Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
...LOS MARINEROS PROCEDEN A L ARRASTRE D E L CETÁCEO PARA DESCUARTIZARLO... Sobre las aguas, l a b a l l e n a- -u n magnífico ejemplar- -semeja u n balandro de grandes d i mensiones tumbado panza arriba. A unos trescientos metros de distancia el capitán advierte l a conveniencia de hacer el disparo. E l arpón- -una especie de cañón d i m i n u t o- -g i r a a ambos lados. Y de pronto se oye el estampido seco del disparo, cuya flecha ha hecho blanco sobre l a ballena. E s t a se sumerge rápidamente, revolcándose furiosa, lanzando u n sordo ronquido y elevando el agua a u n a altura aproximada de seis m e tros. BUENA PUNTERÍA ¡B u e n a puntería! -exclama el capitán. Y a u n a observación mía me a c l a r a -L a flecha, o sea el arpón, v a provisto de unos ganchos, que al penetrar en el cetáceo produce una segunda explosión, abriéndose aquéllos rápidamente. A l arpón v a amarrado u n cable, que, a su vez, queda sujeto a bordo. D e lo c o n trario, l a ballena desaparecería, puesto que al sentirse herida huye a g r a n velocidad, siendo menester muchas veces realizar u n segundo disparo. Se h a quitado presión a las calderas. U n nuevo arponazo ha dado muerte a l a b a llena, que a los pocos minutos aparece flotando sobre las aguas. L a tripulación muéstrase abiertamente satisfecha ante la presencia de la pieza cobrada, que es, según ellos, de las mayores que suelen aparecer por l a costa. E s media tarde. U n a vez situado el cetáceo en uno de los costados del barco, el capitán ordena el regreso a tierra. Sobre cubierta estallan las notas vibrantes de u n alalá, cuyo eco se pierde allá en l a lejanía brumosa. Parece que el Galicia navega ahora más resuelto y decidido, como orgulloso de su preciada carga. U n viento fresco corre a través de l a costa. E l mar está agitado. Mientras tanto, el capitán del pesquero me va diciendo: SEGUIDAMENTE ES DESPOJADA D E LA PIEL PARA REDUCIRLA A GRASA... en que l a ballena escaseó notablemente en el golfo de, V i z c a y a y entonces los gallegos y asturianos se iban a T e r r a n o v a y a Islandia, en dónde establecieron importantes factorías, con las cuales abastecían de ámbar y aceite a distintas ciudades europeas. Actualmente de l a ballena lo único que se obtiene de valor es aceite, marfil y guano. L a s ballenas no tienen valor alguno. C u a n do usaban corsé las mujeres valía una tonelada tres mil pesetas. ¿Q u é uso tiene el aceite? -S e utiliza para la fabricación de jabones. S u valor en iq 2 Ó ascendió a treinta l i bras esterlinas l a tonelada. ¿Y el guano? -A q u í e n Galicia, lo utilizan como abono, y, según afirman, es de excelentes resultados. D u r a n t e el año 26 la producción total en todo el mundo alcanzó una cifra de doscientos millones de pesetas, siendo los puntos más indicados para l a pesca los siguientes: G e o r g i a del S u r Congo, Fernando Poó, M a r de Ross, Perú, Méjico, Galicia, isla F e r o e y Cabo Blanco. -I Qué clase de ballenas se caza en nuestra costa? -H a y tres especies, o sea: l a balaenoptera musculus, que mide 25 metros, a p r o x i m a damente, de largo, y produce unos 150 k i los de aceite; la balaenoptera borealis, de 16 a 20 metros; ambas con barbas, que eran de las que se hacían las ballenas de los c o r sés. Y el cachalote, en cuyos intestinos se encuentra con frecuencia g r a n cantidad de ámbar, como aconteció aquí hace u n par de años, que al descuartizar un cachalote encontramos en sU interior ámbar por valor de doscientas m i l y pico de pesetas. D e los colmillos de este cetáceo se hacen magníficos bastones. EL R E T O R N O Regresamos a Caneliñas. U n a vez anclado el Galicia ante la ballenera, los marineros proceden al arrastre del cetáceo por la rampa construida ex profeso y sobre la que momentos antes se h a vertido una g r a n cantidad de aceite para facilitar el acceso de la ballena a la factoría. Seguidamente es despojada de l a piel, la cual pasa a u n a de las calderas para reducirla a grasa. E l resto de l a ballena, o sea el cuerpo, es descuartizado en sendos trozos, los que pasan a ser machacados entre grandes c i lindros de hierro. D e los despojos que quedan se hace el guano, para cuya preparación por el ácido sulfúrico es enviado a A l e mania. FINAL A g o n i z a l a tarde en una palidez cadavérica. U n último rayo de sol esmalta en oro la superficie de las aguas. L a s sombras avanzan sobre el acantilado, trepando hasta la cumbre, como u n augurio, sobre la costa de l a muerte... L. C O N D E D E R I V E R A (Fotos Jel autor. LA INDUSTRIA DE L A B A L L E N A -A l l á p o r los siglos x al x v i l a industria ballenera fué muy explotada en G a l i c i a y Asturias. H u b o una época en el siglo x v i
 // Cambio Nodo4-Sevilla