la próxima temporada, las siguientes películas, filmadas en Norteamérica: Indiscreción, por Marlene Dietrich, d i rigida por Joseph V o n Sternberg; Él teniente de la sonrisa, que dirige Erust con Claudette Colbert, Maurice Chevalier, M i r i a m Hopkins y Charlie Rugóles. E l mismo Chevalier y Elcanor Boardman son los protagonistas de La vida es bella, arreglo cinematográfico de uno de los grandes éxitos teatrales de París. H a c e diez años Rodolfo Valentino se hizo famoso en 1921, interpretando el papel de Tulio, el muchacho argentino de Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Horas antes de estrenarse l a película, no hubiera dicho nadie que el protagonista, uno de tantos actores mediocres del cinema americano, iba a ser, andando el tiempo, el sueño dorado de cincuenta millones de mujeres, el tipo modelo de todos los muchachos del mundo, y el que pondría de moda en la pantalla el amor latino y los tangos argentinos. L a señora John Barrymore (que fué en Nueva Y o r k esposa de Leonard Tilomas y ha escrito muchas poesías con el nombre de Michael Strangé) ha dado a luz una niña. E n 1931, la señora de John Barrymore (Dolores Costello) ha obsequiado a su esposo, el famoso J o h n Perfil con un precioso bebé, al que han bautizado con el nombre de Dolores Ethel. Carmel Myers acaba de contraer matrimonio con J N Kornblum, su amigo de la infancia. E n 1931 el marido de Carmel se llama Ralph Blum. N a t a l i a Talmadge y Buster K e a ton anuncian su próxima boda. H a n pasado diez años y Natalia Talmadge sigue siendo la esposa de Buster K e a ton. P o r algo Pamplinas es el hombre más serio del mundo. A B C EN HOLLYWOOD L a bolsa de la g l o r i a L a publicidad periodística es arma de dos filos: lo mismo sirve para el aplauso que para la censura. Y debiera ser siempre desapasionada, imparciai, justa. Pero, desgraciadamente, de análogo modo puede, utilizarse para ensalzar que para ofender. E n Hollywood abundan ambas manifestaciones. E l terreno es propicio y hay campo para todos. H a y quienes escriben honradamente y hay quienes se prostituyen por los dólares que les dan, ¡cuando no por los que se les niega! Junto al periódico honorable surge a menudo la hoja clandestina, destiladora dé veneno o simplemente de suciedad. Frente al crítico incapaz de venderse no falta nunca el chantajista dispuesto a aprovecharse. Se cotizan los adjetivos y, lo que es peor, se juega al alza o baja de las honras. Naturalmente, cuanto más se eleva uno, hombre o mujer, con más saña se le trata por la cuadrilla de los explotadores. N o se perdona a l que triunfa, y la envidia del bien ajeno, de la dicha ajena, sigue al triunfador como una sombra. E n pleno corazón de Hollywood- -en pleno estómago estaría mejor dicho- -funciona un organismo de publicidad, que sin el Corazones y contratos Joel McCrea es el último tenorio de Hollywood. H a y que oír a las mujeres hablar de él. Corteja a Constante Benuett y ha deshancado al marqués de L a Falaise, que precisamente se ha separado de Gloria Swanson con la intención de casarse con Constante. Pero Joel no está contento. Dice que su ideal es Corinne Griffith, y busca una Corinne soliera. E l matrimonio de L i l l i a n Roth ha menor escrúpulo vende sus servicios a los artistas deseosos de elogios y amenaza a los que no los compran con maquiavélicas informaciones confidenciales a los estudios en que aquéllos trabajan. ¿Paga el artista? ¡E s un genio! Y así se escribe para los i n cautos periódicos, que, gratuitamente, reciben la tendenciosa serie de crónicas sobre el cine y sus estrellas. ¿N o paga el artista? ¡Es un fracasado! Y si esto parece- poco, se llega hasta el insulto personal. Motiva estas líneas una nota que acabo de leer en varios periódicos simultáneamente. Se trata de un artista popularísimo, acreedor al máximo respeto, como lo fué en toda América, a la admiración unánime de cuantos le conocieron. ¿Su nombre? José Bohr. A José Bohr se le acusa en la nota aludida ele haber nacido en Alemania, lo cual es cierto, ¡pero no puede considerarse un crimen! Nació en Alemania y a. los pocos meses fué traído por sus padres a América, donde, al hacerse hombre, en! uso de un perfectísimo derecho de gratitud y d e voluntad, solicitó y obtuvo la ciudadanía de la República Argentina, honrando cuanto pudo, y pudo mucho, a la que desde aquel momento fué su única Patria. Enamorado de su arte, recorrió entonces medio mundo, divulgando lo más castizo de la música popular argentina, que gracias a él pudo ser saboreada en todo el continente. Se casó luego con una genial mujer, argentina como su arte, y acabó por detenerse en Hollywood, la Meca de los soñadores... Qué hizo Bohr en Hollywood? A B o h r se debieron las primeras películas parlantes en lengua española: Sombras de gloria y Así es la vida, que- -por muy humildes que fueran sus- méritos, ya que sólo debieran ser juzgadas, como ensayos dignísimos de un arte nuevo- -recorrieron en triunfo toda América y produjeron a la Empresa que las editó ganancias netas que triplicaron las cifras del costo, y aún siguen. De Sombras de gloria hizo, el propio Bohr, también en Hollywood, sendas versiones en alemán, en francés y en italiano, con otros tantos éxitos. Y a la vez, en lengua inglesa, filmó The rogue of the Rio Grande (El picaro de Río Grande) y Ex fíame (qué pudiera traducirse La ex amai da) todo lo cual, en el curso de un solo año, no fué poco. A l g o más hizo Bohr, anticipándose a lo que más tarde había de imponerse como una necesidad comercial, al mismo tiempo que un acto de justicia: en los repartos de sus obras incluyó, junto a los españoles, a los I hispanoamericanos. Por acordarse de éstos ie hicieron una injusta guerra ciertos individuos de muy estrecha mentalidad, que pretendían una exclusividad absurda en la filmación de las obras cinematográficas hechas en H o l l y wood, no solamente para España, sino para todo el mundo hispano. Y para colmo de las paradojas, el mayor enemigo de José Bohr lo fué cierto individuo que estuvo a su servicio, que v i vió de él algún tiempo y que, siendo español, renunció a seguir siéndolo ¡para h a cerse ciudadano de los Estados U n i d o s José Bohr- -compositor, pianista, cantante, actor, autor y director- -sueña ahora con ir a España, que no conoce, y lo hará este verano en cuanto filme sus dos nuevas producciones cinematográficas, en español y en inglés: -Bajo el cielo de Hollywood y El divino pecado. Cuando vuelva de España- -estoy segur o- sin dejar de ser un argentino, orgulloso de serlo; verá el mundo en José Bohr a un español más... MIGUEL DE ZARR. VJA. Hollywood, junio, 10,31,