Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
espíritu de sistemática censura contra los que actualmente rigen los destinos del Sanatorio. D e lo que trato, sí, con esta información, es de estimular al Municipio malagueño, y al Gobierno, y a los particulares pudientes, para que un establecimiento modelo como el de Torrcmolinos sea utilizado por el mayor número posible de pequeños colonos pobres. ¡Tantos como hay que necesitan los tónicos poderosos de la Naturaleza... E n el Sanatorio marítimo de Torremolinos hay comedores amplios, dormitorios h i giénicos dotados de todas las comodidades apetecibles, galerías, terrazas, patios de re- creó, cuartos de baño con cinchas, salón de cinematógrafo y una playa rumorosa, ancha, sin peligros, que ofrece salud a cuantos la visitan. ¿N o es Una pena que todas esas dependencias magníficas, todas esas instalaciones higiénicas, toda esa fortuna empleada no rindan el fruto que los fundadores soñaron? Se trata sólo de ejercer la caridad, y con los niños, ángeles de hoy, ciudadanos de mañana. E l Sanatorio de Torrcmolinos necesita aportaciones generosas de todos, por sentido práctico, por sentido moral, por deber de patriotismo. Las autoridades tienen la palabra. Quien quiera oír, oiga. Y o confio en que querrán todos los que deben para que pronto los pabellones del establecimiento estén alhajados como requieren y rodeados de jardines con sujeción a l proyecto magno del gran arquitecto y artista D. Antonio Palacios. Confío en que serán depuestos todos los odios, anulados los prejuicios, deshechos los recelos. Confío, en fin, en que el Sanatorio marítimo de Torrcmolinos ha de ser, con éxito creciente, albergue amoroso de la infancia necesitada de aire y de sol. MANUEL PRADOS Y LÓPEZ