Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A E C. D O M I N G O í í D E O C T U B R E D E ig r. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G 29. 1 3 E í Sr. A L B E R G A declara, entre otras predaciones de carácter general, que los fundamentos de l a Religión católica son la bondad, el trabajo y el ideal. Combate la enseñanza de los colegios de religiosos e invoca l a novela del Sr. Pérez de A y a l a Ai mayaren dei gloriám, fiel reflejo de esa enseñanza. E l Sr. F E R N A N D E Z (D Lauro) sacerdote, empieza citando pasajes del Evangelio, para negar que los sacerdotes los hayan infringido, y dice que al aproximarse los horrores del invierno y el hambre en los campos y ciudades, las Cortes Cons. tituyentes deberían ocuparse de esta situación, a fin de que el pueblo español supiera que no se le dejaba desamparado en este trance. E l orador invierte poco más de cinco minutos en su discurso. E l Sr. F R A Ñ C H Y federal histórico, habla a continuación. (L a Cámara está desanimadísima, advirtiéndose la desanimación hasta en el grupo socialista, de ordinario tan asiduo. Habla de las Ordenes religiosas y dice que no puede olvidarse que no todas son iguales, ni deben ser objeto de una misma medida, por lo que estima que las Congregaciones religiosas deben someterse a las leyes del Estado. N o es óbice que no sean en la actualidad tales Asociaciones, pues deben someterse a este carácter. Es de opinión que estas mismas Cortes deberían votar la ley de Asociaciones. Cree que en l a Constitución debe prevenirse la posibilidad de las leyes de defensa para intervenir las Ordenes religiosas y hasta para el caso excepcional de expulsión si alguna de ellas hiciese necesaria esta medida. LA SITUACIÓN POLÍTICA Y P A R L A M E N T A R I A LOS C O M E N T A R I O S PRESIDENTE LA A C T I T U D A L DISCURSO D E L REFLEJAN D E L CONSEJO D E LA CÁMARA A N T E LA RELIGIOSA CUESTIÓN E n la Cámara. E l ambiente pesimista del día anterior, continuaba a primera hora de la tarde. La minoría socialista afirma que no ha sido presionada por elementos del partido. E l señor Lerroux anuncia su viaje a Ginebra. D e s p u é s del discurso del señor Alcalá Zamora. Opiniones y comentarios. Ante el problema religioso En Ja Cámara. E l ambiente pesimista del día. anterior, continuaba a primera hora L a noticia de l a intervención del jefe del Gobierno en el debate religioso constituyó la nota dominante en las conversaciones de los diputados, antes de que comenzara la sesión. Predominaba el ambiente de intransigencia con que se había cerrado la jornada anterior, y se creía firmemente que el dictamen de la Comisión había ganado tanto terreno, que sería imposible modificarlo. Algunos parlamentarios entendían, no obstante, que el acuerdo de expulsión de las Ordenes religiosas y nacionalización de sus bienes, era de tal gravedad, que los grupos más exaltados habrían de medir mucho las consecuencias de un acto de tal naturaleza. E l Sr. Largo Caballero entiende que la intervención del Sr. Alcalá Zamora no dará lugar a ningún contratiempo. E i señor Beunza, jefe del grupo vasconavarro E l Sr. B E U N Z A jefe del grupo vasconavarro, manifiesta que este tantas veces aludido, atropellado, e insultado, hubiera sido preferible que no hablase, pues lo, más sabio hubiera sido callar y no intervenir en el debate; pero tiene. un mandato de sus electores y un deber de cortesía para quienes se dirigieron a él con las consideraciones debidas, aunque no participasen de sus opiniones. Declara que ha oído consejos contradictorios de ios ministros, aconsejándoles unos la imprudencia y otros lo contrario. Cree que esta cuestión tratada ligeramente puede provioqar gravísimos trastornos, pues en estas horas solemnes se ha de dilucidar si podemos, o no podemos vivir juntos. S i se considera que estamos aquí de más se debió decirlo hace tiempo. Recuerda el calificativo de vascorromanos que les aplicó el Sr. Prieto y dice que su primer título de honor es el de tener relación con Roma e ir acompañado de los m i llones de católicos de los Estados Unidos y. del mundo. U n diputado interrumpe, diciendo que pusieron título de católicos en la propaganda electoral, y el orador exclama: Y o quiero saber quién lleva en sus carteles el título de anticatólico. E l ministro de H A C I E N D A (gritando) Yo. E l Sr. V I L L A interrumpe v el señor B E U N Z A exclama: Eso al distrito. Aquí no tiene importancia; en el distrito es donde hay que decirlo. Nosotros, dice, no somos españoles de segunda categoría y merecemos respeto como firmes patriotas porque h ay que recordar que la Historia de España se hizo a la sombra de la cruz. E n los socialistas: Y se deshizo. (A 3 a hora en que cerramos esta edición, continúa el debate. ta, por la razón sencilla de que la disciplina de nuestro partido, robustecida a lo largo de muchos años de austero funcionamiento, no permite procedimientos de tal naturaleza. Dentro del partido todos somos absolutamente iguales en derechos, mas también en deberes, que en ningún caso, celosos de ese patrimonio espiritual que ha sido, es y será orgullo nuestro, sería tolerable ni tolerada una actitud de disconformidad que no se expresara a través de los órganos responsables del partido, de acuerdo con las normas que han de regir siempre en la v i da interna de nuestras organizaciones. N o hay, pues, coacción de ninguna índole sobre la minoría socialista. H a y sí, unos mandatos de partido, a los cuales ha de ajustarse su actuación lo m á s estrechamente posible. Conste así para desvirtuar una información que es, en su totalidad y en su detalle, completamente falsa y acaso interesada. La minoría socialista afirma que no ha sido presionada por los elementos del partido L a minoría socialista ha facilitado esta tarde la siguiente nota: Algunos periódicos, al reseñar la reunión qtie ayer viernes celebró el grupo parlamentario socialista, recoge la vesióu facilitada no sabemos por quién, de que la m i noría optó por votar el dictamen de l a comisión de Constitución en lo que se refiere al problema religioso como mal menor ante la noticia de que determinados elementos del partido pudieran provocar un paro general si se tomaba el acuerdo contrario. Frente a esa versión nos interesa hacer constar lo siguiente: Primero: Que es totalmente inexacto que a la minoría socialista hayan llegado insinuaciones en tal sentido, y mucho menos atribuyendo a elementos socialistas semejante propósito. Segundo: Que el acuerdo de votar, el dictamen de la Comisión se tomó por unanimidad, sin que se exteriorizara ninguna opinión discrepante. Tercero: Que esa pretendida amenaza no podía, en ningún caso, provenir de un sector socialis- E l señor Lerroux anunció esta tarde que saldrá para Ginebra está noche o mañana E l ministro de Estado, en su conversación con los periodistas en los pasillos de l a Cámara, manifestó que el viaje a Ginebra no lo h a r á en automóvil como se ha dicho, porque así invertiría más tiempo en el viaje. -Saldré esta noche en el surexpreso, o mañana en el rápido, siempre, como es natural, dependiendo de las circunstancias. Como he convocado para el martes la sesión, tengo tiempo de llegar aunque salga mañana. Añadió que no creía intervendría en el debate religioso, porque ya dijo bastante en su discurso sobre este asunto. E l ministro de Trabajo conversó con los periodistas acerca del debate sobre la cuestión religiosa. Aquéllos le hicieron presente sus temores acerca de que pudiera ocurrir algo desagradable como consecuencia del giro que había tomado este debate, a lo que el ministro contestó: Yo digo que no creo que pa. se absolutamente nada. L a cuestión religiosa apasiona mucho pero no creo posible que nadie haga manifestación alguna de hostilidad. L o más que puede pasar es que los que no estén conformes, escuchen y voten luego lo que crean conveniente. ¿Cuál cree usted que será la solución? -le preguntó un informador. -Hombre, la que la Cámara acuerde- -contestó el ministro, añadiendo- Y o creo que habrá fórmula, E s decir, que la comi- sión de Constitución, después de escuchar 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla