Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 31 D E J U L I O D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA, P A G 20. parlamentaria; no tiene tras sí masas populares y carece del dinamismo que apreciamos en otros parlamentarios. Heñios venido aquí no por gusto, sino por deber. Pero hay otras razones, hijas ele los tiempos, que h a b r á n de ser tenidas (iü cuenta. L a democracia de hoy debe ser magna y urgentísima, en contra de la pasada, que era barroca y lenta. Este Parlamento no debe recordar en nada a los anteriores. Nada de tratar frivolamente las cuestiones; nada de violencias de lenguaje. H a y tres cosas que no podemos venir a hacer a q u í ni el payaso, ni el tenor, n i e l jabalí. (Aplausos. E n esta fecha, ese Gobierno- -añade- -es el único posible; no ya por sus elementos personales, sino por las fuerzas políticas que representa. Esta adhesión nuestra no significa entusiasmo por su obra genera! E l G o bierno dispone ya de unas Coi tes, y puede comenzar plenamente a gobernar. Ahora se le ofrece una ocasión magnífica para corregir su política. Creía que se iba a discutir la política del Gobierno, y he visto que éste, que ha venido a iniciar un nuevo régimen, quiere definirse- por una política tibia en el ministerio de Trabajo y por la acción de unos policías frente al desorden. Hubo un momento- -prosigue- -en que se me alegró la pajarilla, oyendo anunciar al señor Companys que no iba a combatir al Gobierno, sino por lo que había dejado de hacer; en. efecto, una política que acierte eu su tono general, puede disculpar los errores particulares, pero es necesario hacer esa política. Una política- no es limitarse a resol ver. los problemas que el político se encuentra planteados, sino los que él mismo plantea a su pais. Todo mi pensamiento quisiera fijarlo en una cuestión fundamental, que es la que hoy arrolla a los r e g í m e n e s la economía. U n régimen naciente hoy, que no triunfe en lo económico, no tiene franco porvenir. E n el siglo x v i no se discutía sino el espíritu religioso, y todo acababa siempre en l a discusión del misterio de la Santísima T r i nidad, y Lulero se puso al frente del movimiento económico agrario de Alemania. Hace falta un movimiento económico que avance, utilizando todas las capacidades españolas, y, si no las hubiere, trayéndolas del extranjero, pues esto es droga que tiene la facilidad de comprarse en la botica. L a inexorable ley de la economía impone cu el mundo la conjunción de los esfuerzos. E l Gobierno debe plantear una política económica. Esto es menester declararlo para que lo conozcan todos en E s p a ñ a y fuera de España. Este pueblo español de trabajadores, que es España, debe saber que nada se con- seguirá si previamente no se logra un aumento de volumen de la producción nacional. H a y que tranquilizar al capitalista, haciéndole ver que si se le merma una parte de su haber, con el resto puede intentar un porvenir mucho más robusto. Obreros españoles: O i d a otros obreros que tienen rota su salud a causa de su trabajo: E s p a ñ a tiene que ser m á s r i c a para que vosotros podáis ser menos pobres. (Muy bien. A l g o excelente que ha hecho el Gobierno no lo ha aprovechado suficientemente: la reforma de Guerra. N o nos damos cuenta de su alcance enorme. E s grave que un pueblo se acostumbre a recibir plácidamente lo más difícil, dejando en vacación su fantasía. (Grandes aplausos. E l proyecto no se ha aplaudido lo bastante y honra a su autor, aunque éste no sienta la necesidad del aplauso. Pero los aplausos abren corazones. De un pueblo que no aplaude se puede esperar poco, pero menos de una C á m a r a que no rinde el debido homenaje al proyecto del ministro de la Guerra. (Esta frase provoca un aplaiir- E l Sr. M A D A R I A G A ¡Q u é sabe su selistas catalanes volverían a pactar su alianñ o r í a! L e expulsaron de. la Casa del Pueza con l a izquierda catalana. blo. Todos nos conocemos. E l P R E S I D E N T E concede l a palabra al Sr. Soriano, rogándole que no se desE l Sr. S E D I L E S dice que la noche en que víe del debate, pues a pesar de haber haestaba condenado a muerte unos frailes de blado varios oradores, como han pedido la Jaca pidieron que fuera fusilado. palabra otros, sigue habiendo ocho diputaN o puede votar a favor de la continuación dos esperando su turno para intervenir. del Gobierno provisional, por haberse éste solidarizado con todos sus componentes, y E l Sr. S O R I A N O rehusa hablar de los aunque sabe que el ministro de la G- obersucesos de Sevilla, por haber sido nombranación rechaza las medidas de represión, las do para l a Comisión parlamentaria, y cree autoridades que las han cometido continúan que su delicadeza le impide tratar dicho en sus puestos y por la forma cómo el mistema. Cuando se plantee la interpelación mo Sr. Maura quiere resolver la justísima intervendrá. huelga de Teléfono? E l Sr. G A L A R Z A declara que tuvo reReconoce que los socialistas no se han laciones con el Comité pro- oresos de la Conprestado a ser esquiroles; lo que ocurre es federación, pero no en el. sentido manifestaque el Sr. Maura habló de que la Unión do por el Sr. Jiménez. Expone que la amGeneral de Trabajadores contaba con elenistía