Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En los Estados Unidos S construye el dirioinl e mayor del mundo. ai Los trabajos de revestimiento del dirigible dentro de su hangar Cuando el conde de Zeppelirt construyó, hace treinta y un años, el primer globo dirigible del tipo que había de llevar su nombre en lo sucesivo, no podía sospechar, ciertamente, el portentoso desarrollo qae había de alcanzar sa invento. L a fe y la tenacidad del conde de ZeppelÍB vencieron de las enormes dificultades y de las pruebas adversas que se opusieron, al avance de este género de construcciones aeronáuticas, tan combatidas en so idea fundamental por los partidarios de los más pesados que el aire Pero así como la supremacía militar del avión fué reconocida por la generalidad, en ciertos aspectos, y á pesar de las desgraciadas pruebas sufridas últimamente por los nuevos tipos de dirigibles, la construcción de éstos no ha sido abandonada; antes bien, la colosal industria de Alemania, Inglaterra y los Estados Unidos responde con nuevos y maravillosos intentos a cada victoria ganada por la adversidad. Y es porque, no obstante el progreso incesante de los aparatos más pesados que el aire, la capacidad de sustentación de! dirigible y el mayor índice de seguridad ue trata de hallarse en cada nueva experiencia impiden abandonar este género de construcciones aéreas, que cuenta con tantos entusiastas como detractores. El di por dentro en un momento de su construcción. 1