Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S io D E S E P T I E M B R E D E 1031. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22 Los antiguos parlamentarios meditan. ¡A y! Esto no es como entonces. Hasta los azucarillos son menos dulces y está ausente aquella ternura con que era. forrado de hule el escaño de D Melquíades para dar m á s frescor a su cuerpo. E l respeto de antes se lia resquebrajado. U n radical- socialista, de microscópica importancia, ha cortado dos veces el discurso del Sr. Álvarez con observaciones pueriles. U n socialista, en cuya cara negra hay una cosecha bien madura para la navaja del barbero, le i n terrumpe varias veces también, con una ancha seguridad despectiva, apoyada sobre el banco delantero una mano estensa, abundante y dura como un pan aldeano. Luego, casi toda 3 a C á m a r a comenta con un encrespado murmullo las afirmaciones de don Melquíades, a propósito de la cuestión religiosa. L a Religión es un freno para los hombres y después de este divulgado j u i cio, otra voz que define desdeñosamente. ¡Es un anticuado! E l reformismo, lanzado a la derecha de l a Cámara, encalla allí, y el buen sentido nos advierte que, en el nuevo estado de cosas, este es su natural fondeadero. D M e l quíades Alvarez ha expuesto en algunos momentos de su, discurso ideas de gran sensatez, como cuando habló de las religiones y advirtió la deficiencia. de l a denominación que en la Constitución proyectada se aplica a la República. Hace falta en l a Cámara un guardafrenos. Los diputados agrarios no lo son, porque su, verdadera ansia es dar marcha atrás. E l S r Alvarez ha ganado ayer la plaza vacante de guardafrenos de la Cámara. Este es el resultado de la rápida evolución de las cosas en el torbellino de nuestro tiempo. Como en las tierras que se van hundiendo, en el mar, de lo que antes era costa sólo se ven los toqueados m á s altos- -Romanones, A l b a Sánchez Guerra- lo demás está sumergido. D M e l quíades es ya cantil inclinado sobre las aguas. Estaba allá, tierra adentro... U n Padrenuestro por el reformismo, que nada acertó a reformar. A h o r a notamos que nace hacia el, en nosotros, un poco de ese cariño que tenemos hacia todo lo que se hace encasillar en el pasado. También amamos al buque fantasma, y, nos produce pena ver a los marineros de un moderno navio, impulsado por el petróleo, ligero y audaz, con estremecidas antenas en lo alto, inclinarse sobre la regala para gritar irrespetuosamente al- capitán del barco legendario, solemne en su papel de fantasma: ¡E h t ú! ¿adonde vas? ¿P o r qué no desratizas con cianhídrico esa vieja cascara? Compra a, plazos un motor auxiliar; que ahora todo el mundo tiene prisa y nadie quiere navegar a. vela. -Wenceslao Fernández Plores. Cuarto. Los -título 9 cuarto, quinto y sexto, que tratan del Parlamento, del Gobierno y del presidente de la República, se englobarán en uno solo para los efectos de totalidad. Los jefes de minorías hablaron después de. l a posibilidad de que venga a la C á m a r a el escrito de reforma en el auto de proce- Sarniento y prisión de los generales detenidos por la Subcomisión. del golpe de Estado. F u é un cambio de impr- esiones, partiendo de la base de que la Subcomisión- deniegue el escrito, y para que las minorías estén advertidas y piensen qué actitud han de adoptar cuando el asunto llegue al salón de sesiones. Igualmente trataron los jefes del propósito que se atribuye al Sr. G i l Robles de plantear en la C á m a r a el caso del Sr. Calvo Sotelo, que, según noticias recibidas p or el presidente de la Cámara, desea venir a M a dird, prometer el cargo y hablar defendiendo su gestión en el Gobierno de Dictadura, solicitando después que se conceda el suplicatorio para procesarlo. Claro que todo esto tuvo un carácter casi particular, más bien como noticia que trans- mitió el presidente a los jefes de minorías reunidos en. su despacho. Sr. H i d a l g o Castilla la V i e j a Sr. -R ú i z Murcia, Sr. R i z o Canarias, Sr. Lara, y, Baleares, Sr. Canet. La Comisión de Actas H o y se reunió l a Comisión de Actas, bajo la presidencia del Sr. Calor. Comenzp la informas- ion pública, y hablaron los Sres. F e r n á n d e z López, Tizo, H e rrero, Peñalobo y Azpiazu, los tres primeros candidatos derrotados, y triunfante el último. M a ñ a n a continuará la. información. El señor Besteiro subraya el acuerdo de aligerar el debate de la Constitución A última hora, el Sr. Besteiro habló, como de costumbre, con los informadores de Ta Cámara. -Y a h a b r á n visto ustedes- -les dijo- -cómo hemos abordado la reducción de. los trabajos parlamentarios. Ahora, l a dificultad, estriba en elegir, los nombres de los que tienen que intervenir en l a totalidad de los títulos. H a b í a muchos que tenían pedida l a palabra, y como ahora se engloban y acumulan varios títulos el n ú m e r o de oradores excede a las posibilidades. E l procedimiento de elegir a los primeros que solicitaron l a palabra, podría llevarnos a eliminar precisamente a los que más interés tienen en intervenir. Este asunto lo he dejado para que lo resuelvan los jefes de minorías, que se reunirán mañana, a las tres y media, en mi despacho. L a sesión- -terminó el S r Besteiro- -empezará a las cuatro, con arreglo al acuerdo adoptado por las minorías. Interesantes manifestaciones del señor Maura. Ha terminado la huelga de la Telefónica E l ministro de la Gobernación, al llegar a la Cámara, dio a los periodistas una noticia interesante: D i j o que virtualmente ha terminado l a huelga de l a Telefónica, y que esta noche la Compañía circulará un comunicado en el. que dice que los huelguistas que soliciten su reingreso antes del día 12, y firmen en los pliegos que al efecto estarán dispuestos, reingresarán en la Compañía, si bien ésta sé reserva el derecho de eliminar a aquellos cjue reali- zaron actos de sabotage. Esta medida es general para toda. España. E l ministro agregó que había hablado con el gobernador d e- Á v i l a y le ha ordenado que detenga al arquitecto eme debió reconocer la plaza de Sotillo de l a Adrada, donde ocurrió el accidente ya conocido; que se le incoe el oportuno expediente, y que se pase el tanto de culpa a los Tribunales, si ha lugar. E l Sr. M a u r a ha. prohibido todas las novilladas que estaban anunciadas en la provincia. El caso de Mora de Toledo El diputado Sr ¡Madariaga habló ayer. con el ministro de la Gobernación sobre lo ocurrido en el pueblo de M o r a de Toledo. E l alcalde ha puesto en prisión al cura párroco del pueblo, y ha expulsado del mismo a los demás sacerdotes, consintiendo tan sólo la permanencia de un capellán de m o n jas por si fueran necesarios los auxilios espirituales a algún moribundo. Esta determinación del alcalde se funda en l a noticia equivocada de que el cura p á rroco había pronunciado un sermón en un pueblecito próximo, de ataque a l a R e p ú blica. Todos los vecinos del mencionado pueblo han dicho que, l a noticia es falsa, y el alcalde, sin embargo, mantiene su resolución. E n otros pueblos de la provincia se da el caso de que los vecinos 110 pueden entrar ni salii sin un salvo conducto de las asociaciones obreras. Reunión de la minoría de izquierda catalana É s t a minoría acor. 3 que intervenga en contra de l a totalidad del título preliminar de la Constitución D Humberto Torres, quien defenderá el criterio general y laico de lá minoría. E n el título primero hablará el Sr. X i r a u Palau. Fuera de sesión Nueva reunión de los jefes de minorías con el presidente d é l a Cámara. Los acuerdos Como estaba anunciado, esta tarde se reunieron con el presidente de la Cámara los jefes de minorías, para estudiar el modo de aligerar la discusión de la totalidad de los títulos. E n principio, se acordó lo siguiente: Primero. Que el título preliminar y el primero se englobarán para los efectos de los turnos de su totalidad. Segundo. Los títulos segundo, sexto, séptimo y décimo 110 tendrán discusión de totalidad. Tercero. Los títulos tercero, octavo y noveno tendrán íntegra la discusión de totalidad, o sea los tres turnos en pro y los tres en contra, en cada uno de los títulos. Una frase de don Melquíades Alvarez y un comentario del señor Unamuno Después de l a sesión, acudieron muchos diputados al pasillo circular de la Cámara, donde se hallaba D Melquíades Alvarez, para felicitarle. -Yo aspiraba tan sólo dijo- -a que el Congreso me escuchara, y durante hora y media que ha durado el discurso, no he perdido la atención de la Cámara. E s bastante, si examinamos las circunstancias presentes. E l Sr. Unamuno felicitó también al Sr. A l varez, y luego hizo el comentario con esta frase: -H a sido predicar en. desierto. Los radicales Esta minoría, después de examinar varios artículos del proyecto tk Constitución, nombró el Comité ejecutivo del partido, en la siguiente forma: Presidente, D Alejandro L e r r o u x vicepresidente, D Diego Martínez Barrios. Delegados de regiones: Madrid (capital) señor Guerra del R í o Madrid (provincia) Sr. Torres C a m p a ñ a Barcelona (capital) Sr. U l l e d Barcelona (provincia) Sr. P u í g D A s t r e r Galicia, Sr. Abad Conde; -León, Sr. F e r n á n d e z Roso; Valencia, D Sigfrielo Blasco; Castellón, Sr. Gasset; Asturias, señor Fernández B u y l l a Vasconia, Sr. U j a biada; Andalucía, Sr. A r á n d a Extremadura, Una interpelación de don Santiago Alba sobre política económica E l ministro de Hacienda, Sr. Prieto, confirmó, a última horadante los periodistas, que. D Santiago A l b a le tenía anunciada una interpelación, sobre política económica del Gobierno, para la semana próxima, Lea V. mañana A H C
 // Cambio Nodo4-Sevilla