Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. M A R T E S i D E S E P T I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G ár 2. cesiones. Alude al discurso de D Basilio Alvarez, y se. pregunta, sobre todo ello, qué deb. en hacer los católicos contra esto. R e belarnos, ¿no? Combatir dentro de la legalidad; la República, como forma de Gobierno, 110 es mala; los malos son los hombres que dictan leyes injustas. Ensalza a la Iglesia, y habla de la católica Zaragoza, donde en las. últimas elecciones hechas para elegir los hombres que han de troquelar la España de mañana, saiió triunfante por 3.382 votos contra 28.000, que sacaron los radicales. ¿Dónde está la católica Zaragoza? Alude al Sindicato Católico de Construcción, y se lamenta y cita cómo en las obras de los Agustinos, los Jesuítas y del Pilar sólo había trabajando, obreros socialistas y sindicalistas, y, en cambio, no se da trabajo a los católicos, a pesar de sus súplicas. Termina recomendando sean buenos cristianos, y ruega que a la salida guarden sus entusiasmos, sin meterse con nadie, y se disuelvan pacíficamente. Terminó el acto sin incidente alguno. E n las inmediaciones del local donde se celebró el acto, habíanse situado numerosos grupos de elementos perturbadores, compuestos de unas tres m i l personas, que esperaban la salida de los asistentes. Fuerzas de Policía y Seguridad, convenientemente apostadas, vigilaban el edificio de Fuenclara. Apenas empezaron a salir los católicos, eran abucheados e insultados, oyéndose algunos silbidos. A l cruzar la calle de Alfonso un sacerdote, intentaron arrollarlo; entonces, los guardias de Seguridad trataron de protegerlo, viéndose obligados, con la porra, a dar uua carga, repartiendo mandobles en abundancia, y consiguiendo que los protestantes huyeran. U n sujeto se revolvió en la huida, dándole un puñetazo en la cara, y cayó sobre él una lluvia de golpes, que, gracias a que el tal i n dividuo se rehizo pronto, y, poniéndose en pie, salió precipitadamente corriendo; s i no, lo hubiera pasado mal. Otro individuo, que dijo la Policía se había significado bastante en la protesta, llamado José Muño- Blázquez, fué detenido. De algún balcón de la calle de Alfonso, dícese que tiraron alguna piedra contra la fuerza pública, y que. una joven, de aspecto sirvienta, insultó a los guardias. Pronto la calle, de Alfonso, que estaba a esas horas muy concurrida, pues era la una y media de la tarde, quedó despejada y tranquila, desaparecierido los revoltosos rápidamente. E n la terraza del hotel Gambrinos, un joven muy conocido comentaba las incidencias, y, por lo visto, censuraba a los revoltosos entonces se precipitaron para agredirle, pero logró penetrar en el café donde se reíugiój en la revuelta cayeron a l gunas sillas, y rompieron un hermoso cristal de valor. Plan resultado tres guardias de Seguridad lesionados levemente; cabo Mariano Martínez, y guardias José Pérez y Eugenio M o reno. Los incidentes dieron lugar a bastante alarma por la parte más céntrica de la ciudad. gobernador civil, Sr. Pardo LordaniHeta, había tomado precauciones para evitar graves consecuencias, pues las fuerzas de Segundad y Vigilancia estuvieron protegidas por la Benemérita. A las. dos de la tarde, la ciudad quedó tranquila, y únicamente por las proximidades del edificio donde se había celebrado el acto había pequeños grupos comentando los i n cidentes. E 1 hacían determinadas excitaciones a la rebelión y se infringen las normas vigentes en estos casos. E n su vista, el gobernador civil ha suspendido la celebración del mitin, y ha adoptado las precauciones necesarias para evitar que aquéllos se reúnan clandestinamente. E n Z a r a g o z a se c e l e b r a u n m i t i n católico y a l a s a l i d a se r e g i s t r a n incidentes Zaragoza 31, 10 mañana. E l acto organizado por la Asociación Católica Nacional se celebró ayer, a las once, en el local de la calle de Fuenclara, presidido por el canónigo y diputado a Cortes D Santiago Guallar Poza, CQn. asistencia de unos mil espectadores, próximamente. A l entrar los oradores en el local el público los aplaudió largamente. Empezado el acto hizo uso de l a palabra D Miguel Sancho Izquierdo, catedrático de Derecho, rogando al público que asiste a l acto no se manifieste con expresiones de ningún género. Dice que el acto que se celebra es de afirmación católica, lo que quiere decir afirmación también de España, para protestar contra las vejaciones de que vienen siendo objeto los católicos. Dice que ellos no van contra la autoridad, sustentando la teoría divina de que la autoridad viene de Dios. Acata ai Gobierno de España y cita a León X I I I afirmando: acatamos la República española, pero estamos frente a las leyes injustas, que van contra el orden sobrenatural, cuyo legislador es Dios, que está por encima de todas las cosas Alude a la catolicidad de España y a las manifestaciones de L e r r o u x en el sentido de que España es católica. L o s católicos- -dice- -debemos aprestarnos a reconsquistas lo perdido y a la defensa de estos tres baluarte Prensa, Escuela y cargos de representación popular. Don Francisco Cavero clice que, ante el problema de la Iglesia existe una gran i n compresióii, tanto por ios- católicos como por los que no lo son. Comenta algunos artículos del proyecto de la Constitución, censurándolos por su falta de lógica, señalando que, bien sea por la fuerza del número de católicos de España, o la de la fe, precisa recabar el reconocimienT to del respeto de sus creencias. Termina diciendo que dentro de la localidad hay que dar al Gobierno la. sensación de que somos una fuerza. Don Santiago Guallar Poza dice que ha. ido al Parlamento a defender los sagrados intereses de la Iglesia, que son los de E s paña, y los de la tierra aragonesa, y no se ha alzado m i voz todavía porque no se ha presentado la oportunidad, no por miedo al Parlamento n i a sus figuras. Los católicos no hemos hablado protestando de los decretos, porque pensamos hacerlo cuando llegue a discutirse la Constitución. Combate varios artículos del proyecto. E l sueldo de los sacerdotes- -dice- -no se los da el Estado por sí, sino como compensación de lo que arrebató a l a Iglesia en otros tiempos. Relaciona el derecho de asociación con la disolución de las Congregaciones religiosas, diciendo que, según el proyecto, se va a admitir el sindicato para el mal, y no para el bien resultando que no se van a permitir los conventos de religiosas, dedicados a la oración, a la enseñanza y al cuidado de los enfermos, y se va a permitir que se asocien las mujeres para prostituirse. Se extiende en consideraciones sobre. la escuela única y laica, eí divorcio y las pro rio podrá oto a Ir. MAÑANA invierno a n ú b d d G siivaíoí EXPOSICIÓN Y VENTA E N ErLi- PiSO
 // Cambio Nodo4-Sevilla