Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C S Á B A D O 5 D E S E P T I E M B R E D E 1931 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 21. A iu i de madera, en las que todos los periodistas clavaron las tachuelas de los adjetivos elogiosos, hasta dejarlas rutilantes y con apariencias de valioso metal; nombres que ruedan de boca en boca, sin que nadie pueda decir concretamente en qué consiste su genialidad. A veces bastaría el martillazo de un artículo, para romper la fuerte cascará formada con tantas admiraciones rutinarias y demostrar que el interior estaba vacío. Pero los intereses creados detienen el golpe. Ortega y Gasset es otra cosa, y siempre que él quiera podrá servir utilísimamente a Esoaña. Hasta ahora, sin embargo, el Olimpo tabletea, es decir: teoriza. Reconocemos que la ocasión exige el tableteo. H a y que recordar, no obstante, que los dioses supieron bajar hasta las murallas de Troya, para luchar entre los humanos como un soldado más, sin que encontrasen humillante rasgar los neritoneos de los viles mortales. SÍ el Sr. Ortega y Gasset ve pasar alguna vez por eí hemiciclo una de esas pequeñas cuestiones insensibles a las emanaciones de la Filosofía y que son a veces concretamente dañinas para el país- -esas prosaicas cuestiones de riegos, de cambios, de aranceles... -no vacile en bajar del Olimpo para rasgarle el peritoneo. L a política es acción y concreción y un hombre del inmenso talento y de la inmensa cultura de Ortega, tan autorizado y tan austero, tan independiente, podría realizar mej o r que nadie un trabajo igual a aquel de Hércules cuando limpió los establos del Rey de l a Elida. -W. Fernández Flores. res de Francisco, Azorín, Ruíz de Toledo y Rojo. Se. autorizó al Sr. Alvarez Ángulo. para que haga un ruego en la Cámara y pida la repatriación de seiscientos españoles emigrados en la Argentina. L a minoría se reunirá el martes, a las diez de la noche, para tratar de la cuestión agraria, c on asistencia de los tres ministros del partido. Se acordó que el grupo se ponga a disposición de las directivas del partido socialista y de la Unión General de Trabajadones, para tratar de otros asuntos. Manifestaciones del señor Com- X panys E l jefe de la minoría catalana, interrogado por los periodistas, dijo que por noticias particulares sabía que la huelga de Barcelona entraba en vías de solución. A g r e gó que ya era hora de que esto ocurriera, porque una minoría no puede imponerse a toda una ciudad y paralizar su vida. Los periodistas le preguntaron si era cierta la noticia de la tirantez de relaciones entre el gobernador y el Sr. Maciá. L o desmintió, porque era imposible, que esto ocurriera, dada la gran amistad que entre ambos existe. L o mismo se decía cuando él ocupaba el Gobierno civil. El señor d e los Ríos aclara u n llamando a las puertas de la Cámara, insís 1 tir en este verbalismo, como si la urgencia; por tener ya la ley fundamental no existie- j ra. M u y bellos discursos, pero de espaldas í a la realidad. Hemos ofrecido al Sr. Besteiro una fórmula. Pudiera consistir ésta en que las cuatro sesiones semanales se dedicaran por completo al estudio de la Constitución y se celebrara una sesión matutina, que pudiera ser el jueves de cada semana para ruegos y preguntas e interpelaciones. E s t a fórmula nos parece viable. U n periodista dijo al Sr. Ossorio y Gallardo que en las tribunas se habían escuchado comentarios que se podían sintetizar en esta frase: Tanta palabra aquí y tiros en Barcelona -E s verdad, respondió el Sr. Ossorio. Parece como si estuviéramos aislados de la realidad española. Y terminó con esta frase: H a y que aligerar, porque si no pueden disolvernos, y esta vez no sería Pavía D i c e el s e ñ o r Besteiro. E l marde la t o tes terminará el d e b a t e Fuera de sesión Sobre responsabilidades. de NotiMacias d e l a S u b c o m i s i ó n rruecos y Jaca Se lia presentado espontáneamente, a la Subcomisión de Marruecos y Jaca el general Lezcano, presidente del Tribunal militar que condenó a los capitanes Galán y García Hernández. Mañana declarará ante la Subcomisión el general Sr. Fernández Heredia, capitán general de la región cuando los hechos de Jaca acaecieron. H o y ha declarado el Sr. Elola, pero sus- manifestaciones carecieron de interés sobre el proceso militar de Jaca. L a Subcomisión ha pedido al fiscal la remisión de todos los antecedentes sobre el proceso de Jaca. Estas han sido las actuaciones públicas, porque la Subcomisión lia tenido otras secretas, que no ha querido participar a los periodistas. L a S u b c o m i s i ó n del g o l p e d e E s tado E l general Sr. Muñoz Cobos, capitán general de M a d r i d durante, el golpe de Estado del 13 de septiembre, se lia puesto a disposición de esta Subcomisión desde hace dos días. E l general N a v a r r o y Alonso de Celada ha solicitado una licencia de cuatro o cinco días para seguir en el balneario de Cabreiroa. Comisión de Justicia Se reunió l a Comisión permanente de Justicia, para emitir dictamen en el proyecto de tenencia ilegítima de armas. Introdujo algunas variaciones. Examinó una proposición del Sr. Salazar Alonso, para equiparar la ley civil a la m i litar en lo relativo a la prisión atenuada. R e u n i ó n d e Ja minoría s o c i a l i s t a Los socialistas acordaron esta tarde ampliar, la directiva del grupo con los seño- acuerdo de Consejo E l ministro de Justicia se refirió al acuerdo de un Consejo de ministros sobre ampliación de la zona del cultivo de tabaco. D i j o que se trataba de unas sugerencias, que tienen dos aspectos: uno, que se refiere al incremento de la producción agraria para evitar tributo al extranjero, y otro, relativo a la solución del problema obrero, porque este cultivo del tabaco puede hacerse durante la parada de los demás cultivos. E l Gobierno se pondrá de acuerdo con la Arrendataria para ultimar todos los detalles de este problema. L a minoría r a d i c a l Se reunió y dio por terminado el estudio de las bases de reorganización del partido. Don Emiliano Iglesias, a Bar- celona Ayer, hallándose en el Congreso, recibió don Emiliano Iglesias la noticia de la enfermedad grave y repentina de su esposa, que se encuentra en Barcelona. N o pudo comunicar con aquella población y en automóvil marcho inmediatamente a la ciudad condal. L o s señores O s s o r i o y G a l l a r d o y S a l a z a r A l o n s o v i s i t a n al s e ñ o r B e s t e i r o U n a fórmula Terminada la sesión visitaron al señor Besteiro D Ángel Ossorio y Gallardo y don Rafael Salazar Alonso. L a entrevista duró unos diez minutos. Conversamos con dichos señores, preguntándoles- si la visita tenía relación con el escrito que a primera hora de la tarde habían presentado a la Mesa. N o de un modo exclusivo- -nos contestó el Sr. Ossorio y Gallardo. Principalmente hemos hablado al Sr. Besteiro de la necesidad de que este debate sobre totalidad del proyecto de Constitución se aligere todo lo posible. E l espectáculo es lamentable. Son ya muchos discursos, más de sesenta, y no se puede mientras tantas realidades están talidad E n su conversación con los periodistas, el presidente de la Cámara se expresó en estos términos: -N o hemos podido acabar el debate de totalidad en la tarde de hoy como era m i deseo y mi propósito. Concluiremos el martes, porque sólo quedan por intervenir el señor Leyzaola, en representación de la m i noría vasca. D Pedro Sáinz Rodríguez para consumir el tercer turno en pro, y D M e l quíades Alvarez, aunque esto no es seguro. S i el Sr. Sáinz Rodríguez no usara de la palabra, lo haría en. su lugar el sacerdote Sr. García Gallegos. E l martes acabaremos con la totalidad, y nos enfrentaremos con los títulos y artículos del proyecto, distribuyendo bien los turnos y organizando los trabajos de manera que la discusión no se haga interminable. S i fuéramos a conceder todos los turnos reglamentarios, no acabaríamos nunca. E l Sr. Besteiro se refirió después al discurso del Sr. Ortega y Gasset, del que hizo un cumplido elogio. Ese discurso- -agregó- -tiene muchos matices, y es preciso leerlo con detenimiento. Convengo con muchas de las opiniones del orador, y eso que yo no debía decir tal cosa, porque desde que ocupo la presidencia de la Cámara yo no tengo opiniones políticas. 1 Un diálogo e n t r e el m i n i s t r o de T r a b a j o y el s e ñ o r C o m p a n y s A l llegar a l a Cámara el ministro de Trabajo coincidió en un pasillo con el señor Companys y un grupo de periodistas. A l primero le pidieron los informadores confirmación de la noticia circulada sobre l a solución de la huelga de Barcelona, y el señor Companys, a su vez, preguntó a los periodistas qué noticias tenían. Entonces, uno de éstos dijo que el Comité directivo de la huelga había remitido un oficio al a l calde diciendo que ordenaba la vuelta a l trabajo. -Entonces- -dijo el Sr. Companys- -eso está terminado. A h o r a hay que apretar los tornillos. ¿P e r o quién? -preguntó el ministro de Trabajo. -P u e s el gobernador- -contestó el señor Companys. -S i le dejan- -dijo riendo el ministro. U n poco desconcertado por el tono irónico de las palabras del Sr. L a r g o Caballero, el diputado catalán d i i o -C l a r o que le dejarán; no faltaría más, E l ministro de Trabajo se alejó dei diciendo: -Y a veremos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla