Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 10 D E O C T U B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 39. públicas comarcanas en que el factor trabajo absorbió la mayor parte (10.000.000 de pesetas) para remediar la crisis agraria, en Andalucía, 8.050.000; para la ejecución de obras públicas nuevas e intensificación de trabajo, en las que se hallan en ejecución en Andalucía, Murcia, Extremadura, L a Mancha y plazas de Ceuta y Melilla, 95.000.000 pesetas. Por lo, que respecta a cosas de personal y de burocracia, justificación a veces de quejas de las clases mercantiles y otras, objeto de censuras injustificadamente, he de decir que sólo tengo nue enunciar una partida que en el ministerio de Hacienda se ha concedido en los seis meses que llevo al frente de él; un suplemento de crédito por la modificación de sueldo de los ministros del Tribunal. de Cuentas, que- asciende a 2.236,12 pesetas. E l Sr. P ieto enumera a continuación los más importantes suplementos de créditos concedidos, que no tienen este carácter de asistencia social: a gastos para el mantenimiento de la matrícula gratuita a alumnos no pudientes para que tengan accesible la llegada a las cumbres de la administración pública, y a las profesiones liberales los hombres del pueblo, porque es un deber social captar la inteligencia allí donde esté, se han destinado 500.000 pesetas; para mejora de dotación de los maestros y maestras del segundo escalafón, 2.466.500 pesetas, y para creación de siete mil pazas de maestros y maestras desde i. de julio, con destino a escuelas nacionales, 10.419.667; para aumentar en 0,25 pesetas diarias el haber del soldado, con el fin de mejorar su alimentación, se han conseguido del Parlamento, 3.400.000, y para indemnizar a los perjudicados por daños causados por ios tem- porales en 1930, 3.059.206,97. pesetas. Estos son los conceptos principales de esta suma total de créditos concedidos por el Gobierno de la República por un valor total de 21.648.645- 52 E N LA A S A M B L E A DE F U E R Z A S V I V A S D E L j capaz. T E A T R O ESPAÑOL E l estado de nuestra situación U n a triste realidad Madrid 9, 2 tarde. E l ministro de H a cienda pronunció en la sesión inaugural de la asamblea de fuerzas vivas de España, celebrada en el teatro Español, de la que ayer dimos noticia, y que se ha convocado para tratar de la crisis del trabajo, un importantísimo discurso, que juzgarnos interesante reproducir in extenso. Comenzó el Sr. Prieto recordando que la asamblea ha. tenido su origen en otra que se, verificó semanas atrás en el salón de sesiones del Palacio Municipal de Bilbao, y en la que él estuvo presente como representante parlamentario de la circunscripción vizcaína. L a única conclusión práctica de aquella asamblea- -dijo- -fué la de considerar, con gran acierto, que no se trataba de un problema circunscrito a la zona, industrial de Vizcaya, sino que, por el contrario, la crisis del trabajo allí registrada era meramente un reflejo de todos los fenómenos de carácter nacional que dibujan este problema, el cual tiene caracteres verdaderamente graves. Hablamos ahora- -añadió- -ante elementos que, por su significación en la vida del trabajo de España conocen íntimamente estos problemas, y sería absurdo, por ajta que sea la representación circunstancial que ostento al dirigirme a ellos, y aun contando con el eco que tengan mis palabras en todo el ámbito nacional, pretender disfrazar una triste realidad. Agradece el ministro al alcalde de M a drid la invitación que hizo al Gobierno para, presidir el acto, y declara que ya una vez en el alto sitial, no debe concretarse a pronunciar palabras puramente rituarias, sino que ha de hablar con entera claridad a los elementos ligados a la industria y al comercio de España, congregados para afron- tar el problema. Este no es exclusivamente de Gobierno. E l afán castizamente español de esperarlo todo de los organismos d e u n a categoría providencial era y es un error palmario, pues la solución depende del esfuerzo de todos, y ha de tener como principal característica el sacrificio de todos. L a cuestión tuvo eco en el Parlamento, que es hoy quizá más que nunca, con sus virtudes y defectos, la expresión más real que ha tenido la vida política y social de España. Para atender a otras imperiosas necesidades de orden parlamentario- -continúa diciendo 1 Sr. Prieto- -que absorben l a actividad de las Cortes Constituyentes en lo, que es su primordial deber de trazar las líneas de la ley fundamental por que se ha de regir en. lo sucesivo el Estado español, quedó desplazada una intervención mía, quehabía de obedecer, entre otras, al requerimiento de un parlamentario, también concurrente a aquella Asamblea de Bilbao, deseoso de conocer los recursos de que disponía el Estado dentro de su órbita presupuestaria, el estado económico del Estado, la marcha del presupuesto. Y desplazada como ésta aquella interpelación en el orden del día de las Cortes, y no viendo posibilidad de que próximamente se reanude, creo que no incurro en pecado de desconsideración hacia el Parlamento, al cual se deben toda clase de respetos, si unos datos que tenía preparados para, con toda desnudez, exponer la situación la Cortes, los exponga, aunque más sintéticamente, ante una representación como ésta, que es la de intereses vitales del país. Vais a ver cifras quizá, un tanto desoladoras. N o puedo ocultarlas ni disfrazar- Jla -Cometería cerca de vosotros, y frente al país un pecado de deslealtad de que no soy financiera. U n superávit aparente cifrado en el presupuesto E l presupuesto que está rigiendo actualmente y con el cual se encontró e! Gobierno de la í epúbiica, apareció cifrado con un superávit, meramente aparente, de pesetas 62.708.327,90, pero como las indoíacioues del presupuesto fueron por créditos comprendidos en el articulado y que no se c i fraron en el estado de gastos, 64.827.50 por servicios no cifrados en el articulado, pero con su autorización para ampliarlos, cuyas dotaciones eran previsibles pesetas 127.507.068,45, y por suplementos y crédi tos extraordinarios para servicios provisionales no dotados debidamente 17.010.707 85. Tenemos estos tres conceptos totalizados en esta cifra 209.055.175,36. Por tanto, el déficit real, en vez del aparente superávit de este presupuesto, era de 146.346.848,40. Ahora bien; los créditos extraordinarios que para cumplimiento de sentencias del T r i bunal Supremo por devolución de ingresos hechos indebidamente en la Hacienda, cumplimientos de ¡sentencias, que ya las Cortes han dispuesto, teníamos que desembolsar- OS 5.550,18. Por tanto, el déficit presupuestario por causas anteriores a la República era de 148.362.507,58. Los suplementos y los créditos extraordinarios para reorganizaciones de servicios, paro y plan de obras- -luego especificaré estos conceptos- -han sumado 147.469.581,92. H a y como bajas o economías en el presupuesto que hemos i n troducido 93.207.190,23, o sea en definitiva más gastos del presupuesto 54.262.391,69 Y suponiendo por las peticiones formuladas que se conceden créditos o suplementos por 21.648.645,62, resulta un mayor gasto de 75.911.037,31, convirtiéndose el déficit en 224.263.444,89, déficit que disminuirá, por créditos probables a anular en fin de ejercicio y la diferencia entre la cantidad satisfecha en el mismo por resultas del anterior, y lo que pase a resultas de ejercicios cerrados en fin del presupuesto, que se calculan en cifra igual a la que resultó en fin de 1930 en ciento cuarenta millones. 2 Las bajas en recaudación y sus causas Del capítulo de gastos, el ministro de H a cienda pasa al de ingresos. E n los ochó primeros meses del ejercicio de 1931- -dice- comparando la recaudación con la de igual período de 1930, se obtiene una baja de 26.184.263 pesetas en la E l déficit en el presupuesto o r d i- totalidad del curso del presupuesto pero hay que tener que causas independiennario es de ciento treinta y ocho tes de la en cuentadel actual Gobierno han gestión millones de pesetas mermado la recaudación de Aduanas en 73.017.313 pesetas, la cual y a en fin de D e manera que queda reducido el déficit marzo venía presentando una baja de en razón del desenvolvimiento probable de los pagos a 84.265.444,89; pero como los in- 24.070.668. Para la mejor comprensión de los esfuerzos realizados por el ministerio de gresos hav que calcular que serán con resHacienda, a fin de mantener la normalidad pecto inferiores en 53.654.000, p uede resulde la recaudación, es conveniente partir de tar en definitiva un déficit probable de 137.917.444,89; es decir, en cifras redondas, la liquidación practicada en fin de marzo, que arroja los siguientes resultados en sus un déficit del presupuesto de 138 millones de agrupaciones más importantes y significatipesetas. vas, y examinar iguales datos en fin de agosL o s créditos concedidos p o r el to de 1931. Vamos a referirnos sólo a las cifras toG o b i e r n o de Ja República tales que vienen a renglón seguido de un P a r a justificar la conducta de este Goestado que luego entregaré a los señores bierno, en cuanto a la administración del preasambleístas, porque con una simple lectura supuesto, quiero enunciar aquí cuáles han sería difícil mantenerlas en la memoria. sido los suplementos de créditos, los crédiA fin de marzo de 1931, la menor recautos extraordinarios y las ampliaciones otordación era ya de 19.815.010, es decir que gadas por el Gobierno de la República, dela menor recaudación en los tres meses rivados de reorganización de servicios y primeros era de cerca de veinte millones. más principalmente del desenvolvimiento de E n los ocho rneses, la menor recaudación es la política social del Gobierno para conjude 26.154.263. rar o por lo menos mitigar la crisis de traDel examen dé estos datos, se deduce que bajo. la gestión dej ministerio de Hacienda en los Está todo esto cifrado en 147.469.581,92 últimos cinco meses ha tenido que forzarse, pesetas. Os líago- merced de la exposición no ya para aumentar la, recaudación, sino pade datos pequeños de origen casi mecánico ra compensar las bajas que en cantidad de para fijarme en las cifras mayores y deci 102.903.516 se han producido en conceptos ros que han sido por ejemplo un crédito de carácter eventual, en su más importante extraordinario para la ejecución de obras 1 proporción, como son los siguientes, cuyas
 // Cambio Nodo4-Sevilla