Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S A B A D O 3 D E O C T U B R E D E i r EDICIÓN D E ANDALUCÍA, P A G 38, 93 INFORMACIONES TAURINAS La corrida de la Asociación de la Prensa F i e s t a d e l a Raza. U n a combinación de teños y toreros, e s t u p e n d a F e c h a del m a g n o acontecimiento. E l día 12 de octubre de 1931, F i e s t a de l a R a z a U n cartel verdaderamente sugestivo, de i n discutible mérito y g r a n d e s a t r a c t i v o s dados los prestigiosos elementos que l o i n t e g r a n V é a s e l a clase: Seis magníficos y hermosos toros de l a g a n a d e r í a de los S r e s Pallares, (antes de P e ñ a l v e r) y tres espadas de f a m a m u n d i a l M a n u e l Jiménez (C h i c u e l o) A n t o n i o P o s a d a y D o m i n g o O r t e g a L o s dos p r i m e r o s sevillanos y toledano e l tercero, del p r o p i o B o r o x L a presentación de los toros, l a víspera de l a c o r r i d a en los corrales, de l a n u e v a V e n t a de A n t e q u e r a adelantamos que h a de causar excelente efecto entre los aficionados. G o r d o s b o n i t a lámina, m e j o r trapío y c o n sus tres m o n t o n e s cada u n o L o que se l l a m a u n a magnífica c o r r i d a de toros. C h i c u e l o t o r e r o de clase, cuyo toreo p i c tórico de e x q u i s i t o arte, de arte depurado, a r r e b a t a a los públicos y l e hace l e v a n t a r de sus asientos. A h í está como última p r u e b a ese m a r a v i l l o s o quite que por inimitables, c l i i c u e l i n a s (p o r a l g o tiene l a m a r c a r e g í s- t r a d a) modelo del arte, ejecutó e l segundo día de F e r i a en el segundo t o r o de l a c o r r i da. F u é aquello u n v e r d a d e r o m o n u m e n t o u n a cosa g r a n d i o s a T o d a v í a se está hablando de aquellas soberbias c h i c u e l i n a s A n t o n i o P o s a d a t o r e r o también de clase, excelente, de arte especial. U n t o r e r o e n o r me. L o h a demostrado m u c h a s veces, y últim a m e n t e en l a c o r r i d a celebrada e n l a p l a z a s e v i l l a n a e l día del C o r p u s del c o r r i e n t e año. Y además de ser u n t o r e r o de clase, p e r o de clase s u p e r i o r es u n buen m a t a d o r de toros. D o m i n g o O r t e g a es cosa s e r i a m u y seria. S u toreo, v e r d a d e r a m e n t e sugestivo, de g r a n efecto y enorme e x p o s i c i ó n por l o que e m o c i o n a le h a dado t a l f a m a y p o p u l a r i dad que está en las mismísimas alturas. Q u i é n n o r e c u e r d a aquellos tremendos l a n ces de capa, especialmente p o r e l l a d o i z q u i e r d o pasándole l o s pitones d e l e n e m i g o por. l a f a j a d e l valiente l i d i a d o r? ¿Y aquellos soberbios muletazos p o r bajo, a g u a n t a n do c o m o el que a g u a n t a l a m á q u i n a del e x p r e s o? Xodo esto, c o r r e g i d o y aumentado, l o h a r á en l a c o r r i d a de l a A s o c i a c i ó n de l a P r e n s a c o m o C h i c u e l o repetirá el quite de las m o n u m e n t a l e s c h i c u e l i n a s y P o s a d a demostrará, u n a v e z m á s que es u n t o r e r o e n o r m e y u n excelente m a t a d o r de t o r o s E l cartel de t o r o s y t o r e r o s p a r a l a c o r r i d a de l a A s o c i a c i ó n de l a P r e n s a d í a 12 de octubre de 1931, F i e s t a de. l a R a z a es estupendo, h a l a g a d o r sugestivo. U n a cosa m u y s e r i a c o m o s e r i o será el entradón- que h a b r á en el magnífico festejo. Mañana comenzarán a circular los l u j o sos y bonitos carteles anunciadores de l a s u g e s t i v a c o r r i d a de l a A s o c i a c i ó n de l a Prensa. Venta de u n a ganadería S e g ú n nuestras n o t i c i a s l a g a n a d e r í a de D A n t o n i o F l o r e s I ñ i g u e z h a sido v e n d i d a a D F é l i x M o r e n o A d a m u z actual p r o p i e t a r i o de l a de S a l t i l l o Festival benéfico en CiempozueSos A r a n juez 2, 7 tarde. A beneficio d e l P a tronato de l a V e j e z se h a celebrado en C i e n i pozuelos un festival t a u r i n o a l que h a n prestado su generoso concurso bellas y d i s t i n g u i- fina gracia de la composición de escenas y figuras, del ambiente, realizado con dinámica alegría, en la diversidad de sus episodios y en la donosura del diálogo, espejo fiel al que aunan su rostro los personajes quinterianos. L a comedia, muy del tipo del teatro M a ría Isabel, tuvo gratísimo eco en aquel p ú blico, que prodigó sus aplausos a los ilustres autores al finalizar todas las jornadas. lunch. Notabilísima la interpretación, en general; de ella, sobresalieron Angelina Víiar, peligro rosa imposible de vencer; Manrique, delicioso en aquel marido trapacero y cala vera, con apariencia de hombre serio y formal; Collado, que en los galanes cómicos, especialmente, no tiene par, e Isbert, que sostuvo su papel con eficiente y comedida gracia. Conchita Ruiz, Isabel Garcés, María M a r í a Isabel. El peligro rosa Brú y Tudela, maestra en la caracterizaMadrid 3, 3 madrugada. Concurría coción de tipos, y, con los citados artistas, tidianamente a la tertulia de una viudita, un plantel de belleza como Rara dar gritos que era, por la lozanía de sus encantos, subversivos, infundieron extraordinaria anitentadora invitación para unas segudas nupmación a la comedia. -Floridor. cias, un mocito andaluz, muy dicliai- ache. ro y enamorado, que m á s de una vez había A l k á z a r La culpa es de Calderón hecho discretas insinuaciones en alabanza da la belleza y de la gracia de quien estaMadrid 3, 3 madrugada. Leandro B l a n ba muy propicia a vestir de nuevo las gaco y Alfonso Lapena forman una nueva ralas nupciales. Estas lisonjas, no mal recizón social en el teatro, que, con gran acepbidas, sino alentadas con una tentadora extación del público, ha girado ya varias lepresión que quería decir: ¡Vaya, hombre! tras, de zarzuela se entiende. Ninguna ha ¡Atrévase usted! llegaron a un punto que sido protestada. los de l a tertulia entendieron como una i n Díganlo sus positivos éxitos de L a musa sinuante reprise matrimonial. Pero el gagitana y de Marcha de honor Ahora, lán no soltaba prenda; todo eran disculpas buseando mayor espacio a su ya acreditay titubeos, hasta que ya, estrechado a preda firma, se adentran en otros campos. guntas por los amigos, que no comprendían Leandro Blanco y Alfonso Lapena han cómo, si estaba tan enamorado de la viuda, escrito y estrenado anoche l a comedia do no se decidía a casarse con ella, repuso: la murmuración, vestida con el alegre y arbitrario disfraz del vedovil. E l vientecilla -Sí, sí; si todo está muy bien, si yo lo de la calumnia, como canta Don Basilio en desee; pero si me caso, ¿dónde voy a pasar E l barbero de Sevilla toma aquí cuerpo las noches? en la desbordada, fantasía de una señora T este era su conflicto. andaluza, que construye sobre las m á s auL a recordación de esta anécdota me la daces hipótesis e! m á s inoxtrincable enresugiere el tipo central de l a nueva comedia do, ola creciente en la que so ven envuelde los Quintero, E l peligro rosa Feliciatos todos los personajes de la obra. no, el protagonista, hubiera procedido igualL a buena señora lo sacrifica a un lema: mente por hallarse en ese trance. Y digamos Todo menos hacei- el ridículo que es l a ahora quién es Feliciano. divisa heráldica de un sobrino suyo, a l Feliciano no es un misógino, ama a las que ella pretende convertir en una especiemujeres apasionadamente, pero las teme. de barón de Foblas, cuando, si no es u n Gusta de los placeres de l a vida, mas no casto José, le sigue en sus merecimientos. se arriesga a nada que pueda hipotecar su Y sobre la infalible j r a m a vodevilesca porvenir. E s un célibe celoso de su indede imaginarse unos y otros lo que se supendencia, a 3 a que sacrifica cualquier poceden, comentadas graciosamente las m ú l sible aventura que le precipite en el matiples incidencias del proceso, tendente a I trimonio. Eso, jamás. E l matrimonio, ¡vade demostrar, burla burlando, que el amor y retro! sería para Feliciano el testamento el honor sqrán siempre esencias fundamende su dichosa juventud. Quizá por eso, por tales en la psicología humana, al través da saberle tan refractario a la coyunda matodos los tiempos. trimonial, las mujeres le miman, le asedian, Y hoy, como ayer, aunque las gentes haasaltan su casa, irrumpen en su vida, tejen gan alarde, con elegante despreocupación, su tela, de a r a ñ a entre sonrisas prometede no tomar muy en serio conceptos que re doras y miradas alucinantes; pero el dispu- putan arcaicos, hombres y mujeres no podrán substraerse a sus dictados e influenj tado galán, no cae en l a trampa. cia. Los celos, resorte nunca fallido ni en Y por si sintiera cualquier disculpable la vida ni en el teatro, son utilizados a modo flaqueza, allí está Vigilante el viejo criado, de palanca en esta farsa cómo sentimienfuribundo enemigo de las mujeres, que funto irreprimible y hasta como producto cociona como un timbre de alarma en cuanmercial en aquellas propias represalias conto advierte el m á s remoto peligro. Y este yugales que no llegan nunca a consumarpeligro, que tiene un color indefinido, es se. Lo llega al flirteo, pero de ahí no pasa. el peligro rosa l a mujer, y su derivaL a válvula de chistes de tipo astracánico ción fatal, el matrimonió. Porque, si F e l i tiene en el jocoso diálogo su natural expanciano se casa, ¿dóndo iba, como el otro, a sión; pero los. autores, curándose en salud, pasar las noches? Sus noches, llenas de los acumulan todos sobre un personaje i n alegría y de juventud. fluido por el rnuñozsequismo que actúa de Mas hay algo superior en las determinapararrayos. Así, por anticipado, los autores ciones de nuestros actos, que, pese a toda se descargan de toda responsabilidad. resistencia, nos inclina a transigir y a ceL a comedia plació francamente al audider. Son las reacciones inferiores que opetorio, que rió de buenísima gana los i n ran sobre la voluntad, y transforman nuesgeniosos trucos de trapisonda de la trapitros sentimientos. Feliciano obedece en su sondistas tía del joven e inédito conquiscaso a lo que pudiéramos llamar los i m tador, y las felicísimas ocurrencias del ágil ponderables- -ahora se lleva mucho- -del diálogo. amor, en su acepción m á s pura, y de la De éxito tan lisonjero y prometedor puehumanidad. den ufanarse nuestros compañeros. Nos E n esta comedia de los Quintero, el acoralegra de veras, y muy especialmente por de emotivo había de tener su resonancia. Leandro Blanco, tan querido en esta casa Feliciano, el inexpugnable, se casa, y se casa de A B C. con su mecanógrafa, como ya vislumbramos Hortensia Gelabert, Josefina Almarche, apenas se levantó el telón, no sólo porque María Victorero, Espantaleón y Galleguito, ahora las mecanógrafas que sirven a un pusieron al servicio de la comedia tanto señor sClo dan un buen contingente de cacariño como acierto en l a personificación saditas, sino también porque, a la primera de sus papeles. Ariño, Lloréns y Gómez actriz de la comedia, no se la puede hacer del Castillo, y Carmen Pomés, en su brej el desaire de condenarla a vestir máquinas ve cometido, dieron adecuada expresión a ¡de escribir. Mas no importa que avizoremos sus personajes. i cuánto va a suceder. L o fundamental no Los autores se personaron en escena a l i- está en el hecho, sino en el arte, en l a término de todas las jornadas. ¿7. das señoritas, que p o s t u l a r o n y los a f a m a dos diestros T o r q u i t o I M a n o l o y. P e p i t o Bienvenida, Ortega, José Gómez, M a r i a n o R o d r í g u e z y B a r a j a s que despacharon, tras grandes faenas, dos n o v i l l o s de Llórente, que r e s u l t a r o n bravos, y tres de M o n t o y a que c u m p l i e r o n cosechando aplausos y orejas. E l A y u n t a m i e n t o les obsequió c o n u n 1 N FORMACIONES TEATRALES En Madrid