Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rfr C J U E V E S 3- D E S E P T I E M B R E D E i g í EDICIÓN. D E- ANDALUCÍA. PAG: 3 i8. r Sr. Fádurá, tres taquígrafos y dos mecanógrafos. P o r l a mañana sólo habían podido tomar declaración al almirante Magaz y al teniente general D. Federico Berenguer. Se proponían durante l a tarde avanzar en la indagatoria, todo lo posible. Los trabajos de la subcomisión en Prisiones duraron dos horas, y los comisionados guardaron absoluta reserva con los periodistas, pues alegaron que tanto los detenidos como ellos habían dado palabra de honor de que las declaraciones no trascendieran de l a esfera de la actuación. rruecos, y ha pedido el expediente de responsabilidades que se instruyó el año 23, en el Congreso, durante el Gobierno de concentración liberal. ¿Quién gobierna al mundo? Ginebra 2, 12 noche. (Crónica telefónica de nuestro enviado especial. Hace dos semanas, cuando Alberto M a r x expone en el Comité de Técnicos Economistas la urgencia de facilitar créditos internacionales al fin de remediar el gravísimo problema del paro, uno de los técnicos le replicó E l mundo no está hoy gobernado por los gobernantes, sino por los financieros Y? es verdad. Casi en las mismas lloras caía el Gobierno laborista inglés, porque el Banco de Francia y el Reserva Federal N Bank dijeron en qué condiciones estaban dispuestos a dar a la Gran Bretaña un segundo empréstito de ochenta millones de libras esterlinas. E n el acontecimiento que se anuncia hoy en Ginebra como de mayor trascendencia política, también tiene una decisión decisiva y sin apelación el financiero. Este acontecimiento será la declaración conjunta del Gobierno de V i e n a y de Berlín, renunciando a la unión aduanera entre los dos países. Los señores Curtius y Schober no esperan ya a conocer el resultado de la consulta hecha al Tribunal permanente de Justicia i n ternacional, para saber si el espíritu o la letra de los tratados existentes se oponen al proyecto a- ustroalemán. Y a está decidido que desisten. A h o r a sólo se trata de la forma retórica que tendrá la renuncia, y para eso celebraron entrevistas los ministros Curtius y Schober con el embajador de Francia en Berlín, M Poncet, y éste con el ministro italiano, Sr. Grandi. r Ultimas impresiones H o y la Subcomisión del golpe de E s t a d o volverá a Prisiones M i litares y a la Cárcel M o d e l o N o terminaron ayer su cometido los vocales de la Comisión que estuvieron en Prisiones Militares. H o y tienen que volver, pues, para la indagatoria de tres de los detenidos. L a Subcomisión irá luego al domicilio del vicealmirante Cornejo, y más tarde irá a la cárcel, para tomar declaración al Sr. Castedjx L a Comisión, en pleno, vjo verá a reunirse hoy en el Congreso. L o s acuerdos de la Comisión Brevemente estuvo reunida la Comisión parlamentaria de Responsabilidades para escuchar el informe de los subcomjsionados que esta mañana tomaron declaración a los detenidos en Prisiones Militares. L a Comisión se mostró sorprendida por haber aparecido en la Prensa la noticia de las detenciones, cuando se había tomado el acuerdo en firme de que r se conocieran las medidas sin que el pleno de la Comisión estuviera enterado de su ejecución. L a Comisión designó a un médico para que reconozca a los señores Ponte y Cornejo, con el fin de que dictamine si tienen salud precaria, en cuyo caso pudiera suceder que la detención de estos dos señores se hiciera en sus domicilios respectivos, a disposición de la Comisión. L A REUNIÓN D E L C O N SEJO D E L A S O C I E D A D DE NACIONES D i s c u r s o del señor M a d a r i a g a en Ja Comisión de Unión E u r o p e a Ginebra 2, 10 mañana. Ayer tarde se ha reunido la Comisión de estudios para la Unión Europea, discutiéndose el dictamen de la subcomisión de peritos económicos, el cual se orienta hacia la colaboración estrecha, entre las naciones de Europa, y contiene una frase en que dice que la finalidad debe ser l a colaboración más amplia posible entre las naciones de Europa, a fin de que este contiríente sea un mercado común para los productos de todos los países que lo constituyen. Esta frase motivó diversas objeciones de los delegados suizos e irlandés, y la intervención del delegado español en el Comité de Coordinación, Sr. Madariaga, quien señaló la imposibilidad para España de aceptar la tesis de la subcomisión, puesto que a ello se oponen sus intereses comerciales en los países ultramarinos. También señaló el Sr. Madariaga que el informe propone la celebración de acuerdos económicos entre países y carteles i n dustriales, y este capítulo- -añadió- -hay que dejarlo al juicio natural de las condiciones económicas y libres iniciativas de los i n teresados Señaló el delegado español que, contrariamente a la