y el indulto se aplicaron justamente, y que sólo se dejó de aplicar a los autores, mentos técnicas que podían sustituir a los huelguistas. de delitos comunes, realizados por sujetos que se aprovecharon de ellos para sus fines Cree que la presencia en el Gobierno del y no con destino a las organizaciones. ministro de Trabajo representa una parciaTodos los presos fueron puestos en liberlidad en su decisión sobre los conflictos obretad, incluso los de delitos comunes. ros a favor de la Unión General de TrabaU n a v o z L o s libertaron las masas. jadores. Ataca al ministro de Marina, por no E l Sr. G A L A R Z A Las masas deseaban proceder en l a rebelión del Ferrol. Solicita libertad a los presos políticos, pero de ninque sean puestos en libertad todos los presos guna manera a los que cumplían condenas sociales y políticos. por los Tribunales con toda justicia y lega E n los socialistas Y Berenguer? lidad. E s injusto decir que ahora, se están E l Sr. S E D I L E S Se trata del autor de reintegrando a la cárcel los presos políticos, la muerte de un capitán fiue, con bandera pues los que volvieron fueron los de delitos blanca, fué a Huesca a entablar negociaciocomunes. nes. (Aplausos en algunos diputados radicaAnuncia que el Sr. P e s t a ñ a estuvo en su les- socialistas. Pide la inscripción de los despacho para agradecerle la forma cómo nombres dé las víctimas de Jaca en las láse habían aplicado los- decretos de indulto, pidas del salón de sesiones, juntamente con pues ningún sindicalista quedó retenido en otros anteriores- revolucionarios. prisión. E l Sr. M A R T Í N E Z D E V E L A S C O Esto lo tendrá que reconocer el señor (agrario) pronuncia breves palabras. Jiménez, sindicalista parlamentario, según E l Sr. B L A N C O (D Carlos) cree que él mismo ha manifestado. terminadas las disculpables impaciencias oraE l Sr. M A D A R I A G A empieza pidiendo torias de la Cámara, ha llegado el instante al jefe del Gobierno provisional una inforde tratar del solemne momento político de mación pública para estudiar el proyecto de E s p a ñ a Entiende que no se. puede pensar, reforma agraria. Tiempo ha habido desde después de la obra realizada por el Gobierque estuvo en su despacho, pues desde enno que haya llegado el momento de substonces se han duplicado los días que hubietituirle. N i un solo hombre de buena fe pueran sido necesarios. de pensar otra cosa, sino que la suerte de Pide que el proyecto se dé por medm de la Repúbljca está ligada a la del Gobierno. una ley votada en Cortes, lo cual no i m E l Sr. O R T E G A G A S S E T (D José) pone una dilación. Recoge unas palabras de empieza aclarando que la minoría de dipuun miembro, referentes a las condiciones tados al Servicio de la República ha acorde los pobres labriegos, que viven como esdado no intervenir oficialmente en las disclavos. cusiones en que no se discuta algo doctrinal, Recuerda l a frase de un político francés, y que sean de mero forcejeo político. que afirmó que no son m á s desgraciados A l anunciar cordialmente esta resolución, los que sufren de la injusticia, sino los que lo hace para que no se interprete esta actil a cometen. tud como un despego, pues aún en los casos E n este problema- -dice- -no se puede en qué aquel forcejeo fuese necesario, siemir a abandonar al que está herido, para hepre será forcejeo, recuento de fuerzas, oporir al que está de pie. sición de masaá contra masas. Y cree que esto debe ocurrir porque de no ser eso, la Se. refiere después a l a forma como se política degeneraría en un logogrifo. L a idea conquista a las masas trabajadoras en E s en política no sería entonces nada. Tiene que paña, sin prever que el debate descienda de corporizarse, aunque sea modestamente, en la altura en que ayer estaba colocado. el percal de una. bandera. Este grupea- -dice- -Habla de la violencia qué suele empleares muy pequeño para influir en la mecánica se y de los procedimientos seguidos para la admisión de obreros en los talleres. E x p l i c a el sistema de provocar la retirada de todos los obreros cuando el que reclama trabajo no pertenece a l a misma Asociación, provocando l a m á s odiosa de las injusticias, l a de privar de trabajo a quien sabe mantener sus ideales. N o os e x t r a ñ é i s algunos- -dice- -de que recojáis ahora el fruto de vuestras violenPublicado nuevo Reglamento, que entregacias. remos gratis a quien lo solicite, así como Agradece el respeto con que le oye la Cámacircular y demás detalles que se precisen. ra y dice al Gobierno que en los pueblos no Para contestaciones y enseñanza dirigirse se cumple la L e y porque subsisten los antiguos cacicatos. (Protestas. Y o que he luchado contra los socialistas Clases: Preciados, 1. Idbros: Preciados, 6. y contra algunos ministros, ¿qué cacicato Apartado 12.250. podía ejercer? Una v o z E l del mazapán. (Risas. CERCA AVENIDA D E L BOSQUE Termina, entre protestas de otros diputar ne S O B E R B I O S PISOS dos por Toledo, quejándose de coacciones, y Pídase folleto ilustrado a l Elyséé Foncíére le interrampe un diputado socialista. 25- 127, Avenue Jlalakof. ASPIRANTES A LA JUDICATURA Convocatoria de oposiciones para cubrir 6 0 pBazas ACADEMIA EDITORIAL. REUS PARÍS
 // Cambio Nodo4-Sevilla