Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO EXTRAOR D I N A R I O 20 C E N T S AÑO V 1 GES 1 MOm m SEPT 1 MO. BC N U M E R O EXTRAORD I N A R I O 20 C E N T S AÑO VIGÉSIMO y? m SÉPTIMO, Artículo... de primera necesidad (en estío) LA CHUFA, LA HORCHATA Y OTRAS COSAS E STAMOS en estío. L o dicen hasta los termómetros, que son unos aparatos para desorientar sobre el tiempo que hace. Calienta infernalmente el s o l se estanca u n aire irrespirable... ¿U n poco de horchata? Vaya... Como una cuestión previa, puede hablarse aquí de la afición de los valencianos a las bebidas y a los manjares fríos. N o es una simple casualidad- -ni una casualidad simple- -que un caballer o valenciano, D L u i s de Castellví, inventara en 1549 el modo de conservar la nieve Inverniza para refrigerar con eila el agua, según aseveración de M a r c o s A n t o n i o de- Orellana, apoyada nada menos que en Esclapés, M a r e s Ballester, Escolano, el padre Claudio y Méndez S i l v a E l cual Orellana- -que escribía a fines del siglo x v i n- -t r a t a seguidamente de las bebidas compuestas, a base de refrescar, diciendo: Y o presumo y casi no dudo que de los pueblos que primero las frecuentaron fué Valencia, así por dicha razón de haber inventado el modo actual de resfriar el agua como por la mucha afición de sus naturales al frío, y al dulce, a más de otras razones, como por ser moderno aún en la corte el tener muchas botillerías y ser los más (botilleros, se entiende) naturales de V a l e n c i a ¿Y saben ustedes qué cantidad de nieve se consumía por aquel entonces regularmente en Valencia? Dieciséis m i l cargas. P o r cierto que- -dicho sea en honor de la verdad- -el repetido autor habla de que se componían bebidas con melocotón, moscatel, sandía y fresa; pero no cita concretamente las chufas. UNA HORCHATERÍA EL VALENCIANA. EN VALENCIA. COMO ES A L G O SE V E TAMAÑO D E L A S H E L A D O R A S IMPONENTE... ESTA NOS LAMINA MUESTRA DE LA EN ILUSTRACIÓN DE UNA ESPAÑOLA 1873 Y AMERICANA EL ASPECTO HORCHATERÍA VALENCIANA M A D R I D E L AÑO Realmente, la horchata puede hacerse de muchas cosas, si bien el mejor éxito de la de chufas le ha dado carácter de horchata por antonomasia. A h o r a b i e n el pueblo clásico de la chufa es Alboraya, caserío, blanco, de líneas nuevas y recortadas, de colores gayos, distante de la ciudad de V a l e n c i a quince céntimos de tren- tranvía. A l boraya tiene calles abundosas en esos retablos hagiográfieos que elaboraban en Manises, cuenta con un cementerio, donde se elevan unos cipreses de toda magnificencia, y ¿Qué recuerda este edículo que se levanta a la vera del barranco, cuyas aguas están cubiertas por un velo de, verdura? E s t a capillita recuerda un m i lagro que los tratadistas sitúan en el- siglo x i v E l cura del pueblo, con las sagradas formas, dirigíase a la sazón al vecino lugar de Almácera. Pero he aquí que sel le cayó el arquilla a l agua. Unos labradores salieron a. buscarla como perros hambrientos según d e c i r d e l cronista Escolano. Pero se encontraron con dos peces, que, sacando la cabeza de las linfas, llevaban limpiamente las formas sagradas... E l milacre deis peívets, en suma. E n el término de A l b o r a y a pues, se cría principalmente la chufa. L o s campos, cuando la mata se halla en su máximo crecimiento, ofrecen el aspecto de trigales a medio crecer, más apretados y más obscuros. L a planta tiene unos pequeños tubérculos aovados y divididos en zonas. Esos tubérculos son las chufas. L a chufa se llama también juncia avellanada, y, según la nomenclatura de Linneo, cypents esculentus. Pertenece a la familia de las ciperáceas, a la subfamilia de las escirpoideas y a la tribu de las ciperinas... Y con esto- -que suena vagamente a camelo en oídos profanos- -tenemos completa la cédula vegetal. Antonio José Cavanilies- -que publicó a fines del siglo X V T I I sus Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia, escribía: C a d a 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla