Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 31 D E J U L I O D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G aa. Comentario de Ja lomada Despuós del discurso que el Sr. Picavea pronunció ante la Cámara, ésta, y el orador parecieron quedar un poco agotados. Fué una tarde de eliminatoria de campeonato. El Sr. Picavea, que habla robustecido su potente peroración con vehementes ademanes, con rotundas réplicas y con formidables imprecaciones frente a un griterío ensordecedor, llegó a un punto en que rendido por aquella acción titánica- -el Sr. Picavea llegó a abrasarse a, un compañero de miiioría que se levantó a protestar para obligarle a sentarse en el escaño- -exclamó, limpiándose con el pañuelo el sudor del rostro: ¡Señores, seamos- razonables! Fué sólo un aliento en el discurso. Cuando el orador terminaba éste, con los brazos en alto, torcidas las gafas, empleando la máxima tensión de sus pulmones, el vocerío de la Cámara registraba el diapasón más alto de la presente legislatura. No es, pues, de extrañar que tras esta prueba el diputado agrario Sr. Madariaga se levantase a hablar con mi manifiesto propósito de cautela. El intento pudo llegar, a buen puerto, y el orador, conmovido, no quiso regatear a la Cámara su gratitud por la merced que hiciera de escucharle en silencio. El resto de las intervenciones de primera hora fueron nuevos encuentros entre oradores vasco- navarros de tendencias contrarias. Eco de aquellas batallas parlamentarias que sostuvieron antaño en el Congreso don Indalecio Prieto con los nacionalistas vascos. Sonó también- la vos de Cataluña por boca del socialista Sr. Xirao. Algunas minorías rezagadas en el debate acudieron a expresar su, adhesión al Gobierno y sus propósitos de ratificación de Poderes. Y así, con intervenciones de cuarto de hora, mantenidas por todos los sectores, llegó su tumo a la representación de la minoría Al servicio, de. la República. Habló largamente D. José Ortega Gasset. La Cámara hizo a su discurso el más valioso homenaje: el de la expectación mantenida en un profundo y respetuoso silencio. El Sr. Ortega Gasset, que logró elevar sus palabras sobre el ambiente medio de la oratoria de este Parlamento, logró para su oración elegante, entonada y académica, todo lo que la Cámara venía reservando a la revelación que, como hecho forzoso, habría de surgir. La voluntad- de ensalzamiento, de glorificación, se puso de manifiesto en los cerrados aplausos y en las felicitaciones. publicana, y secretario al Sr. González L ó pez, de la Federación Gallega. L a Comisión, compuesta de nueve miembros, saldrá esta noche para Sevilla, con el Sr. Gamóneda, oficial mayor del Congreso. E l Sr. Jaén manifestó a los periodistas que la Comisión se propone hacer una i n vestigación todo lo más estrecha posible, incluso entrando en el sumario, y tomando declaraciones a todas las personas que intervinieron en los sucesos, por. alta que sea su jerarquía. Agregó que se extenderá la depuración a los pueblos de ¡a provincia, y que la Comisión tiene el propósito de trabajar de nueve de la mañana a una de la tarde, y de cuatro a nueve de la noche, en- un local que le facilitará, el Ayuntamiento sevillano. D Teodomií- o Menéndez, que había sido designado vocal por el partido socialista, renunció, y en su lugar fué hombrado D Cayetano Redondo. L a dimisión del gobernador Granada de E l Sr. M a u r a recibió en el despacho de ministros de la Cámara al gobernador de Granada, Sr. Elorza, que iba acompañado de varios alcaldes de la provincia. Dijéronle al ministro que la Agrupación Socialista pedía la dimisión del Sr. Elorza, por entender que la Guardia civil se había extralimitado, en la represión de los pasados sucesos. E l Sr. M a u r a ratificó su confianza al gobernador, y dijo a los alcaldes que si la Guardia civil había faltado a sus deberes, se formará el oportuno expediente. U n a comisión de ganaderos Varios ganaderos de algunas provincias castellanas visitaron en la Cámara. a los m i nistros de Estado, Hacienda y Trabajo, para hacerles algunas observaciones en relación con el proyecto de reforma agraria. Entienden, los ganaderos que. este proyecto no debe para nada ocuparse de las tierras dedicadas a pastos, y, además, en los contratos de arrendamiento superiores a quince mil pesetas, también se debe aplicar, la última disposición sobre la- materia. E l p r o y e c t o de reforma agraria y la dimisión del señor O s s o r i o y Gallardo Preguntaron los periodistas al ministro de Justicia si el Gobierno había recibido ya el proyecto dé reforma agraria. Contestó que el Sr. Sánchez Román, presidente de la Comisión, le había anunciado que en un plazo brevísimo, entregarla el, anteproyecto; de modo que, a juicio del señor de. los Ríos, tal vez a principios de la semana parlamentaria próxima pueda en- fregarlo el Gobierno a la Comisión designada por la Cámara. También le preguntaron los informadores si tenía ya pensado el- nombre del substituto del Sr. Ossório y Gallardo en la presí ciencia de la Comisión Jurídica Asesora, y dijo que. en el día de ayer, tanto el presidente del Gobierno como él, procuraron disuadir a l Sr. Ossorio y Gallardo de su propósito, sin conseguirlo, y que hoy insistirían, aunque s m grandes esperanzas. E l nombramiento, pues, del nuevo. presidente será cosa del Consejo de ministros de mañana, que también decidirá respecto a la designación del fiscal general de la República. Palabras textuales del presidente, señor Besteiro -L eseo- -dijo el Sr. Besteiro a los periodistas, cuando le visitaron al término de la jornada- -que consten textualmente las palabras que voy a pronunciar: H a sido el de hoy un día de emoción. Estoy contentísimo y espero que el acto trascendental de esta tarde tenga como consecuencia que el Sr. O r t e g a y Gasset se dedique de lleno a la politica, con todas las responsabilidades del P o d e r con lo que ocupará el vacío que existe en la política española, muy necesitada de hombres preparados y permitirá que nosotros, los socialistas, podamos volver a cumplir nuestra función, que no es de Gobierno, aunque sirva para influir en la marcha general del país. Entonces nos dedicaremos, sin estridencias, a buscar fraternalmente una unión de todos los trabajadores para construir una organización de tipo europeo, parecida a las mejores del mundo. L a alusión que el Sr. Ortega y Gasset me ha dirigido, la recojo con mucho gusto. Y o no he querido inyectar marxismo n i hablar de problema económico en Egipto en tiempos de los faraones. Creo que se deben tratar todos los asuntos económicamente y me agrada la coincidencia con el Sr. Ortega y Gasset. Y nada más. Cualquier otro comentario que hiciéramos, desvirtuaría l a grandeza de la sesión de hoy. E l Sr. Besteiro participó que en la sesión de hoy se elegirían las comisiones permanentes. N o sabía si habría ruegos y preguntas, porque algunos diputados que tenían pedida la palabra la han retirado. Anunció que estaba decidido a que se guardara escrupulosamente el descauso d é l a semana i n glesa. L a minoría agraria acuerda apoyar al G o b i e r n o E l Sr. Martínez de Velasco, jefe de la minoría agraria, ha manifestado que se propone este grupo votar por la continuación del actual Gobierno. E s t a decisión se deriva del debate de ayer, en el qne sé demostró que el Gobierno sigue una política de orden frente a los extremismos de la izquierda. Fuera de sesión E l director de S e g u r i d a d aclara unas palabras que se le atribuyen Madrid 30. E l director general de Seguridad, al recibir esta tarde a los informadores, dijo que había leído en un periódico una versión equivocada de las palabras que dirigió ayer en la Cámara al señor Maura, referentes a los pistoleros barceloneses. E l Sr. Galarza añadió que el sentido de sus manifestaciones de ayer era el de que el Gobierno procederá a detener a los p i s toleros, se encuentren donde se encuentren. -E l periódico, en cuestión- -siguió- d i ciendo- -dice que mis palabras- fueron las de que enviaría a Barcelona a los pistoleros que se encontraban en Sevilla, y esto no es exacto. H e sido mal interpretado por el diario a que me refiero. Reunión de la minoría radical Sé reunió la minoría radical, para comenzar el estudio del proyecto de Constitución. L o interesante fué que acordó, respecto al artículo primero del anteproyecto, que debe redactarse en la siguiente forma: E s paña es una República que admitirá la Federación de las regiones que así lo deseen. L a derecha liberal republicana protesta contra un artículo periodístico L a minoría de derecha liberal republicana ha facilitado una extensa nota en lasque contesta a un artículo de un periódico de la. tarde, en el que su autor hizo determinados cargos a la agrupación. Én la nota se dice que la. minoría de derecha liberal republicana es opuesta a todo género de. caudillajes, que tiene conciencia de su deber y que su origen es puramente democrático e inflamado por el ideal, de la República. L a proposición de confianza a Gobierno L a proposición de ratificación de confianza al Gobierno, firmada por los señores Guerra del Río, Rodríguez Pérez, Marracó, Baeza Medina, Fernando Gasset, Giralt, Saborit, Franchi, Cordero, Nayral, Albar, Julia; Perchó, Castrovido, Pérez M a d r i g a l Abaytua, Simó, Alomar y- García Becerra, estaba redactada en ios siguientes términos: Creyendo interpretar el sentimiefeio de la Cámara claramente expresado, ya por la voz de los representantes de los grupos políticos, los diputados que suscriben someten L a Comisión depuradora- de los E n una de las secciones del Congreso se reunió la Comisión Depuradora de los Sucesos de Sevilla, que nombró presidente a D Antonio jaén, ele la derecha liberal re- sucesos de Sevilla