Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC DOMINGO 2 DE AGOSTO D E 1931. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 39. ACERCA CITO TUTO DEL PLEBISESTA- SOBRE EL CATALAN E l señor D o m i n g o comenta las últimas manifestaciones del señor Maciá E l ministro de Instrucción Pública, en su conversación con los periodistas, ha dicho: H e leído las declaraciones del Sr. M a ciá en Barcelona, y que hacen referencia a las publicadas últimamente por mí. Insisto en ratificar, señalando todos los respetqs que la figura y la obra del Sr. Maciá me merecen y la estrecha solidaridad espiritual y afectiva que. me une co n el Sr. Companys, que juzgo una gran equivocación política la actitud abstencionista al Gobierno de la República. N o ha de olvidarse, y en Cataluña menos que en ningún sitio, que este Gobjerno está integrado por los hombres que suscribieron el pacto de San Sebastián, y que. si en él paéto de San Sebastian está la mayor garantía de aprobación del Estatuto, a los defensores del Estatuto en Cataluña les interesa más que a ninguna otra fuerza política q social que los hombres del pacto de San Se- bastían sigan gobernando. E l hecho de un desacuerdo sobre la táctica seguida por el Gobierno, o alguno de sus m i- lustros, en un aspecto concreto, habiendo ministros catalanes en el Gobierno, y teniendo todos ellos respecto a- tos problemas que más puedan interesar a Cataluña una coincidencia, la desconfianza es una equivocación, de tal naturaleza, que, si además de la izquierda de Cataluña, hubiera sido compartida, por otros grupos, políticos, se hubiera producido una crisis ministerial. Esta c r i sis habría afectado principalmente a Cataluña, porque hubieran cambiado radicalmente los compromisos que con respecto al E s- fatuto existían, y existen, pues hubieran cambiado igualmente l a coordinación, y disciplina de fuerzas que actualmente existen en el Parlamento. E l gran número de telegramas que de Cataluña he recibido, significando su aprobación por las declaraciones hechas, me enseña que ellas han interpretado la opinión de una gran parte del republicanismo catalán. E s necesario acudir a la santa coacción para ganar la batalla definitiva dice el señor Carrasco. L a representación catalana se mostró conforme, y todos reconocimos la existencia del problema catalán, quedando igualmente i de acuerdo en defender y acatar lo que saliera de las Cortes constituyentes. L a Agrupación al Servicio de la República, en Barcelona relieve las posibilidades del sistema que ha de seguirse para la votación en referendum del Estatuto de Cataluña a fin de que con entero conocimiento pueda darse a su resultado numérico, el valor moral; que en realidad le corresponde. Un interesante comentario de M a d r i d r, 12 noche. L a Agrupación a l La Vanguardia Servicio de la República en Barcelona ha Barcelona I, 3 tarde. La Vanguardia de dirigido un documento al presidente del Gohoy publica un artículo, del que son los pábierno provisional de la República, en uso del derecho de exposición que a todos los es- rrafos siguientes: L a situación delicada de la izquierda capañoles corresponde y en cumplimiento de talana, que- no ostenta en el Parlamento toda un deber de ciudadanía, según se manifiesta l a representación de Cataluña, es efecto de al comienzo del escrito. Dice la Agrupación que la votación ple- r un pecado, original que conocemos todos. Las elecciones que le dieron el triunfo en B a r biscitaria del proyecto de Estatuto: regional celona y u provincia no sólo fueron claras, que debe verificarse hoy ha de regirse por sino radiantes; pero el momento era propilas normas dictadas para el caso por la misció a las victorias del arrib no. Se sacrifima Generalidad. Se añade que sin poner de caron muchas- cosas a la obtención del surelieve el acierto o desacierto de someter fragio y se contrajeron, compromisos que a referendum algo tan complejo como el iban a pesar, después como cadenas. A h o r a Estatuto de Cataluña el mecanismo electoL o que el pacto de S a n Sebastián ral carece del contrapeso y. la fiscalización hay que defender é l Sindicato, aunque se ha dicho que aúdan. revueltos en él jos elemenconcedió a las aspiraciones auto- que la ley electoral concede a los candidatos sanos con los perturbadores, lo cual ya tos con el nombramiento de interventores. nómicas regionales E l derecho de intervención que concede a implica por parte, de. los defensores una falta de conviccióh evidente, A ninguna colecHace algún tiempo tuvo publicidad una los electores el artículo octavo de las instividad se l a puede, condenar en absoluto no interesantísima carta, que el Sr. Lerroux, trucciones electorales del referendum es imsiendo domo tal colectividad y dejando a salpresente eri la reunión que aprobó el pacto posible de cumplir, porque no existen ciuvo las cualidades de los individuos. Presende San Sebastián, dirigió a su amigo don dadanos que quieran arrostrar sin posibilitar a los inocentes en defensa de i o s culpaÁngel Rizo, de Cartagena. Fué escrita nuedad de amparo o compensación el dictado ve días después de aquel en que se reunie- de enemigos de Cataluña. Pero además el bles es como la estratagema de los combatientes ventajistas que echan por delante a ron los revolucionarios en la capital de G u i artículo noveno de las mismas instrucciones las mujeres y a los niños, para cohibir al púzcoa, con los representantes de Cataluña. hace depender de l a propia Generalidad la enemigo. E s t a carta. adquiere hoy un extraordina concesión de la facultad de intervención. rio relieve, más clara y más concluyente de, Con este imperfecto sistema de votación se S i se reconoce que en el Sindicato hay lo que ocurrió en l a deliberación famosa del podría afirmar que la Generalidad, si quielementos morbosos se acepta- implícitamen 17 de agosto de 1930. siera- -fio es presumible por su buena f e te el hecho de la perturbación que ocasioDice en ella el Sr. Lerroux que la cues- podría determinar por anticipado los resulnan. 1 Y cómo puede el Gobierno permanetión catalanista se debatió detenidamente, y tados de la votación plebiscitaria. cer con los brazos cruzados ante el desorse llegó a este acuerdo: E l documento añade que la Generalidad den que provocan los malos sólo por consi L a República proclamada reconocerá a defiende el Estatuto por boca de su presideración a los buenos que se dejan dominar todas las regiones qué lo reclamen el deredente, que no admite regateo alguno y depor un grupo de exaltados? cho a elaborar su propio Estatuto, pero como dica sumas crecidas a su propaganda con E l Gobierno cumplió con su deber y la proposición o ponencia, que será sometida lo que pudiera llegarse a actuación parcial minoría catalana hizo lo que pudo por n a las Cortes constituyentes para su discusión, que hubiera convenido alejar hasta en perder el apoyo de los sindicalistas, arrosaprobación, enmienda o rechazo. Todas las hipótesis en asunto. de tan vital importancia trando el desplante con todas sus consecuen regiones, formando la nación federal España para España y para Cataluña. cias. U n desplante del Sr. Companys, insiny sus relaciones entre sí y con el Estado L a Agrupación hubiera encontrado natucero, mal calculado y egoísta que ha produfederal, acordadas por las Cortes constitural una organización del plebiscito por el cido en Barcelona el mismo efecto deplorayentes. Gobierno del naís. N o siendo así Done de ble aue oroduio en Madrü r
 // Cambio Nodo4-Sevilla