Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES n D E S E P T I E M B R E D E 1931. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 18. 1 cedimiento establecido en este Código fundamental. L a condición de limítrofe no es aplicable a los territorios insulares entre sí. U n a vez aprobado el Estatuto, será la ley básica de la organización político- administrativa de la región autónoma, -y el Estado español la reconocerá y amparará, como parte integrante de su ordenamiento constitucional. Artículo 12. P a r a la aprobación del E s tatuto de la región autónoma será precisa la concurrencia de las siguientes condiciones: a) Que lo proponga la mayoría de sus Ayuntamientos, y cuando menos aquellos cuyos Municipios comprendan las dos terceras partes del Censo electoral de la región. b) Que lo aceptene por lo menos las dos terceras partes de ios electores inscriptos en el Censo de la región. S i el plebiscito fuere negativo no podrá reproducirse la propuesta de autonomía, hasta transcurridos cinco años. c) Que lo apruebe el Parlamento. Los Estatutos regionales serán aprobados por el Parlamento, siempre que se ajusten al presente título y no contengan preceptos contrarios a la Constitución y a las leyes orgánicas del Estado en las materias no transmisibles al Poder regional. Artículo 13. Igual al proyecto de la Comisión. Artículo 14. Son de la exclusiva competencia del Estado español la legislación y la ejecución directa en las materias s i guientes Primera. Adquisición y pérdida Q e la nacionalidad y regulación de los derechos y deberes constitucionales. Segunda. Relación entre la Iglesia y el Estado y régimen- de cultos. Tercera. Representación diplomática y consular y, en general, la del Estado en el exterior, declaración de guerra, tratados de paz, régimen de colonias y toda clase de velaciones internacionales. Cuarta. Pesca marítima. Quinta. Deuda del Estado. Sexta. Ejército, M a r i n a de guerra y defensa nacional. Séptima. Régimen arancelario, tratados de comercio, Aduanas y libre circulación de mercancías. Octava. Abanderamiento de buques mercantes, derechos y beneficios que concede e iluminación de costas. Novena. Régimen de extradición. 10. Jurisdicción del Tribunal Supremo, salvo las atribuciones que al Poder regional se reconozcan en el artículo 16. 11. Sistema monetario, emisión fiduciaria y ordenación general bancaria. 12. Régimen general de comunicaciones, lineas aéreas, Correos, Telégrafos, cables submarinos y radiocomunicación. 13. Aprovechamientos hidráulicos y eléctricos, cuando las aguas discurran fuera de la región autónoma o el transporte de energías eléctricas salga de su término. 14. Defensa sanitaria en cuanto afecte a intereses extrarregionales. 15. Policía de fronteras, inmigración, emigración y extranjería. 16. Hacienda general del Estado. 17. Fiscalización de l a producción y comercio de armas. E n cuanto al régimen tributario, se estará a lo dispuesto en los artículos correspondientes de esta Constitución. Artículo 15. Corresponde al Estado español la legislación y podrá corresponder a las regiones autónomas en l a medida de su capacidad política la ejecución sobre las siguientes materias: Primera. Legislación penal, obrera, mercantil y procesal. E n cuanto a la legislación civil, las formas legales del matrimonio, la ordenación de los registros e hipotecas, a base de las obligaciones contractuales y la regulación de los Estatutos, para coordinar la aplicación y conflictos entre las distintas legislaciones civiles de España. Segunda. Legislación. sobre propiedad i n telectual e industrial. Tercera. Eficacia de los comunicados oficiales y de los restantes documentos públicos. Cuarta. Pesas 3 medidas. Quinta. Régimen minero y bases mínimas sobre montes, agricultura y ganadería en cuanto afecten a la defensa de la riqueza y coordinación de la Economía Nacional. Sexta, Ferrocarriles, carreteras, canales, teléfonos y puertos de interés, y la ejecución, quedando a salvo para el Estado la redención y Policía de los primeros y la ejecución indirecta que pueda reservarse. Séptima. Bases mínimas de la Legislación sanitaria interior. Octava. Régimen de Seguros generales y sociales. Novena. Legislación de aguas, caza y pesca fluvial. Décima. Régimen de Prensa, Asociaciones, reuniones y toda clase de espectáculos públicos. Undécima. Derecho de expropiación, salvo siempre la facultad del Estado para ejecutar por sí sus obras peculiares. Duodécima. Socialización de riquezas naturales y empresas económicas, delimitando la legislación de la propiedad y atribuciones del Poder del Estado y de la región. Décimo tercera. Servicio de Aviación civil y radiodifusión. Artículo 16. Podrá corresponder a las regiones autónomas, en la medida de su capacidad, l a legislación exclusiva y ejecución directa en las siguientes materias: Primera. L a Enseñanza, salvo las garantías mínimas, establecidas por la Constitución; la fijación mínima de los requisitos para obtener títulos