Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 10 D E O C T U B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A O 40. parte de las obras públicas, singulamíect algunas de carácter ferroviario que se están realizando, no serán fuertemente impulsoras del desarrollo de la riqueza pública; que aquellas alegrías- -que no he de censurar en este momento, porque nada más lejos de mi ánimo que aprovechar este sitio y la deferencia que el alcalde de. M a d r i d me ha concedido para convertirlo en una plataforma política- -que aquellas alegrías han acumulado una realización de obras eni pugna con la potencia financiera del país que tiene sus límites y su grado de resistencia y que por estas alegrías se ha acometido la construcción de ciertos ferrocarriles, que cuando empiecen a explotarse serán una carga formidable para el erario público. Sostengo este criterio que me ha deparado horas muy poco gratas, porque entiendo que parte, de estas obras ferroviarias, cualesquiera que fuese su estado de construcción, debían suspenderse. Naturalmente, esto era la destrucción de grandesi ilusiones comarcanas; era también una herida a intereses muy respetables, vinculados en la realización de estas obras, causas no se pueden modificar por el ministerio de Hacienda. Aduanas, 73.017.313. E s consecuencia i n evitable del Real decreto de julio de 1930, por el que se elevaron las tarifas para- restringir la importación de productos extranjeros, cuyo pago en oro obligaba a la adquisición en moneda extranjera. Transportes, 3.769.939. Debido a la baja del rendimiento de los mismos transportes ferroviarios. Timbré, baja de 11.415.288. Pero hay que tener en cuenta que durante el año 1930 hubo una inspección extraordinaria de la Dirección general del Timbre, en Barcelona, que obtuvp de la revisión de documentos en todos los centros mercantiles e industriales un ingreso extraordinario, que no es posible compensar totalmente con el aumento natural de la renta en un solo año. E l alza obtenida en 1930, hasta agosto, fué ¿e cerca de 18 millones de pesetas, reduciendo el desnivel en cerca de siete millones. Tabacos: B a j a de 4.267.845, renta que no está en manos del ministerio de Hacienda impulsar la recaudación de momento. Petróleos: Baja de 2.727.402, que reconoce por causa, según datos de la Intervención Central, que en el mes de agosto de 1930 se obtuvo de la Campsa un anticipo de diez millones, a cuenta de beneficios; de modo que, en realidad, debe estimarse que l a recaudación verdad en los ocho primeros meses de 1931 supera a la de igual período de 1930 en 7.272.598 pesetas. A h o r a bien; estas bajas, por corresponder a conceptos en los- que la acción del Gobierno es sólo de vigilancia y no de. gestión, han sido contenidas y en gran parte compensadas con positivos aumentos donde la gestión de los órganos administrativos ha podido desplegar su actividad, como en territorial, utilidades, derechos reales, patente de automóviles, alcoholes, azúcar, alumbrado, propiedades y demás recursos del E s tado. O t r o déficit de trescientos setenta y dos millones en el presupuesto especial ferroviario Vamos a lo que podemos llamar el presupuesto especial ferroviario. Aquí os transmito una relación de las cantidades pendientes de pago por el Consejo Superior de Ferrocarriles en abril de 1931, cuando se hizo cargo de la gestión administrativa de la nación el Gobierno de la República. E n la sección primera, Mejoras y ampliación de líneas, se debían 48.296.610,16 pesetas. E n la sección segunda, Construcción de nuevos ferrocarriles, 37.754.587,03. E n la sección tercera, Explotación de ferrocarriles por el Estado, 2,242.836,03. E n lá sección cuarta, Anticipos y subvenciones, 2.461.184,44. E n la sección quinta, Incubación y rescate de líneas, 11.337.445,50, y en l a sección- sexta, Gastos del Consejo, 126.099,13. Total, la suma de débitos con que nos encontramos en este aspecto de los gastos ferroviarios era de 102.218.762,29 pesetas. Pero además en el concepto de Jefaturas de Estudios y Construcciones de Ferrocarriles hay una- relación de las cantidades probables a certificar durante el mes de abril, a mediados del cual nos hicimos cargo del Poder, cuyas cifras ascienden a pesetas 10.551.564,15. Total deuda que nos encontramos en- el mes de abril en este aspecto ferroviario, 112.770.326,44 pesetas. Y esta cifra la tenemos exclusivamente compensada por un total de ingresos de 67.981.784. Naturalmente, desde el mes de abril al correr de las semanas y los meses, se han ido acumulando más certificaciones de obras ferroviarias, y no habiendo en el presupuesto extraordinario la contrapartida nos encontramos con que ascienden los gastos ferroviarios a 440.386.138 pesetas y suman los ingresos 67.981.784 pesetas. Es decir, qué la diferencia es de 372.404.354 pesetas, que habrán de cubrirse con deuda cuando ello sea posible. P o r lo tanto, resumiendo, tenemos en el presupuesto ordinario un déficit de pesetas 138.000.000, y en estos gastos ferroviarios otro de 372.404.354. Llamamiento a las clases mercantiles e industriales Quinientos o seiscientos millones de déficit en el presupuesto de la nación española; no son para asustar, no son para aterrar Estamos en una nación cuya virginidad i n dustrial y el estado primario de su explotación agrícola abren perspectivas venturosas y horizontes luminosos ante l a España del año 1931. Pero de la misma manera que yo no quiero marcar ningún pesimismo n i subrayar con tinta negra estas cifras, que nada tienen de satisfactorias, llamo a l a conciencia de las clases mercantiles e industríales del país, para que conscientes de su responsabilidad, que hoy la tenemos repartida por. igual entre todos los españoles, comprendan que al Estado no se le puede exprimir, que al Estado no se le puede esquilmar, por- i que exprimir y esquilmar al Estado sería tanto como conseguir una solución de carácter momentáneo y forjar espejismos caprichosos, que esquilmarían y comprometerían vuestro propio peculio E l Sr. Prieto dice a continuación que l a marcha del. presupuesto con un déficit constante es algo que no debe proseguir, y que el esfuerzo tributario hay que coordinarlo de forma que la nivelación del presupuesto sea una realidad verdadera. L a crisis de trabajo obedece a varios factores, y apartede ellos no he de ocultar- -declara el minis- i tro- -perturbaciones de orden social indis- ciplinadas, quizá alimentadas por la espe- ranza sugerida fuera de toda realidad. de algunos elementos que han creído que este era el momento de realizar soluciones utópicas en cada caso, que nunca plasmarán en ningún sistema de Vida civilizada. Hace falta, señores, que levantemos el corazón, gobernantes y gobernados, y comprender que España no padece, n i por el reflejo que en su industria tiene la crisis mundial, n i por aquellos. fenómenos inherentes a todo cambio de régimen político en situación que la ponga en trance de gravedad extraordinaria. Haced que entre todos ren rca la confianza- -termina diciendo el Sr. P r i e t o- que. si todos estamos unidos por el lazo de la solidaridad en el servicio de España, E s paña saldrá adelante, salvando circunstancias afortunadamente pasajeras y enjugando un déficit, que podemos enjugar fácilmente entre todos, porque, unidos, podremos no sólo resolver estas situaciones momentáneas y vencerlas, sino otras mucho más graves que nos pudieran sobrevenir como reflejo de la situación del mundo. Vamos, señores, a salvar entre todos a España. (Grandes aplausos. 1 1 L o s pagos líquidos comparados entre 1930 y 1931 Los pagos líquidos comparados entre 1930 y 1931 pueden, sintetizarse así: enero, febrero y marzo, más pagos. 117.188.112; abril, mayo, junio, julio y agosto, menos pagos 59.031.266. Queda reducida la cifra de más pagos el primer trimestre en los ocho que van transcurridos del ejercicio, a 58. r 56.846. Comparación de la recaudación con los pagos: enero a marzo, más pagos que ingresos, 8.904.743; abril a agosto, más pagos que ingresos, 2.141.889. Por consiguiente, el total de los ocho meses es de más pagos que ingresos 11.046- 632, en cuya cifra el factor más importante es el correspondiente al primer trimestre de este año, y la comparación de los, ingresos, presupuestos con la recaudación en 1931 es la siguiente: enero a marzo, menos recaudación, 71.477.613 pesetas; abril a agóstenmenos recaudación, 4.451.617. Total, menos recaudación en los ocho meses, 115.938.630 pesetas. U n déficit total de quinientos dos millones y medio de pesetas Por consiguiente, el déficit con que habrá de liquidarse el presupuesto del Estado en 1931, tomando como base el ritmo y la marcha que ha llevado en estos ocho primeros meses a que se contraen los datos, será de 502.500.000 pesetas en números redondos. E l camino ruinoso de las emisiones de D e u d a N o creo, aun siendo estas cifras poco satisfactorias, que un país de la vitalidad de España pueda dejarse deprimir por ellas. Ahora bien, las clases mercantiles e industriales de la nación saben mucho mejor que quien sin títulos para ello ocupa la cartera de Hacienda, que el ir enjugando el déficit de presupuestos ordinarios con emisiones de Deuda es ur. camino ruinoso. E s tán autorizados los Estados a apelar a la Deuda para crear fuentes de riqueza, de forma que la. amortización de esa Deuda corresponda al esfuerzo de las generaciones que han de disfrutar de la riqueza creada; pero en el presupuesto ordinario de un Estado no es lícito ir cargando años tras años esos gastos corrientes de la administración pública a emisiones de Deuda. E l ritmo del déficit en el presupuesto ordinario E s decir, que como habéis podido advertir en la lectura de estas cifras, el Gobierno de la República se ha encontrado con un presupuesto ficticio, indotado, y que en la administración de este presupuesto indotado, el ritmo del déficit es mayor en los tres, primeros meses de este año, cuya gestión no corresponde al Gobierno, de la República. Esto es lo que concierne al presupuesto ordhesrííOa Las obras públicas y la potencia financiera del país Tengo, y esto expresa un convencimiento meramente particular, la creencia de gue