Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. V I E R N E S 21 D E A G O S T O D E i g í E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 2 U 3 especial. Este úlitmo no sería una excep- l E l Sr. S U R I A N O Eso es una coacción. ción, sino el anticipo del Tribunal ConstituEl P R E S I D E N T E D E L GOBIERNO: cional S i no queréis censurarme, está bien; p ero España, al hacer la revolución política, en si me censuráis, yo os digo que tengo dela cuál l a violencia estaba pasada de moda, recho a señalar hasta dónde pueden llegar, no necesita caminos especiales. Sólo para esas censuras para no aumentar el daño... el Rey, sobre el libre albedrío de la Cáma (Rumores. ra. (Rumores. Sólo en. eso discrepo de un Nadie podrá dudar. de mi amor a las hombre simpático y castizo que para serlo instituciones nacientes. M e preocupa muno necesitó llegar a ser alcalde. Los siste- cho exigir las responsabilidades de los demas monárquicos viven con la esperanza de más, pero me preocupa más no incurrir en que la ley se va a. identificar con el Re las mías. (Grandes aplausos, no generales. Cuando los Reyes creen que están por encima de la ley, despiertan como SegismunExpectación y escándalo, i do y ven que están, no bajo de ella, sino N o pensó en, las Cortes constituidas en E l S, i S O R I A N O pronuncia palabras fuera de la ley, y a merced del- pueblo, que Tribunal, porque tiene la idea del Parlaque no se perciben. L a Cámara se levanta mento de otro modo; es propio de él decía- primero los soporta, después los vence y descontra él, y durante buen rato se produce pués los castiga. rar su mantenimiento firme frente a todos un escándalo regular. E l Sr. Soriano conlos usurpadores de la soberanía, ya sea el Pleno albedrío de la Cámara para juzgar testa- a todos, y el Sr. Ortega y Gasset absolutismo por una. tradición. que se envile (D. José) le dirige. algunas frases, que soii al Rey. Todos los delitos están en: el Códice, o l a regresión para la Dictadura. Frente a aplaudidas por los que le rodean. E l esgo. Afirma que también los pueblos aprenesos, la batalla con todas sus consecuencias. cándalo se prolonga largo rato. Se oyen den y saben que para las restauraciones la Pero además hay otra razón, l a grandeza del gritos de ¡Payaso! ¡Payaso! sangre es infecunda y el destierro esteriliParlamento, que sólo debe enjuiciaría aquéza. Tras Carlos I. continuaron los Monar- -E l P R E S I D E N T E Terminada la disllos que llegaron a l a soberanía. Frente a l a cusión de la totalidad, se va a discutir el conducta de la majestad, -la grandeza del. cas ingleses y tras Luis X V I vino articulado. (Nuevas protestas y rumores. Luis X V T I I Parlamento. E l Sr. B L A N C O presidente de la ComiE l viaje de la Familia Real no fué una sión, ante el gran desconcierto de l a Cámara P a r a comprender- -dice- -el derecho procondescendencia de Gobierno, sino de todos y los encontrados rumores, propone que l a cesal hay que recordar que fué siempre el los pueblos y estaciones del camino. De Cemisión se retire algunos momentos a dehierro empleado en el combate judicial. L a suerte, que para juzgar al Rey, pleno a l liberar para ves. si puede acceder a modifij u s t i c i a se administró primeramente en bedrío. (Rumores. car el dictamen, en vista de las razones campamentos, y. en ella quedó la huella del L a Dictadura parece que se dedicaba a escuchadas. combate. E l Parlamento sólo debe enjuiciar leer el Código Penal, para ir siguiendo, a fin poderes que fueron soberanos. Todo lo que E l P R E S I D E N T E suspende la discude cometerlos todos, el índice de los delitos. se queda después de éstos, es tan pequeño sión. Todos los cometió. Se llegó hasta las mulque, sumado verticalmente, no merece que tas ilegales. Todos esos actos están, definilas Cortes se enfrenten ante ello. (Grandes Se reanuda la sesión. La Comidos y sancionados por el Código Penal. ¿F a l rumores. sión admitirá enmiendas ta alguna figura de delito? Pues a. definirla. M e diréis entonces: ¿P a r a lo que queda Toda la severidad que se quiera está en el A las diez de la noche (la interrupción de residuos de l a Dictadura, qué se cree Código. N o hace falta jurisdicción espede la sesión ha durado una hora) se reanuprocedente? ¿E l Supremo? Contesto que no. cial para los pistoleros- de- Barcelona. Para da la discusión. E n la Cámara se observa ¿P o r qué? Porque l a tradición constante luchar con ellos, ¿no basta la. legislación gran expectación. E n el banco azul se hallan de todo nuestro derecho constitucional fué existente? todos los ministros, excepto el de Estado y. excluir la delincuencia de los ministros de el presidente del Gobierno. Queda el albedrío del procedimiento. E v i la jurisdicción ordinaria. Ese principio se E l presidente de la Comisión, Sr. B L A N dentemente no puede la Comisión proceder mantuvo siempre, y siendo criterio para el C O manifiesta que en vista de las razones con amplitud, dadas las trabas jurídicas orporvenir de esta C á m a r a no admitir esta expuestas y el extremo capital contenido dinarias. Dificulta también su propósito el jurisdicción tampoco, no hay motivo que en el discurso, del presidente del Consejo, número de delitos; y se ha llegado a decir justifique entregar al Supcrmo. los delitos la Comisión declara que está dispuesta a que, actuando las cincuenta Audiencias dupolíticos. Y o no acuso a la magistratura de aceptar- las enmiendas que no modifiquen rante varios años no darían abasto para juzestar bajo el nivel medio de todos los ciudadanos. E l Sr. Barriobero, siempre con gar todo ¡o que se proponía a b a r c a r l a Co- la esencia del dictamen. E l P R E S I D E N T E teniendo en cuenta su corrección, recordaba a l magistrado cuyo sión. Vendría la tardanza y la disolución de que l a Comisión debe estudiar las enmienestas Cortes, sería imposible, habría que i r caso parece inadvertido por el Gobierno. las renovando con elecciones parciales. N o se das y- que ha de modificar su trabajo, proL o que. ocurre es que yo conozco l a histopone que se conceda algún tiempo, lo sufiria completa. Aquel magistrado, que era. le alcanza tan honda como al Sr. L l u h i la cientemente amplio para esta labor, y proopuesto a la ideología de la Dictadura, f u é distancia entre el delito político y el de pone levantar la sesión. gestión. Propone separar la función fiscal- llamado por el dictador para ser, fiscal, y no de la gestora. Recuerda el derecho estableciE l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Conviene aceptó. Se le contestó: Y a sabéis a j o que do por la antigua Constitución, y dice que que se- fijen bien dos términos de l a Comios exponéis Salió por un medio hábil de la sión. Esta no ha hecho sino ratificar lo excarrera judicial y fué perseguido por l a se ha mantenido en prisión a los ministros de la Dictadura para que la Cámara pueda puesto por los individuos de ella al pronunDictadura. Llegó un momento en que el dicacusarlos. ciar su discurso; esto es, que mantiene su tador sintió remordimiento, y quiso volverdictamen sin perjuicio de aceptar las enlo a la carrera judicial, con algunas commiendas que estime aceptables. pensaciones. Y o que creo tener una autoS i la Cámara cousurase al presidente del (Protestas de algunos diputados. E l seridad personal, nacida de haber sufrido perGobierno, éste evitaría aumentar el daño. ñor Alvarez Buylla se distingue en ellas, y secuciones de la Dictadura, digo que no es Cree que podría llegarse a una solución sin los radicales- socialistas protestan. un favorecido, sino una víctima temor a iinpunismos ni arbitrariedades. L a E l P R E S I D E N T E Precisamente las paDice que la Magistratura, desamparada Comisión puede redactar la nueva ponencia. labras del Sr. Pérez- Madrigal refuerzan el de la opinión, tuvo que entregarse a l a D i c- N o existe desconfianza hacia la Comisión, y criterio de la Presidencia; pero ésta tiene tadura. ésta debe prescindir de tal recelo. H e exque declarar que no hay otra interpretación A las Cortes, los delitos dignos de su puesto- -dice- -mi parecer, tal como lo sienposible que la que se deriva de las palabras grandeza. Los restantes, al nuevo Tribunal tó. Si no se acepta lo que propongo- -añade- -del propio presidente de la Comisión. Constitucional. tened presente que, separado él Gobierno de De suerte que, sin grandeza en los culpa- mi parecer, aceptaría yo toda la responsabiE l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D. Eduarbles para enfrentarse con las Cortes y sin- lidad. (Rumores. V do) Conviene que el presidente fije el mo posibilidad de llevar esos delitos a la j u mento de reanudarse el debate, porque éste risdicción ordinaria, donde habrán de ser debe conitnuar mañana. juzgados por los jueces autores de tantas Yo- -añade- -me opondré a otro aplazasentencias revocables, ¿qué camino semiento. guir? P o r despacio que vaya el debate consE l P R E S I D E N T E E s t á bien. Mañana titucional no estarán en trance de ser falla (por hoy) será puesta a debate nuevamente dos los procesos antes de que se haya aproesta cuestión; pero conviene que la Comibado l a creación del Tribunal Constituciosión se ponga de acuerdo y que lleve la voz nal. Pero si sé. terne la tardanza p u é d e i r s e de ella si el acuerdo adoptado es por mayoal nombramiento un Tribunal especial. ría o unanimidad, una sola persona, para evitar sspectáculos- que no van bien con el presVayan esos delitos a las Cortes, si se contigio de la Cámara. (Muy bien. ¿sideran dignos de su grandeza; al Tribunalque la CoiKtitucióíi establezca o al Tribunal: e levanta la sesión a las diez y, cinco; estaba alejada la idea- -dice- -que os anima. E n la preocupación al convocar estas Cortés, estuvo alejada de su pensamiento tal sospecha, y en la redacción del Reglamento sólo pensó en que la C á m a r a fuera Constituyente y legislativa Y a ñ a d e P o r esto reclamo sobre mí todos los reproches que pueda merecer esta couducta. S i después de treinta y dos años de redactar leyes, reglamentos y decretos, habiendo sido el diputado, que redactó más. textos, no cayó en la cuenta de que el Parlamento se pudiera convertir en t r i b u n a l bien. merece todos los, reproches de su propio pensamiento. V é a n s e a l final d e l n ú mero, e n las p á g i n a s fe anuncios, los programas ele RADIOTELEFONÍA
 // Cambio Nodo4-Sevilla