Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 3 D E O C T U B R E D E 19 31. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 24. ca y recordando también que nada había tenido que rectificar de su actuación anterior. El ministro español marchará probablemente a Madrid el domingo. para que pueda prosperar una acción de lá naturaleza de la intentada. Interpuesto recurso de casación, lo mantuvo brillantemente el culto letrado Sr. Díaz Quiñones que trató de la infracción, por, inaplicación, del citado artículo 135, habiendo incurrido, en su opinión la Sala sentenciadora en error de hecho y de derecho, al no estimar en todo su valor la partida bautismal unida al juicio: documento auténtico, en el que aparece reseñada la carta del deman- dado, en la que expresamente hacía el re- conocomiento, y cuya existencia indudable reconoce la Sala, constituyendo la prueba precisa que se requiere, según el número primero del tantas veces citado artículo 135, para el forzoso reconocimiento de que se trata. Prohibida la investigación de la paternidad en nuestra legislación civil, natural parece que en materia tan delicada, como la del reconocimiento forzoso de los hijos naturales, el Tribunal Supremo haya orientado la jurisprudencia hacia la interpretación restrictiva del mentado precepto legal, evitando con ello que se presenten al juzgador meros indicios, vanas presunciones, que a manera de proceso deductivo tiendan a la averiguación de la verdad; pero en el caso concreto de este recurso- -prosigue el letrado- -no cabe la interpretación restrictiva de dicho artículo, puesto que no se trata de un pleito de esa naturaleza, ya que la recurrente apoyó su legítima pretensión con una carta que su novio escribió desde xa Habana, al párroco de Cangas de Onís en la que expresamente reconoce su paternidad. 1 1 A nuestra Redacción llamaron desde ir -1 chos teléfonos oficiales y particulares, pidiéndonos detalles, pues se decía que la explosión había sido en los alrededores de ia avenida de Borbolla. E l comisario de Policía, con todos los agentes disponibles, estuvo realizando investigaciones durante la madrugada. A la Lora en que cerramos el periódico, nada se sabe. A las cuatro y media de la madrugada regresó a la Comisaría de Vigilancia el comisario Sr. Rodríguez, acompañado de varios agentes de Policía después de hacer un recorrido por la población. Manifestaron que aun cuando de un modo cierto no pudo averiguarse el lugar en que ocurrió la explosión, se tiene la impresión que ha sido dentro del Parque de María Luisa. España y Francia, en Marruecos París 2, 12 noche. E l Sr. Lerroux ha recibido a algunos periodistas franceses, entre ellos al corresponsal en París de Le Petit Marocain, de Casablanca. Dijo el Sr. Lerroux a este último, entre otras cosas, que la colaboración francoespañola en Marruecos es muy cordial y tiene por objeto una obra de civilización. En esa colaboración persistirá, y no hay que decir que los dos países no abandonarán ese contacto íntimo que ha resultado tan provechoso. Hablando de las declaraciones que hizo el Sr. Prieto sobre Marruecos, el Sr. Lerroux manifestó que habían sido la expresión de su opinión personal. No habló como ministro, sino como socialista y sin reflejar el punto de vista del Gobierno. Añadió que el Ejército en Marruecos está reorganizándose y se tratará de disminuir las fuerzas cuando la colaboración con los indígenas sea más eficaz y comprensiva. S E Ñ O R LERROUX, EN PARÍS La actuación de la Delegación en Ginebra EL París 2, 12 noche. E l Sr. Lerroux ha E! señor Lerroux visita a monrecibido esta tarde en la Embajada de Essieur Laval paña a los corresponsales españoles en la capital francesa, haciéndoles interesantes París 2, 8 noche. E l ministro de Estamanifestaciones. do español, Sr. Lerroux, ha estado esta Habló primeramente de la actuación de tarde en el ministerio del Interior, donde los delegados españoles en Ginebra, eludien- celebró una entrevista con el presidente del do, modestamente, la parte que a él le co- Consejo, Sr. Laval. rresponde. Dedicó grandes elogios a la inDespués, y acompañado por el embajateligencia y actividad de todos, merced a las dor de España, Sr. Dánvila, el Sr. Lerroux cuales ha desempeñado España un lucido estuvo en el ministerio de Negocios E x papel en la reunión que acababa de termi- tranjeros, entrevistándose también con el nar. señor Briand. Hizo resaltar la novedad de figurar entre Las dos entrevistas fueron cordialísimas. los delegados una mujer: Clara Campoamor, eme ha intervenido lucidamente en los trabajos. E N E L T R J B U N A L SUHabló a continuación de la cuestión chiPREMO no- japonesa, de la que se han cupado con gran interés el Consejo y la Asamblea de la Sociedad de Naciones. Dijo que la cuestión Reconocimiento forzoso de hijo natural se encuentra encauzada y es de esperar que E l artículo 135 del Código civil, que esno tendrá ulteriores consecuencias. A esto tablece la obligación del padre de reconocer ha contribuido ciertamente la intervención al hijo natural cuando exista escrito suyo de la Sociedad de Naciones, cuya fuerza indubitado en que expresamente reconozca moral, pese a sus detractores, es induda- su paternidad, o cuando el hijo se halle en blemente grande, y lo ha de ser más en el la posesión continua del estado de hijo naporvenir. tural del padre demandado, justificada por actos directos del mismo padre o de su faAgregó aue España está íntimamente unida, al organismo de Ginebra, en el cual co- milia, sirvió de fundamento legal a la parlaborará cada vez más intensamente. Buena te actora para deducir pleito, que en casaprueba de ellcn- -añadió- -es la. declaración ción ha llegado hasta el Supremo. que, con respecto a la guerra, figura en la Entre las pruebas presentadas para denueva Constitución española. mostrar la acción entablada se adujo el texAfirmó que para demostrar que la Socie- to reproducido de una carta, que se dice dad de Naciones concedía el máximo intedirigida por el presunto padre al cura párés a las diferencias chino- japonesas, se harroco de Cangas de Onís en la que aquél bía convocado, como es sabido, una nueva manifiesta su deseo de que la niña, hija de reunión del Consejo para el día 16 del ac- la actora, fuese bautizada y reconocida como tual ahora bien, de no ocurrir ninguna no- hija suya también. vedad, es probable que no llegue a celeRequerido el párroco para que exhibiera brarse dicha reunión. el documen n atribuido al demandado, contestó que sólo podía mostrar el libro de Otros asuntos bautizados, en uno de cuyos folios se enE l Sr. Lerroux no habló para nada de la cuentra la inscripción del bautismo de la política interior española, limitándose a de- niña. en la ue se hace constar por el cir que regresaría a España para compar- sacerdote encargado en aquella fecha que, tir con sus compañeros las tareas del Go- efectivamente, recibió carta del padre de bierno. Cuantos más seamos- -añadió hu- la bautizada, en la que se le expresaba el deseo antedicho; el documento, que se afirmorísticamente- -a menos tocamos. Preguntado sobre la provisión de la Em- maba conservado en el archivo parroquial, bajada de España en Buenos Aires, eludió no pudo hallarse... Tanto el Juzgado como la Audiencia desde contestar, diciendo solamente: Cuando estimaron la demanda, por evidenciar la un esquife está bien orientado, puede navegar normalmente sin la presencia del pa- prueba practicada la falta de los requisitos exigidos por el artículo 135 de! Código civil trón. E l Sr. Danvila lo ha hecho tan bien en Buenos Aires, que aquello marcha solo. El Sr. Lerroux estuvo hablando un rato con los periodistas acerca d su vida polítie 3 No debe olvidarse que el presente litigio es de reconocimiento forzoso, y. que el juzgador, inspirándose en el deber de protección a las criaturas que nacen rodeadas de un ambiente de escarnio y burla, por ilegitii midad de su procedencia, está obligado a ha, cer justicia, aquilatando y pesando, con método escrupuloso, la prueba que se ofrezca, ya que legalmente no puede negarse proteos ción a quien, como a la hija de la demandante, se la reconoce cumplida y expresamente. L a ley- -concluye el Sr. Díaz Quiñones, recordando a un ilustre publicista- no debe ser laxa sn asunto que tanto afecta al orden de las costumbres, pero tampoco ha de aferrarse en el criterio de lo inflexible El catedrático Sr. Sánchez Román, patrono de la parte recurrida, pronunció un magnífico informe de oposición al recurso. Reí chazó la alegación que el Tribunal de instancia hubiese incurrido en error de derecho y en errorde hecho, toda vez que en los autos no existe documento del que nazca el error señalado. La parte contraria hace referencia unas veces a la partida de bautismo, otras a una carta y otras, enfin, a declaraciones prestadas en el juicio. En cuanto a la partida de bautismo, es indudable que demuestra de un modo solemne aquel acto, pero no puede concedérsele el carácter de documento indubitado a los efectos pretendidos de adverso. La carta que se dice escrita por el demandado se ha perdido, no ha sido traída a íos autos, pero en cambio se reconstituye literalmente su contenido; ¿y puede considerarse cumplida la exigencia del artículo 135 del Código con la simple reproducción de un texto, cuya existencia o autenticidad es discutible? Evidentemente, no; sin una prueba terminante nadie se puede llamar hijo de una persona. La declaración de la Audiencia, al apreciar la prueba, es terminante; no hay en el pleito documento alguno justificativo deí derecho alegado, y a esa declaración hay que atenerse, cuando no se demuestra la equivocación evidente del juzgador. Después de exponer unas consideraciones muy atinadas de la materia que se discute, en su aspecto social, solicita que se desestime l recurso prodacido. rgjfo itf djL ¡fagot 1 ¡1
 // Cambio Nodo4-Sevilla