Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 22 D E S E P T I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 36. villo, al que hizo una faena voluntariosa con la franela en la izquierda; los más de los pases, echando en algunos naturales gracia y arte. Con el acero no estuvo en cambio a la altura de otras ocasiones, aunque fuera brevísima su actuación, ya que su primer enemigo murió de un metisaca en los bajos, y el quinto de la jornada de una estocada entera, pero también caída. E n casi ningún momento acompañó la suerte al debutante Isidro Sánchez (Finezas) en el que se advertía claramente un completo desentrenamiento que aparecía mezclado en diversas ocasiones de una preocupación excesiva. E l toro de su presentación fué al desolladero de una estocada contraria y pasada, y otra un poco más en lo alto, finando el bicho que cerró plaza de dos pinchazos, el primero sin soltar el arma, media estocada perpendicular, y al cabo un sablazo caído. L a entrada fué bastante buena, y bregando y con las banderillas destacó como es en él uso y costumbre el formidable peón Benito Martín (Rubichi) que escuchó a Ip largo del festejo frecuentes y muy nutridas palmas. Total, que la corrida fué aburridísima, y eso que el público procuraba distraerse con bromas y burlas, en tendidos y gradas. Así, por ejemplo, en la grada cuarta la emprendieron con un señor grueso, al que g r i taban: Sombrerito de paja, 110 seas vago y trabaja Y es que está visto: en todas partes, la cuestión es pasar el rato. -E. P. tuvo breve, matando, sus dos bichos de sendas estocadas desprendidas. Niño de Tomares lo intentó todo con el capote y muleta y consiguió palmas en varios lances pintureros y muletazos de efecto. Entró con estilo a herir y cortó la oreja de su primero, al que tumbó de un pinchazo hondo y delantero y de una estocada mejor colocada. D e l último se deshizo de media estocada caidilla y varios intentos. Carmona Primero de lidia ordinaria. Villalta d i verónicas buenas. (Aplausos. Con la m u leta hace una faena inteligente, para una estocada. (Palmas al diestro y pitos al toro. Segundo. Fuentes Bejarano. lancea superiormente, y Pepe Amorós arranca una gran ovación, haciendo el quite de la mariposa. Bejarano hace una faena buena, constantemente aplaudido, destacando un molinete; una estocada que basta. (Ovación. Tercero. Amorós da una serie de verónicas buenas y eye una ovación, que se repite en el primer quite; coloca luego tres estupendos pares de banderillas. (Ovación. Muletea con pases de tanteo, y en cuanto iguala el bicho, deja media, que basta. (Aplausos. Cuarto. Nada con el capote. E n los quites se aplaude uno de Amorós. Villalta muletea distanciado, en m e d i de constante bronca y con la intervención continua de los peones. (Más escándalo. U n a estocada buena. (Pitos. Quinto. Bejarano es aplaudido toreando de capa. E n quites nó hay nada de particular. Con la muleta, la faena es inteligente y dominadora, con tocamiento de pitones. (Ovación. Entrando bien, pincha en hueso repite, dejando una estocada. (Ovación, petición de oreja y vuelta al ruedo. Sexto. Amorós le saluda con una seria de verónicas, con temple y suavidad. E n el primer quite lo hace artísticamente, de frente por detrás. Bejarano, en su turno, da unos faroles preciosos. E n el cuarto quite, Amorós se l í i al toro a la cintura. (Ovación a los maestros. Seguidamente coge banderillas y, después de juguetear con el toro, deja tres pares de maestrazo. (Ovación. Brinda al público, iniciando la faena con un pase alto; sigue con la izquierda, con varios naturales estatuarios y de firma, de rodillas. (E l público le tributa una gran ovación. L a segunda parte de la faena es más artística, si cabe, que la primera, intercalando un molinete y agotando el repertorio; volcándose sobre ei morrillo deja un estoconazo, saliendo el toro muerto sin puntilla. (Ovación, dos orejas, rabo y vuelta al ruedo. 0 E N OVIEDO T o r o s de Cíairac. Cagancho, O r tega y P e p e Bienvenida Oviedo 2 r, 7 tarde. Con buena entrada se celebra la corrida. Primero. Bien criado y manso, por lo que es fogueado. Guerrilla se cae ante la cara del toro, que le pisotea, haciendo M a gritas el quite. Cagancho torea con precaución y sufre un desarme; en la querencia de los toriles da un pinchazo hondo y descabella. Segundo. Negro. Ortega da ocho verónicas en dos tiempos y media excelente. (Ovación. Ortega obliga mucho y hace un gran quite de frente por detrás; Pepe Bienvenida sigue con revoleras y Caganch o con chicuelinas. (Ovación a los maestros. Ortega brinda a Dominguín y encuentra al toro quedado. Hace una faena obligando, en la que se destacan dos molinetes. (Música. D a una estocada entera y tendida, entrando bien y descabella. (Ovación, dos orejas y rabo. Tercero. Negro y revoltoso. Bienvenida da dos verónicas buenas por el lado izquierdo. Ortega hace un buen quite al toro, que es mansurrón. Bienvenida hace una faena por la cara; un pinchazo, entrando largo y rápido; más pases, de pitón a pitón, y media en los blandos. Cuarto. Negro y abanto. Cagancho se muestra miedoso. Se ovaciona a Ortega en los quites, pero el toro sale suelto. Cagancho, previo trasteo, receta, a paso de banderillas, un metisaca; otro pinchazo, otro malo y otro hondo. (Pitos. Quinto. Negro, grande. Ortega está soso con el capote. S i n nada en los quites pasa el toro a la jurisdicción de Ortega. Brinda desde los medios. A l primer pase pierde la muleta. Consintiendo mucho se hace con el toro. Torea por alto, intercalando molinetes emocionantes. A l hilo de las tablas deja media, entrando bien, y descabella. (Música, y se le conceden las orejas y el rabo. Sexto. Negro. Pepe Bienvenida lo saluda con magníficas verónicas. E l toro está nerviosillo y no acude a los caballos. E s condenado al tueste y como los. banderilleros no hacen nada, el público protesta. E l toro está dificilísimo, y Bienvenida, muy apurado, larga un pinchazo sin soltar, otros dos pinchazos más un aviso, otro y descabella. E l público aplaude, porque el toro era ilidiable. EN juego TETUAN Fres novilleros que pueden dar E n la novillada sin caballos y con los acostumbrados regalos, celebrada el domingo último, actuaron L u i s Calderón de la Barca, Juan Blanco (Blanquito) y Niño de Tomares, tres novilleros que de perseverar en su afición y de corregirse de algunos defectilios propios de principiantes pueden dar juego en la fiesta y aun llegar a ser destacadas figuras, toda vez que intentaban ejecutar el repertorio del torero moderno con la mejor intención. Se lidiaron seis novillos de Zapallos, terciados, recogidos de pitones y bravitos, con los cuales se hubiera podido desarrollar un curso completo de tauromaquia, pues fueron tan suaves que no tiraron ni un derrote, con mala intención en los varios momentos que acosaron a los lidiadores. De Calderón de la Barca puede decirse que así como su inmortal homónimo triunfó en la escena, también él triunfó sobre la arena al instrumentar en su segundo enemigo, por lo que fué ovacionado, cinco naturales y uno de pecho, seguidos de media estocada ladeada, que se premió con ovación y oreja. A su primero, al que d i o alguno que otro lance ajustado, le muleteó más dominado que dominador, tumbándole de un bajonazo. Blanquito, el novillero más destacado en esta plaza, puesto que con la del domingo E N SALAMANCA lleva cinco corridas toreadas, demostró con el capote su fino estilo toreando a sus dos L a cuarta corrida de Feria bichos con varias series de verónicas, a l gunas de ellas modelo de naturalidad, lenSalamanca 21, 6 tarde. Se celebra la titud y temple y llevando al enemigo subcuarta corrida de Feria, con tiempo bueno y yugado en los vuelos del capotillo. Con la entrada floja. E l ganado pertenece a M o muleta empleó la izquierda en varios pases reno Ardanuy, actuando de matadores V i naturales y de pecho, no cuajando del todo llalta, Fuentes Bejarano y Pepe Amores y sus faenas que fueron apretadas y llenas rejoneando un novillo de Villarroel el cade valor, por un excesivo nerviosismo del ballista D José Iglesias Chicharro. que debe huir en lo sucesivo el diestro, pues Novillo de rejones de Villarroel. Chicha- los nervios no sirven sino para restar l u rro luce sus condiciones de buen caballiscimiento al toreo de muleta, que debe desta, y eí novillero Ricardo Martín (Trastacarse con un valor consciente y en el comontes) da unas verónicas aceptables. C h i nocimiento de las condiciones del enemigo. charro clava n buen rejón, y al poco rato Oyó muchos aplausos y coa ei estoque es- el toro muere. E N SAN SEBASTIAN Seis toros de M i u r a para José O r t i z Rayito y Paímeño San Sebastián 21, 10 mañana. Se celebró ayer la segunda corrida del segundo abono y última temporada con tiempo espléndido y buena entrada. A l hacer el paseo las cuadrillas los matadores fueron aplaudidos. Primero. Negro chorreado. Ortiz lo recibe con tres verónicas. Rayito en quites da otras dos y Palmeño en su turno hace un quite eficaz para bajar la cabeza al miura. Recibe tres varas sin tumbos, y Ortiz encuentra al toro difícil y le hace una faena valiente de aliño. Deja un pinchazo bien señalado y media caidilla. (División. Segundo. Castaño obscuro. Rayito lo veroniquea movido y recibe un palotazo en l a cara, pierde el capote y pasa a la enfermería en brazos de las asistencias; pero sale a los pocos mantos, y en un quite da urtas verónicas y un recorte, que le valen palmas. Tres puyas y dos marronazos por un tumbo. Rayito hace una faena movida, sufriendo un desarme; deja un pinchazo, entrando bien; repite con otro y media baja a toro arrancado. Descabella a la cuarta. (División. E i toro es pitado en el. arrastre. Tercero. Negro listón. Palmeño da dos verónicas y en un quite un farol. Cuatro puyas por un tumbo. Palmeño hace una faena valiente; da unos pases de cabeza a rabo y uno de pecho. (Suenan palmas y. toca la música, Sufre ua de; r- v- -ninr: TnTrTr in nrr -irrsi- nl: r ir i r T í T
 // Cambio Nodo4-Sevilla