Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO ío D E O C T U B R E Ko podrá resistir su economía, sin contar con que no dispone de personal para sustituir a los religiosos que ejercen aquéllas. Termina invocando la cordialidad y los derechos espirituales de la Iglesia, que no se pueden desconocer en un Estado moderno. (Aplausos. E l Sr. PÉREZ J U N C A L del grupo gallego, consume un turno en pro del dictamen y dice que la República no puede crear un régimen que exceptúe de las normas de la libertad y de igualdad a la religión. Aboga por una fórmula que coordine las diversas tendencias. Si el pueblo no ve resuelto el problema religioso- -añade- -se consideraría defraudado. Hace luego historia de los últimos tiempos del reinado de D. Alfonso XIII y del trato que dio a los políticos y termina diciendo que hay que reconocer en esta Constitución los sentimientos de libertad que animan al pueblo. Proyectos de Hacienda E l ministro de Hacienda lee desde la tribuna de secretarios varios proyectos de ley. E l Sr. Alcalá Zamora sube a la presidencia y mantiene una conversación con el señor Besteiro acerca de la marcha del debate, pues se deduce de los datos que el último le muestra. E l orden de los debates E l P R E S I D E N T E manifiesta que al terminar la sesión h abía menos diputados inscritos para usar de la palabra que en el momento son quince. Nc se atreve el Sr. Besteiro a rogar a algunos diputados que renuncien a la palabra, pero ruega a los jefes de grupo que no se dupliquen las manifestaciones que tienen que ser análogas a las hechas por los mismos miembros de la minoría. L a Constitución, dice, Tequiere su tiempo; pero no más del preciso y es necesario ahorrar palabras. Juzga preferible no prolongar la sesión, pero no levantar la de hoy sin terminar la discusión de la totalidad. E l Sr. C A R R A S C O F O R M I G U E R A pide la palabra. E l P R E S I D E N T E Si es para decir que algunos diputados necesitan marchar el sábado diré que aun celebrando sesión esta noche, se podrían marchar el sábado y además que hay que sacrificar los legítimos deseos personales a los generales. E l Sr. C A R R A S C O F O R M I G U E R A protesta del régimen adoptado y pide que no siente precedente. E l P R E S I D E N T E levanta la sesión a las diez menos cuarto después de acordada declarar permanente la sesión dé hoy sábado. 1 D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G En conciencia os decimos que sería dema siado extraordinaria la imagen de San Beunza con los ojos místicamente en blanco y una ametralladora a sus pies; o la dé San Picavea, oculta su expresión de éxtasis bajo una careta contra los gases asfixiantes y dos granadas de mano entre. sus gruesos y blancos dedos de hombre de negocios. N i comprendemos que las cosas divinas pudiesen cambiar tanto que al cabo de las centurias, olvidada ya la matanza con que se quisiera ahora defender a Dios, el cuerpo de San Pildain se conservase incorrupto y exhalase a cada aniversario una perfumada nubécula de gases lacrimógenos. No, no lo comprenderemos nunca. -W. Fernández Flores. A c o t a c i o n e s de oyente un ban con pestes, o abrían la tierra para sepultarlas mientras las increpaban con la espantosa voz de los truenos y de los volcanes. Dioses que descendían para luchar por uno u otro bando junto a las murallas de Troya, ansiosos de ser cantados en versos heroicos, como un indiano saborea la vanidad, de leer en un periódico que ha regresado con su familia de veranear en Biarritz. Ahora también, durante la gran guerra, el Kaiser gritaba: Dios está con nosotros. Y al otro lado de las trincheras se afirmaba con inconsciente temeridad: E l Señor ayuda a nuestras armas. Y manos ungidas bendecían los instrumentos mortales. Habría que hacer una gran propaganda de. esta verdad perpetuamente esquivada: L a Humanidad no ha salido aún de la infancia. La mayoría de los hombres tienen de Dios la misma idea que los individuos de una de esas tribus australianas, que aún conservan la mentalidad de nuestros primitivos antepasados. Mientras se mate en nombre de Dios, el concepto dé la Divinidad no será sino una superstición reprochable. En nombre de Dios se muere, pero no se hiere. Una guerra puede emprenderse para conservar o adquirir ventajas económicas, tierras donde expandirse; para vengar los agravios que un pueblo acaso infiere a otro, para cambiar un régimen, pitra satisfacer el afán de ascensos de un ejército perturbado por una larga ociosidad. Y también porque Hu- Ka- Lo- Lu, el ídolo ventrudo, de orejas de gato y quince piernas, de los moradores de una. islita de la Polinesia, le ha dicho a su gran sacerdote que le pide el cuerpo una matanza. Pero la tilica de Cristo jamás podrá ser fijada en el asta de una bandera de combate. Guerra civil, para ser gratos a Dios. ¡Qué ¡paradojal monstruosidad! De aquellos tiempos en que los cristianos sufrían verdaderas y duras persecuciones, llega a nosotros la hilera inacabable de los santos hombres y mujeres que no fué posible arrancar la fe sin arrancar la vida. Una gran dulzura, una inmensa bondad, trasciende a aquella muchedumbre martirizada. Vedlo en los altares tal como ingenuamente parece que deben transcurrir sobre las alfombras de nubes de los cielos. Uno está erizado de flechas; otro, atado a las aspas torturadoras; Santa Lucía, lleva sus ojos en un plato; San Roque, un manso perrito; San Nicolás, diversos chiquillos en uña tina; San José, una lírica rama florecida... No son armas las que relucen en sus manos, y cuando alguno e 3 ellos empuña- -como San Jorge- -una lanza, es para clavarla en un dragón, abominable bicho, cuya vida no está especialmente protegida por el Decálogo. Si los cristianos de hoy se arrojasen a morir y a matar- -con más propósitos de. matar que de morir- -en una guerra, ¿confían en que el santoral lo aprobaría? ¿Habrían de llenarse los altares de santos con bayonetas? Muchos oradores- -ayer el Sr. Albornoz- -hablan de la posibilidad de una guerra civil, como consecuencia de las determinaciones que adopte el Congreso en la cuestión religiosa. Los hombres creen, en efecto, que a Dios le es grato que se guerree en su nombre. Esta es una idea tan antigua como nosotros mismos, porque al vestir a la divinidad con características humanas, hemos colocado la crueldad entre ellas. Desde los tiempos de la prehistoria hubo dioses atormentados por una infinita sed de sangre. Dioses que se deleitaban con el vaho de entrañas desgarradas, ya de fuertes guerreros, ya de suaves doncellas, ya- -con tímida modestia, como el fumador que chupa un poco de mentol- -con las entrañas de un toro o de un cordero. Dioses de iracundia fácil, probaban en las criaturas la puntería de sus rayos o las diezma- AUTO- SEVILLANA, S. L. Servicio diario o Onmibns entre: S E V I L L A y MERIDA Salidas de Sevilla: de la calle de C á novas del Castillo, 29 (Teléf. 23619) Para Mérida y Zafra, a las ocho de la mañana. Para Azuaga y Zafra, a las cinco do la tarde. Mensajerías: Se admiten facturaciones de encargos de todos los servicios. SEVmLA SEVHAA y AZUAGA y ZAFRA Con referencia a la información publicada en nuestra edición de ayer acerca de una agresión realizada por unos concejales del Ayuntamiento de Olvera contra la Guardia civil de dich o pueblo, hemos recibido un telefonema, que firma el alcalde, accidental de aquel Municipio, D. Juan Baeza, en el que se dice que tal agresión es inexacta, pues los concejales se hallaban unos en sus casas y otros en el Círculo Radical- Socialista, donde acostumbran a reunirse y donde fueron sorprendidos por el teniente de la Guardia civil, quien, pistola en mano e insultándoles, los condujo a la cárcel, en unión de otras personas honorabilísimas, que no se explicaban los motivos de la detención. Nuestro comunicante suplica que- rectifiquemos la información publicada, pues dice que el Ayuntamiento, en sesión extraordinaria, acordó unánimemente tomar enérgicas medidas al lado de las autoridades para reprimir los desórdenes y garantizar la vida y tranquilidad de la ciudad. Pedidas a nuestro corresponsal noticias ratificadoras de lo publicado o bien aquellas de rectificación, por la que una- vez contrastadas pudiéramos complacer al alcalde accidental de Olvera, dicho corresponsal nos comunica que Ja versión publicada le fué dada a los periodistas personalmente por el gobernador civil de la provincia, Sr. González Taltabull, en su despacho oficial, quien les dijo que eran noticias que en aquel momento le comunicaban el juez de instrucción de aquel partido y el teniente de la Guardia civil, agregando que antes no se lo habían comunicado, porque había sido cortada la línea telefónica, que fué reparada cuatro horas después. También nos dice nuestro corresponsal que, vista la rectificación enviada a la Prensa por el alcalde de Olvera y publicada hoy, visitó al gobernador civil, quien le ratificó la veracidad del contenido de la información dada, y que antes de que nos fuera transmitida y dada su trascendencia, leyó al propio gobernador en su despacho, mostrándose conforme. Cádiz o, i tarde. Según noticias recibidas de Olvera, el movimiento huelguístico es de carácter revolucionario. En el domicilio del jefe del partido radical, D. Rafael Corrales Pérez, fué colocado un petardo. E l gobernador manifestó que había enviado a Olvera a un delegado, habiendo pedido el juez de instrucción se nombre un juez especial para esclarecer los sucesos. El. delegado gubernativo lleva instrucciones para nombrar la Comisión gestora que se haga cargo de la administración municipal. La Comisión estará formada por ses; personas de independencia política sbssfjrt no afiliada a ningún partía A C E R C A D E LOS GRAVES SUCESOS D E O L VERA Lea Vd. Blanco y Negro
 // Cambio Nodo4-Sevilla