propuesta del dictamen, entiende que la intervención de los carteles industriales debe efectuarse por mediación de la Sociedad de Naciones, en lugar de hacerlo los Gobiernos interesados. E n este momento- -añadió el Sr. Madariaga- -estamos sumidos en una fuerte crisis industria! Precisamente por el libre iuego de las condiciones económicas no deben entregarse los carteles industriales a este juego. E n resumen, tanto en lo que se refiere a los carteles como en cuanto, a lo que con cierne a los acuerdos entre naciones del tipo de uniones aduaneras, el Sr. Madariaga abogó por la- intervención de la Sociedad de Naciones para que exista garantía de que estas aproximaciones se hacen sin perjuicio, para el consumidor ni para terceras naciones. L a Comisión tomó en consideración las manifestaciones del delegado español. E l general Sanjurjo no tomó parte en el golpe de E s t a d o E l presidente de la Comisión de responsabilidades, D. Carlos Blanco, fué interrogado por los periodistas y se negó en absoluto a dar impresión de ninguna clase sobre los propósitos de la subcomisión. -C o r r e el rumor- -le dijeron de que se piensa detener a varios ex ministros de la Monarquía. -E s inexacto. -S e dice también que se adoptarán medidas relacionadas con el general Sanjurjo. -N o es verdad- -contestó el Sr. Blanco- E l general Sanjurjo no tomó parte en el golpe de Estado. Se ha dicho que conversó con el Rey, etc. etc. pero todo esto no pasa de habladurías y de noticias vagas en concreto, que la Comisión, por su espíritu de justicia, no puede recoger. ¿L a Comisión considera el Gabinete Berenguer como un Gabinete de Dictadura? -N o por ahora, no. U n procesamiento sensacional en rebeldía Preguntamos ayer a un vocal de la Comisión si ésta tiene el propósito de procesar a D Alfonso de Borbón. Desde luego. E l acuerdo está tomado. E l procesamiento será en rebeldía. Las otras subcomisiones actúan también con intensidad L a Subcomisión encargada de investigar todo el proceso del pistolerismo en Barcelona se ha reunido varias veces, y ha ordenado que se le envíen numerosos datos que existen en la capital catalana y en Gobernación. E l período principal de l a investigación de? esta Comisión es el que transcurre desde el- ultimo Gobierno de D. Eduardo Dato, o sea aquel en que se desarrolló la actuación principal de los generales Martínez Ani ¿lo y Arlegui, como gobernador civil y jefe de Policía de Barcelona, respectivamente. Parte princioal de la indagatoria ha de ser la destitución de ambos generales por el presidente del Consejo de ministros que sucedió al S r Dato, D José Sánchez Guerra. (Bambién trabaja la Subcomisión de M a v ¿Qué ha influido en los Gobiernos aus- triaco y alemán para desistir del proyecto de unión aduanera, en el que creían encontrar remedio para algunos de sus males? E l oro fué el arbitro. E l oro, acumulado en el Banco de Francia, impuso la ruptura. A l e mania y Austria están empobrecidas; se encuentran en el borde de la ruina. Necesitan ayuda. E l oro del Banco de Francia puso las condiciones a la ayuda que le han pedido las naciones indigentes. U n telegrama de la Associated Press, publicado hace un mes por toda la Prensa mundial, decía que el Gobierno francés i m puso condiciones políticas para conceder el empréstito, incluso el abandono del acuerdo aduanero austroalemán y la suspensión de l a construcción de buques de guerra de escaso porte. Las naciones pobres se han sometido. Seriamente declararán que abandonan la idea de la fusión aduanera. Esto se interpreta en Ginebra como un triunfo, y ni la diploma- cia, ni las razones invocadas por los gobernantes habrán conseguido que Y i c n a y Berlín desandarán el camino hecho hacia la Unión. E l oro fué el argumento decisivo. Cada reunión de la Asamblea de la Sociedad de Naciones queda registrada en los anales de Ginebra por un acontecimiento: pacto de Locarno, cláusula obligatoria del arbitraje, Unión Europea... L a de ahora será conocida por la renuncia del Anschluss. Todos los periódicos la anunciarán con letras bien llamativas, como lo merece el acontecimiento sobresaliente. Ignoramos si es favorable o cotnrario a la suerte de E u ropa: lo único que sabemos es que es obra negativa, porque ya no se hace lo que se proyectaba. L o que se resuelve es no hacer, o, por lo menos, dejar las. cosas como estaban. ¡S i a título de contrapartida pudiéramos anunciar algo positivo que bautizará: esta Asamblea... Pero es casi seguro que, no. Aquí están reunidos gobernantes, políticos y hombres de Estado, y los que gobiernan al mundo son los financieros. Y esos no vienen a Ginebra, porque no hay que confundir. L o s técnicos financieros tienen l a técnica y los verdaderos financieros tienes el oro. -X. 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla