Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. y i E R N E S g ¡DE OCTUBRE D E 19 31. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P Á G 22. NOTAS PARLAMENTARIAS Manifestaciones del presidente al llegar a Ja Cámara M a d r i d 8, 12 noche. E l Sr. Alcalá Z a mora habló con los periodistas al llegar al Congreso: -L l e g o un poco más tarde que de costumbre- -dijo- porque a tiempo de salir recibí una extensa y afectuosa carta del Sr. Jiménez Asúa. Lamento que, sin ser en nada suya la redacción de la nota leída en el Congreso, lo pareciese por la lectura. Siento lo ocurrido, y queda cancelado el incidente. Vamos a otras complicaciones, un poco divertidas, que hago para distracción de ustedes y del público. Veo que ha pasado al tema periodístico importante, el sitio del banco azul donde yo me siento, olvidando que llevo dos meses y medio sentándome en todos los lugares del banco, como habrán ustedes visto mucho antes de la sesión del 6 de octubre. Esta novedad, por mí introducida, y que ahora tengo que explicar, obedece a dos causas: primera, que siendo el hombre más sencillo, de esto no cabe duda, no me avengo a representar un divino papel, y en vez de sentarme solo, como diciendo: Aquí está el presidente me suelo decir a mí mismo que no creo serlo; y segunda, que como suelen ser los ministros más asiduos los de los últimos puestos, me voy con frecuencia a acompañarles, porque no quiero ser de esos tipos estirados, de los cuales dicen en mi tierra que se tragaron el molinillo de la chocolatera. M i intimidad con D Francisco L a r g o Caballero es ya del dominio público, pero algo parecido me ocurre con Martínez Barrios, Albornoz y JSFicolau. Somos muy amigos todos los ministros, tanto, que don Alejandro nos ha traído un reloj a cada m i nistro, y el mío es de oro, como ustedes ven, que por algo mi papel es divino. Y vamos ahora con lo que ha sido objeto de comentarios: los lugares en que yo voto y dónde me siento. Cuando voto en el banco azul, coacciono; cuando voto en los escaños, caso insólito, y si voto en medio del hemiciclo, el acabóse. Y yo pregunto: S i no puedo opinar, n i hablar, n i votar, n i sentarme, ¿tengo derecho a vivir? E s lo único que me queda. han hecho la defensa de sus ideales. Las he recibido con el mismo tono y la misma medida que a. las damas que anteriormente habían desfilado por la Presidencia. H e recibida- -dije: -numerosas felicitaciones, y muchos estímulos para seguir la línea de conducta que me he trazado en los debates parlamentarios. Quiero contestarlos públicamente, diciendo que agradezco unas y otros y que persistiré en mi criterio, pase lo que pase. Y ahora- -agregó- y con motivo del debate que comienza esta tarde, digo que la serenidad es más necesaria que nunca y más fácil de concluir con sólo tener presente esta consideración, quizá por evidente olvidada: E l problema, al plantearse ante el Parlamento, y sobre una Constitución, es puramente político, no es religioso, no es cuestión de dogma, sino de derecho, justicia y libertad, salvando esas normas de conveniencia nacional. D i c e el ministro de Comunica- ciones Interrogado el Sr. Martínez Barrios acerca del criterio de la minoría radical en l a cuestión religiosa, manifestó que su minoría no votará el dictamen de la Comisión, y sí la enmienda presentada por Ja Acción republicana. Reunión de Jos socialistas Esta tarde, a las tres, se han reunido en el Congreso los socialistas para fijar su actitud ante el debate religioso. Don Fernando de los Ríos expuso los términos del discurso que pensaba pronunciar y si la minoría le autorizaba a hablar en su nombre. E n el discurso establece varias soluciones alternativas a la cuestión religiosa. L a principal se refiere a la indemnización, durante seis o siete años, al Clero, puesto que todos están conformes en la separación de la Iglesia y el Estado. Después de una discusión muy viva, en la que intervinieron D Francisco Largo Caballero, Prieto y otros, se votó una proposición de Bruno Alonso, autorizando al ministro de Justicia para que hablase sin proponer soluciones, sino a título informativo. Rechazada por el Sr. de los Ríos laautorización en estos términos limitativos, se votó por segunda vez, adoptándose el acuerdo por 52 votos contra 25, de autorizar al Sr. de los Roís para pronunciar su discurso completo, pero sólo en nombre propio y sin llevar, por lo tanto, la voz de la minoría. Esta se reunirá esta noche, después de la intervención del Sr. de los Ríos, para ver si la hace criterio suyo o no. Parece ser que la fórmula se inclina en sentido afirmativo. Podemos asegurar que la fórmula del señor Ramos no se ha tratado. L o s radicales- socialistas Cambiaron impresiones sobre la enmienda del Sr. Ramos, y continuaron en su criterio inflexible de mantener a todo trance el dictamen. L o s progresistas Acordaron dejar a los miembros de la m i noría en completa libertad, y seguir la pauta que indique el jefe del Gobierno. Estudiaron la enmienda de Acción Republicana y la vieron con simpatía. L a A c c i ó n Republicana Esta minoría se reunió, con asistencia del ministro de la Guerra, y acordaron apoyar la enmienda del Sr. Ramos. E l Sr. Castrovido recabó su libertad de acción. L a minoría agraria acordó mantener, en la cuestión religiosa, el más absoluto criterio católico Se ha reunido la minoría agraria, examinando la cuestión religiosa que se va a discutir en la Cámara, y acordó, por unanimidad, mantener el más absoluto criterio católico, fuera de toda extrema intransigencia. Se acordó también por unanimidad que en los debates de la totalidad consuma un turno el jefe de la minoría, Sr. Martínez de Velasco. L a minoría agraria presentará al dictamen de la Comisión varias enmiendas. L o s federales se atendrán, en materia religiosa, a su programa de 1894 Anoche, a las once, se reunió en la sección quinta del Congreso la minoría federal, para. tratar de su actitud ante el debate sobre el problema religioso. E l Sr. Ayuso, al que un redactor nuestro interrogó sobre los acuerdos recaídos en dicha reunión, manifestó que la minoría federal se atenía en materia religiosa al contenido de su programa de 22 de junio de 1894, por el cual se establece la separación de la Iglesia y el Estado y la libertad absoluta de asociación. E l Sr. Ayuso añadió al término de su breve conversación: -N o s q o s estaremos callados si no nos tiran de la lengua. L a Cámara ante el p r o b l e ma religioso Comenzó ayer en el Congreso el debate de totalidad sobre los artículos que tratan el problema religioso dentro del proyecto de Constitución. L a sesión transcurrió sosegada y este ambiente de serenidad pudo notarse asimismo en los pasillo s, aunque estaba latente la preocupación en todos los grupos parlamentarias. J Sí se pudo notar que los trabajos para encontrar una fórmula de concordia a base de la enmienda del Sr. Ramos sufrían un breve paréntesis. E l acuerdo suspensivo de toda resolución adoptado por la minoría socialista, dio el tono a la jornada y ésta se cerró con el convencimiento de que la fórmula puede surgir en el desarrollo deludebate, una vez que todos los partidos hayan salvado sus opiniones y defendido los prin- cipios que figuran en sus programas. A c t i t u d de los católicos del N o r te, según el señor M a d a r i a g a E l diputado agrario Sr. Madariaga ha manifestado en el Congreso a los periodistas, que los elementos católicos del Norte se hallan decididos a no permitir qua salgan de España las Ordenes religiosas. Añadió el Sr. Madariaga que de acordarse la expulsión, por el Parlamento, sería necesario enviar al Norte un verdadero Ejército, para que el acuerdo se hiciera efectivo. Comentarios al discurso del m i nistro de Justicia Fueron tantos los diputados que se acercaron al banco azul para felicitar al ministro de Justicia cuando éste terminó su discurso, que el presidente se vio obligado a suspender la sesión, por lo que salieron a los pasillos numerosos diputados que comentaban las ideas expuestas y mantenidas por el señor de los Ríos. Para D. Santiago Alba, el discurso había sido magnífico, más en la segunda parte que en la primera. Respecto a las derivaciones que pudieran tener las afirmaciones hechas por el señor de los Ríos, dijo el Sr. Alba que a todo el mundo le implicarían los mismos sentimientos de conciliación que a él; de modo que se podría llegar fácilmente a una fórmula que armonizara los distlatcs pareceres de la Cámara, D o n E m i l i a n o Iglesias comenta la enmienda de la Esquerra E l diputado radical D. Emiliano Iglesias, comentando esta tarde en el Congreso, con los periodistas, l a enmienda presentada por la Esquerra catalana al dictamen de la Comisión sobre la cuestión religiosa, dijo que no era tan extremista como parece, pues deja un portillo abierto, puesto que permite que permanezcan en España las Ordenes religiosas exclusivamente dedicadas a la Beneficencia, porque todas se acogerán a este concepto benéfico. y será muy difícil. hacer l a clasificación. U n a s palabras de concordia del señor Alcalá Z a m o r a Por la mañana, el jefe del Gobierno se había referido al debate religioso en los siguientes términos: -H e tenido en mi despacho a una numerosa comisión de damas católicas, que me
 // Cambio Nodo4-Sevilla