profesionales y l a mención de éstos en la República junto aí Poder de la región para la validez fuera de ésta. Segunda. E l régimen municipal y la división territorial, sin mengua de la autonomía de los Municipios. Tercera. L a regulación del derecho c i vil en las regiones que históricamente lo tuvieren peculiar, con las excepciones establecidas en el artículo anterior. Cuarta. L a organización de los T r i b u nales, adaptada a las leyes de enjuiciar de la República. E l Tribunal Supremo, aparte la jurisdicción que en única instancia le reconozcan en dichas leyes, ejercerá la ocasión en materia penal, sobre todo en territorio español, y conocerá, en apelación en los recursos contencioso- administrativos, contra actos de los Poderes regionales en las materias objeto del artículo anterior. L a casación civil no abarcará nunca las instituciones de derecho civil especial de una región autónoma. Quinta. L a ordenación del ejercicio de la fe pública y nombramiento de los registradores y notarios. Sexta. Los ferrocarriles, caminos, canales, puertos y demás obras públicas de interés regional. Séptima. L o s servicios agronómicos, forestales pecuarios, Sindicatos y cooperativas agrícolas, política y acción social agraria, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior. Octava. L a beneficencia y la sanidad exterior, ésta con la misma salvedad del número precedente. Novena. L a Policía y el orden interior. E l Poder regional autónomo podrá requerir el auxilio de la fuerza armada nacional y el Estado recíprocamente podrá obtener del Poder regional su cooperación en los conflictos de carácter suprarregional o extraregional. Décima. Establecimiento y ordenación de centros de contratación de mercancías y valore, conforme al derecho mercantil. Undécima. Cooperativa, mutualidades y. pósitos. Duodécima. Empréstitos, tesorería y, en general, hacienda de la región. Artículo 17. E n las regiones autónomas no. se podrá regular ninguna materia con diferencia de trato entre los naturales del país y los demás españoles. Artículo 18. Todas las materias que no estén explícitamente reconocidas a la región autónoma en su Estatuto se reputarán propias de la competencia del Estado, pero éste podrá distribuir o transmitir las facultades por medio de una ley. Artículo 19. Las leyes de la República serán ejecutadas en las regiones autónomas por las autoridades, salvo aquellas leyes cuya ejecución está atribuida a órganos especiales o en cuyo texto se disponga lo contrario, siempre conforme a lo establecido en este título. E l Gobierno de la República podrá dictar, reglamentos para l a ejecución de sus leyes, aun en Los casos en que esta ejecución se atribuya a las autoridades regionales. Artículo 20. E l derecho del Estado español prevalece sobre el de las regiones autónomas, en las materias objeto dé los artículos 14 y 15, y en las demás que no estuviesen transmitidas a una región, y, en cambio, prevalece el de la región en las materias que el Estatuto le confiera como de su exclusiva competencia. César J iurrós, Federico Fernández Castillejo, Federico Castillo, José. Centeno, Cirilo del Río, Enrique del Castillo y Francisco de Aramburu. E l señor Carner explica el alcance de Ja enmienda y trata de justificarla Asegura que la comprobación de la enmienda no impedirá el examen del E s tatuto E l Sr. Carner, de. la minoría catalana, uno de los que han sostenido conferenicas con el presidente sobre el problema regional, quiso explicar ante los periodistas el sentido de la enmienda, extrañado de que se le hubiera dado tantas proporciones a un asunto que no lo merece. E r a necesario, dijo, abrir una puerta para que entrasen en el proyecto de Consitución los Estatutos regionales. E l voto de los señores X i r a u y Alomar estaba encaminado á posibilitar la discusión del Estatuto y lo que ahora ha ocurrido es que el Sr. Alcalá Z a mora hizo indicaciones para que se modificaran algunos extremos de dicho voto, y, le pareció que el mejor camino era la presentación de una enmienda, desde luego no igual al voto que contuviera las mencionadas reformas. ¿Entonces el voto del- Sr. X i r a u se retirará? 3- -S í por lo menos cabe detenerlo. L o que queremos, dicho de una vez, es que no se nos tapone el Estatuto. Como ustedes saben, la Constitución habla de las facultades del Poder central y de aque- lias que se pueden conceder a las regiones. E l voto del Sr. X i r a u de una manera técnica agrupaba estas facultades en dos órdenes facultades que el Poder Central determina y ejecutan las regiones, y faculta- des que determinan y ejecutan ¡as regiones. Esta distinción técnica la aceptó íntegra- i mente el Sr. Alcalá Zamora, pero no otros aspectos del voto y nos rogó que recortáramos muchas cosas que en aquél se consignan; a esto obedece simplemente l a enmienda que está más cerca del proyecto de Constitución que del voto particular. Desde luego, el Estatuto se discutirá como cuerpo orgánico y legal; pero también esta.