Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FÚTBOL RESULTADO DE GO E N LOS P A R T I D O S D E C A M P E O N A T O S REGlONALEí El Betis y el Córdoba empatan a cero. Aplastante derrota del Arenas. E 3 Barcelona vence al Español. ANDALUCÍA te, tuvo buenas ocasiones de rematar a goal, pero su prudencia- -montepío de las bofetadas, que dijo Arniche- -le vedó hacerlo convenientemente. Hacia el final de este tiempo, el propio Soladrero hubo de tirar a la puerta varias veces, vista la indecisión de los delanteros. Por parte del Córdoba se vieron avances sueltos, siempre por el ala izquierda, creados por Espino y llevados por Lozano. E n la segunda parte varió la decoración. E l Betis, falto de Tondo, que se lesionó, pasó de dominador a dominado, y un momento la peoía rondó por la puerta hética. E l interior derecha López, al defender un centro, hizo una estirada, que sería magnífica en un portero, y desvió el balón a El Betis empató a cero con el Racing de Córdoba De aquel Betis que remató en forma espléndida la última campaña futbolística, no queda apenas nada. E l Betis actual es una sombra del otro; quizás su caricatura. Dejemos a un lado a Jesús y a Soladrero, quienes siguen siendo los de siempre, y podremos asegurar que el resto se pierde en el terreno de lo anodino, de la vulgaridad, en la acepción más depresiva de la palabra. L a trabazón del conjunto bético, base de los triunfos que dieron nombre y fama a ios hasta ahora subcampeones andaluces y cle España, ha sufrido grave quebranto, y la grieta que señala el peligro de ruina se hace cada vez más acusada. L a delantera, clave del arco próximo a desmoronarse, ha sido apuntalada dos o tres veces; la última, en el partido del domingo, en que actuó de cercha el ex madridista García de la Puerta. Todo inútil. L a torpeza del resto del quinteto anuló la labor inteligente del nuevo jugador, a quien no vamos a descubrir diciendo que toca el balón maravillosamente, aunque se muestre prudentísimo en el rectángulo donde suelen prodigarse las expresiones cariñosas. Urge, pues, la reforma radical en el adelante bético. Los medios se cansan de crear juego una y otra vez, para que no se traduzca en algo práctico; los defensas y el meta se desinflan, viendo cómo, para no perder los partidos, tienen necesidad de man- tener incólume la integridad de la puerta. A Timimi, le falta Adolfo al lado; a García de la Puerta, le convendría un Sanz, y a todos, un delantero centro, que no es Romero, ni mucho menos Velasco, a quien la prueba del domingo ha sido francamente desfavorable. E l Córdoba Racing Club presentó el equipo que pudiéramos llamar de los licenciados o veteranos del Sevilla. Nada tampoco. Portero, bueno, de nombre y de calidad; defensa, endeble; línea media que juega cuando la dejan, y ataque con las mismas características que el del Betis. U n solo jugador hay en él que destaque: precisamente el interior izquierda. E l juego de la generalidad es sucio. Dado el antecedente de la inutilidad de ambas delanteras contrincantes, el resultado racional había de ser un empate a cero. Por una vez, la lógica salió triunfante, y el Betis y el Racing cordobés se distribuyeron equitativamente los puntos objeto del litigio. E l partido fué francamente malo, y no merece los honores de ser reseñado en detalle. E n la primera mitad, Soladrero jugó cuanto quiso, y el dominio bético fué aplastante, aoslue sin provecho. Velasco, principalmen- Es cierto que el Sr. Gutiérrez lq ñizo muy mal, pero a favor del Betis, o, en. todo caso, compensando los errores. Esa es la verdad, lisa y llanamente expuesta. Suponiendo que el portero cordobés hubiera parado aquella pelota del primer tiempo dentro del marco, el daño estaría más que compensado al perdonar el penalty de López, y aquel otro de Aramia. Estamos decididos a censurar duramente los desmanes, para ver si de tal forma se acaban. L a parcialidad manifiesta del Sr. Gutié- rrez a favor del Betis, füé pagada con denuestos. L a consecuencia que nos brinda el hecho, no puede ser más lamentable. -Antonio 01, medo. Alineación de equipos. -Betis Balompié: Jesús; Tondo, Arari da; Peral, Soladrero, Torres; Timimi, Ló pez, Velasco, García de la Puerta y Enrique. Córdoba R C Bueno; Monje, J i m é n e z Santiago, Caballero, Espino; Priego, Romero, Gual, Lozano y Juan Antonio. Malagueño, o; Sevilla, 2 Málaga 12. Para el campeonato de primera categoría jugaron el Malagueño y el Sevilla. Este grupo hizo un buen partido y, aunque los locales resistieron y atacaron muy bien, fueron vencidos por dos goáls a cero. CENTRQ- CASTILLA- ARAGON, El partido de fútbol de esta tarde Madrid 12. E n el campo de C h a m a r á n completamente lleno, se ha celebrado esta tarde el partido de campeonato entre los eternos rivales, Madrid y Athletic. Los equipos se alinearon a s í M a d r i d Zamora; Quesada, QuincocesJ Prats, Esparza, Leoncito; Lazcano, Regueiro, Olivares, Hilario, Olaso. Athletic: Antonio; Corral, P e p í n Trillo, Rey, Arteaga; Marín, Cuesta, Higuera, B u i ría y del Coso. Comenzó el partido a un tren disparatado, que siguió el público con enorme apasionamiento, y a los tres minutos, en una magnífica arrancada del Madrid, Regueiro le dio un pase adelantado, magnífico, a Olivares, que remató de cabeza el primer tanto de l a tarde. E l público premió la jugada con una ovación indescriptible. Inmediatamente reaccionaron los athléticosl que, en tropel, acometieron l a meta de Z a mora, logrando dos minutos después el tanto del empate. F u é una jugada admirablemente llevada por Buiría, y del Coso l a terminó con un centro corto, que remató con l a cabeza Marín, escapándosele l a pelota a Z a mora. Continuó el juego en forma brillantísima, sin que ninguno de los dos equipos pudiera marcar en el resto del primer tiempo. L a línea media del Athletic superaba siempre a la del Madrid, mientras los delanteros de este equipo hacían filigranas en el campo contrario. Concluye el tiempo con un empate a goal. E n el segundo tiempo decae mucho el juego del Madrid. L a línea delantera es absorbida por la media contraria, que juega mucho mejor que el eje de los merengues. Transcurre- así más de media hora. de j u e g o de calidad infinitamente más baja de la primera parte. A l fin, cuando faltan doce minutos para concluir, los blancos reaccionan y en un soberbio esfuerzo de toda la línea llevan el juego al área athlética. Olaso hace una combinación magnífica con H i l a r i o cediendo, un pase a l a derecha, GARCIA DE LA PUERTA. (CARICATURA POR CEBRIAN) comer, que concedió el arbitro, a pesar de haberse producido la falta dentro del área. E l Sr. Gutiérrez dio un punto al Betis, al no señalar el penalty indiscutible. Todo lo demás fué peloteo, a excepción de los últimos diez minutos, durante los cuales el Betis atacó furiosamente, sin resultado. H a y que tener en cuenta que Soladrero estaba agotado, a causa del esfuerzo de la primera mitad, y así, la línea media del Córdoba pudo desenvolverse mejor en esta segunda parte. E l público salió decepcionado, y algunos bélicos, furiosos. ¿Por haber comprobado la mala calidad del adelante de su equipo? No había otro motivo, y, por tanto, no tiene explicación que un grupo nutrido de partidarios del club blanquiverde denostase al arbitro con frases impropias de personas cultas.