Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CASTILLO D E TUREGANO. SEGOVIA. AGUAFUERTE D E EDUARDO NAVARRO DEA fina la que ha brotado e n t r e e l balduque de un m i nisterio: salvar los castillos de E s p a ñ a Marcelino D o m i n g o, si es político, t a m b i é n es maestro de escuela. U n maestro tiene obligaciones de sensibilidad. Aparte de que la cartera de I n s t r u c c i ó n se apellida de Bellas Artes. Recojamos esa idea que hace creer q u e hasta a la A d m i n i s t r a c i ó n oficial se le pueden abrir los ojos del ¡alma. L a n c é m o s l a como semilla. ¡Q u é caiga en los terrones viejos de esta E s p a ñ a sedienta de obras bellas! Que fructifique en las nobles minas, albergue de las á n i m a s de la H i s t o r i a! E s t e puede ser el exponente de una labor de democracia c o n s t r u c t i v a enlazar, por! a cultura, el pasado con el porvenir. Sí fuera el módulo de todos los actos que se forjan en las alturas de la Gaceta no. habría un dis- conforme. 1 SALVEMOS I LOS CASTILLOS Dice Marcelino D o m i n g o Debemos rescatar, restaurar, utilizar los castillos diseminados por E s p a ñ a Pueden ser hospederías, lugares de reposo, escuelas, Museos. E n toda E u r o p a se cuidan estos edificios y se les realza en su belleza, a p r o v e c h á n d o les en beneficio d e l país. M e propongo resolver este asunto ¡Q u é a tiempo llega la caridad del E s tado! L o s castillos se disuelven poco a poco, atacados por el ácido de la barbarie. Puertas, artesonados, azulejado, c e r r a j e r í a bot í n de los chamarileros, luego de desalojar muebles, pergaminos, armas, tapices. Y a no- quedaba de los castillos en los tiempos en que Madoz escribiera su Geografía m á s que puertas desd e n t a d a s fosos. de aguas verdes, colga duras de hiedra, su Único rtíahto i m p e rial. P e r o estaban en pie. J a l o n a b a n de N o r t e a Sur la ruta de CASTILLO D E MOMBELTRAN. (FOTOS MARQUES D E SANTA MARÍA D E L VILLAR)