Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRAJE D E LANA VERDE RAYADA DE BLANCO. (MODELO REDFERN) casa de Redfern me parece un abrigo, y en verdad es un vestido con bolero cerrado; ta unión es tan perfecta, que no se advierte la separación de las dos prendas. N u m e r o sos detalles anoto a continuación: u n cuello redondo de p i e l como un boa, atado con bandas de tela igual a la del a b r i g o luego, esclayinitas separadas del traje; una levita de bisonte (tres cuartos) bastante c o r t a guantes negros, con guarnición de pieles, que parecen carteras de las mangas; cuello de paño y pieles en forma de capucha; L a s sedas estampadas y los laminados sin dibujo aparente se emplean para las blusas del traje sastre. M e complace consignar, que el talle ocupa el sitio que le corresponde. H e aquí una chaqueta de lana Burdeos completando un vestido negro. L o s escotes suelen ser Imperio, cuadrados, con hombreras y manguitas. Saludemos su feliz reaparición. L o s trajes de baile pasan: uno de piel de ángel blanca modela la figura y se completaron un bolero de terciopelo coral bordeado de armiño; otro, de terciopelo blanco, lleva dos bandas de azabache desde la cintura hasta el suelo y un bolero de. lo mismo. L a influencia L u i s X I I I se hace notar en los modelos para muchachas; es una idea encantadora, con su talle breve, rodeado de haldeta en forma, sus mangas de globo y esa amplitud un poco tiesa de la falda, que pide reverencias. Bonitos conjuntos, negro, marrón, verde, para calle, se someten a nuestro j u i c i o son variadísimos, refinados, elegantes, todo lo que deseamos, sin olvidar el lado práctico que la v i d a actual exige. H e i m propone para el invierno 31- 32 abrigos que se ciñen a l busto, subrayan el talle con cinturón, cuya hebilla se pone en el lado izquierdo, y corte en forma hasta el final. Su largo v a r í a tapa completamente el vestido o le deja ver. una t e r c i a este último largo se prefiere para los trajes de mucho vestir 3 los abrigos de pieles, lo que contribuye a dar esbeltez a la silueta. H e i m concede gran importancia a las pieles los cuellos, muy. grandes; solapas, manguitas hasta los codos, bufandas y altas carteras, todo eso de corte nuevo; así es. que cierto cuello de astracán gris tiene delante ancha trabilla, otro es redondo, como un boa, y. se ata con larga banda de terciopelo, que sostiene al