Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
las de Orza y Pedrosa. Esta la organiza ella personalmente por su gran amor a los niños. Con gran competencia le ayudan en sus tareas las señoritas Delfina Orter, E l i s a Guijarro, Carmen González y Lucila Aranda, y los profesores D T o m á s P é r e z y D M a r i a no Martín. Diariamente visita a los niños el doctor O l i v a Nos despedimos encantados d. e lo que heD o ñ a Margarita Aranda es competentísi- mos visto. Esta labor modesta, callada y casi ma en estas colonias escolares. Durante ca- de sacrificio que se realiza al impulso de un ¡torce, años organizó, por orden del Estado, alto sentimiento de humanidad debe ser co- llora al s e n t i r s e herido por la frescura del agua, y cuando se siente libre de ella ríe al ver a otro pequeñito sujeto al mismo martirio del que 61 se vio presa. Toman otros, r e p o s a damente, el baño de sol, mientras un lulú de blancas lanas salta sobre ellos lanzando ladridos de alegría. -A la salud del cuerpo- -nos dice la señorita Aranda- -atendemos especialmente. E s preciso devolver a estos niños la vida que pierden durante el invierno en los cerrados locales de las esencias. S i esta colonia pudiera hacerse p e r m a n e n t e r e a l i z a r í a m o s una gran obra; pero... E n un pabellón del jardín, cubierto de árboles y enredaderas, se agrupan unos p o b r e s niños sordos, mudos y ciegos. E s t á n haciendo unos trabajos bajo la dirección de un profesor. Aquí no hay algarabía. L o s cieguecitos hablan en voz baja. L o s mudos se entienden por señas. ¡Cómo se sienten aliviados en su desgracia en estos meses de vida al aire libre! M u y serios se colocan en sus asientos para la fotografía. U n a chiquilla de catorce años se arregla coquetonamente el lazo de la cabeza los cieguecitos abren sus ojos sin luz ante la m á quina fotográfica, como si quisieran adivinar. La hora del descanso. (Fotos Duque? nocida por el pueblo de M a d r i d y, además de conocida, debe ser ayudada. E l Sr. D Pedro Rico, alcalde popular de M a d r i d y espíritu abierto a toda empresa noble, debería dedicar un rato a visitar esta colonia. T a l vez de esta visita saldría algo en favor de los niños madrileños tan necesitados de salud y de alegría. MANUEL Fotos Duque. REVERTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla