Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S A B A D 0 3 DE O C T U B R E DE 193 Y. EDICIÓN DE ANDALUCÍA PAG. 39, SANGRIENTA COLISIÓN E N A L C U D I A D E CARLET U n muerto y varios heridos en un mitin electoral -Valencia 2, 3 tarde. Todas las noticias oficiales, como las particulares, que se reciben de Alcudia de Carlet y pueblos comarcanos, son de que existe verdadera y grave excitación por los sucesos ocurridos, en la primera de dichas localidades, anoche, con motivo del mitin abortado sangrientamente que organizó el partido de Unión Republicana Autonomista. L a presencia de la Guardia civil, que hay en bastante número, irqpide trabajosamente que se exteriorice dicha intranquilidad. Refugiados en el Casino de Unión Republicana, en Alcudia de Cariet, los oradores aue se disponían a hacer uso de la palabra con varios de sus correligicra iios y en la plaza inmediata al edificio sus contrarios políticos, radicales y radicales- socialistas, la colisión duró bastante rato, mientras se impedia la salida de los socios del primero. L a entrada tampoco era posible y así se le negó en los primeros momentos, en forma violenta, al alcalde, Sr. Márquez. E l intento de asalto a dicho Círculo fué reiterado. También fué agredido con numerosos disparos el lqcal del Casino Radical- Socialista, en cuya fachada pueden contarse numerosos impactos. E n la plaza en donde radican por cierto los dos Casinos dichos y el Casino Socialis ta, esperaban cuatro autos, de la matrícula de Valencia, al servicio de los propagandistas de la capital y cuyos neumáticos fueron pinchados por la muchedumbre. E n los primeros momentos de ocurrir la colisión fueron detenidos los choferes, que son Domingo G i l y los tres hermanos Fidel. Damián y Francisco lAranda. También lo fueron como sospechosos de haber intervenido en el tiroteo José Vicent de H a r o y Juan de los Santos, a quien se ocupó un arma condénales de haber sido disparada y varias cápsulas sueltas. Periodistas que acudieron de l a capital, sobre las dos de la madrugada, recogieron en la plaza escenario de la refriega varios casquillps y la información de que se cruzaron más de noventa tiros. A las dos y media se presentó el diputado de las Constituyentes del partido radical- socialista Sr. Argas. E l doctor M a r r a des. médico de la localidad, asistió al herido Desiderio Madragani e intentó prestar auxilios, que resultaron inútiles, al que poco después moría. L a Guardia civil de los puestos inmediatos se presentó rápidamente y ello evitó que los sucesos tuvieran carácter de catástrofe. L o s individuos del benemérito instituto, además de montar una guardia a la puerta del Casino Republicano de Unión para evitar el asalto, practicaron incesantes patrullas por la población, en la que desde anoche no existe tranquilidad espiritual, aunque la material es completa. A pesar de esto nadie ha salido al campo y la gente permanece estacionada en la plaza y en las calles inmediatas a ésta en actitud expectante y hostil. U n a comisión de, republicanos del partido de Unión Republicana, con los diputados señores Sigírido Blasco, Calot, Carreres y otros han estado en el Gobierno civil a protestar de lo sucedido en Alcudia. Luego ha estado, con idéntico objeto, otra comisión de republicanos radicales- socialistas, a cuyo frente iban los diputados en las Constituyentes señores Gordón, subsecretario de Justicia, Ortega y Gasset, Navarro Cartagena, Valera y San Andrés. Estos señores, MAS ESTATUTOS S O N LOS A L C A L D E S Y F U E R Z A S V I V A S D E T O R T O N C I A Q U E V I N I E R O N X PKÉSEtfi TAS. S U E S T A T U T O Y S E H A N PASADO T R E S DÍAS E N M A D R I D D E NO T E M E N E E S ¿Y YA REGRESAN? -S i ES Q U E SE LES H A OLVIDADO TRAERLO. que habían salido anoche de Madrid, con dirección a Valencia para tomar parte en diversos actos políticos, ignoraban lo ocurrido, de lo que se han enterado por una comisión de correligionarios, que salió a recibirles a una de las estaciones de tránsito. Esta comisión ha visitado al Sr. Rubio, protestando de lo ocurrid y, especialmente, de la indefensión t u que creen que se tiene a su partido y de la parcialidad que atribuyen al gobernador en beneficio de otros sectores republicanos. E l Sr. Rubio ha desmentido rotundamente que hiciera ningún trato de favor o que se produjera, cotí parcialidad, afirmando que no siente ni ha practicado nunca la política de campanario y recordándoles a algunos de los allí presentes que son valencianos, que cuando se hizo cargo del Gobierno civil anunció públicamente que sería gobernador de todos los republicanos y que sólo le preocupan los intereses generales y del Gobierno de la provincia, como pueden patentizar los diversos actos que ha realizado y las cuestiones en que se ocupa preferentemente. A las. doce llegaron a esta capital en el coche blindado de la Policía que se envió de madrugada con Guardia civil a Alcudia de Carlet los once detenidos en- este pueblo, que son los cinco nombrados y seis restantes que la Guardia civil, siguiendo ins- trucciones del Juzgado de Carlet, practicó después de ¡os sucesos. Los once detenidos h an quedado a disposición del Juzgado del distrito de Carjet, al que. pertenece Alcudia, pero encarcelados en la Modelo de Valencia, por no ofrecer garantías ni la de Alcudia ni la de Carlet. A la salida del coche con estos detenidos fué terriblemente apedreado por el vecindario de Alcudia y el vehículo ofrece inequívocos y lamentables efectos de esta agresión. E l diputado de las Constituyentes señor Marco, que con el Sr. Sanchís y el señor Vidat tenía que hacer uso de la palabra en el mitin a que nos venimos refiriendo, quedó anoche con algunos amigos en el Casino de Unión Republicana, rodeado de la gente, que continuaba, aunque alejada por la Guardia cívil, ea actitud hostil y amenazadora. A las dos de esta tarde, el alcalde- de A l cudia ha celebrado una conferencia telefónica con el gobernador civil, manifestándole que en aquel momento el Sr. Marco, con los demás oradores y algunos amigos, han podido, por fin, ser sacados por la Guardia civil y en un auto se dirigen hacia Valencia. Insiste en que la tranquilidad material es completa, pero que la excitación sigue siendo intensa v amenazadora. E n Alcudia