Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Informaciones y reportajes. E l p l a n díe e x t e n s i ó n le M a d r i d L a p r o l o n g a c i ó n d é l a Castellana, e l acceso a l m a c i z o d e l G u a d a r r a i m a p o r v í a s p a r q u e s o c i u d a d e s l i n e a l e s y tas c o n s t r u c c i ó n de viviendas populares. Decidido el Ayuntamiento de M a d r i d a acometer definitivamente el problema llamado del extrarradio, se celebró, no hace mucho, un concurso internacional de anteproyectos, que quedó desierto por falta de cumplimiento legal de las bases. Se habían presentado, sin embargo, a ese concurso trabajos de gran mérito en otros aspectos, y teniendo esto en cuenta eligiéronse seis de ellos, que. fueron recompensados proporcionalmente a su valor relativo. L a continuación de la obra de desarrollo del definitivo proyecto se acordó encomendarla a la técnica municipal, completada con elementos ajenos a la misma y especializados en estas cuestiones. Así se hizo. L a Oficina de Urbanización fué ampliada con los arquitectos seño res Lacasa, Esteban de la M o r a y Colas, y el ingeniero de Caminos Sr. Escario. Dichos señores, bajo la dirección del ilustre arquitecto D L u i s Bellido, director de la A r q u i tectura municipal madrileña, empezaron por efectuar un estudio comparativo de Jos anteproyectos adquiridos por el Ayuntamiento para utilizar de estos trabajos todo lo que fuera conveniente. Consecuencia del estudio realizado ha sido, entre otras cosas, el trazado para la prolongación de la Castellana, que tiene su origen en el anteproyecto que se clasificó en primer lugar y del que son autores los Sres. Zuazo y Jansen, arquitectos español y alemán, respectivamente. T a m bién h a sido tenido en cuenta el meritísimo de otro arquitecto, D Gustavo Fernández Balbuena, autor del proyecto de urbanización de las márgenes del Manzanares, proyecto que ha sido trasladado casi íntegro al nuevo plan de extensión. Este, a los cuatro meses de iniciarse, se exhibe, precisamente ahora, en las salas del antiguo Hospicio madrileño. Que la cuestión interesa a todos lo demuestra la afluencia extraordinaria de visitantes. Planos de construcciones modernísimas, de magníficas redes viarias, de accesos por entre jardines a ese inestimable pulmón del Guadarrama. E l M a drid futuro, la urbe de ensueño, aquí, entre las paredes del edificio histórico, que vio pasar en las mañanas abrileñas, ante su churrigueresca portada, a las dueñas y a los demandaderos de monjas camino de los bodegones del puntapié y oyó en la noche misteriosa el grito lastimero de los H e r m a nos del Pecado Mortal. Penetremos en el antiguo Hospicio, hoy convertido en Museo Municipal Madrileño. ¿P o r qué no recordar que, precisamente como acto previo a la inauguración del concurso internacional de anteproyectos ¡lo v i sitó una tarde D Alfonso de Borbón? A la Plan regional. Madrid y los términos municipales que lo circundan, vías, principales de comunicación, nuevos parques y futura zona regable con utilización de las aguas residuarias. Junto a la mancha de El Pardo, y desde ella hasta el Guadarrama, habrá magnificas vías de acceso a este macizo, convertidas en vías parques o ciudades jardines. Vías principales del plan de extensión y su unión con las existentes. A la derecha, en haz, tres que conducen a Barcelona; arriba, como punta avanzada del plano, la de Francia por Iriln; siguen, hacia la izquierda, las de Él Pardo y La Coruña. y de izquierda a derecha, en la parte Sur, las de Portugal, Carabanchel, Toledo, Cádiz y, por último, dos a Valencia. Espacios libres que existen v los proyectados.