Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. MIÉRCOLES 14 D E O C T U B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA PAO. a CONGRESO NACIONAL MUN 1 C) PALISTA Sesión de apertura Madrid. Convocado por la Unión de Municipios, y bajo- la presidencia del alcalde de Madrid, se reunió, en el teatro E s pañol, el Congreso Nacional Municipalista, con el fin de celebrar su sesión inaugural. Concedida la palabra por el Sr. Rico a los representantes que la habían solicitado, hablaron, entre otros, el alcalde de Segovia y el delegado del Ayuntamiento de Barcelona para defender aquél la autonomía de los Municipios y la conveniencia de oponerse a cuanto signifique merma de facultades, atribuciones e ingresos por parte del Estado. Porque, como, todos los que me escuchan saben- -añadió- se exigen de los Ayuntamientos sacrificios que, en realidad, no vienen obligados a realizar, pues hasta se pretende que resuelvan los conflictos sociales, cual ha sucedido recientemente en Madrid y en otros pueblos de España, y, en cambio, se nos regatean o disputan derechos e ingresos, sin l o cuales arrastrarían una vida precaria E l representante del Ayuntamiento de Barcelona ofreció que esta Corporación cooperará en la labor que realicen en lo sucesivo los Municipios españoles y recordó l a gestión realizada a favor de España en el último Congreso internacional verificado en París. D i j o que, entre otros temas, debe tratarse del referente a la remuneración del cargo de concejal, porque no hay razón para que, siendo obligatorio su desempeño, no se resarza el trabajo que supone, b i e n c o n dietas, para estimular más la asistencia, o con una remuneración fija. E l representante de la República de E l Ecuador habló también para disculpar a aquellos de sus compañeros que, por haber recibido la invitación tardíamente, no pudieron asistir, y desear al Congreso acierto para resolver los problemas y cuestiones sometidas a su deliberación. Entre estas cuestiones- -añadió- -hay muchas que nos afectan a los países de la América española- -tal, por ejemplo, la concerniente a la industria cinematográfica- y por ello los representantes de aquellas naciones os estimaríamos. que no perdierais de vista nuestros intereses, coincidenltes con los vuestros. P o r último, habla el alcalde de Madrid, quien empieza diciendo que asiste con mucho gusto a la sesión inaugural del Congreso, porque estima de gran oportunidad y de extraordinario valor los trabajos que van a ser discutidos y tratados. Refiérese a la labor realizada hasta hoy por la Unión de Municipios- -organismo que nació en tiempos de Dictadura merced a la iniciativa del Sr. Suárez del T a n g i l pero que en honor a l a verdad y en homenaje a la justicia hay que reconocer que fué un acierto- y dice que por la razón expresada, esto es, por no tener su origen en la soberanía del pueblo, puesto que los A y u n tamientos no eran entonces libremente elegidos, no pudo desarrollar los problemas que la vida de los Municipios le ofrecían a diario, n i ser otra cosa que una institución bien orientada, tal vez una esperanza; pero nunca un organismo robusto y útil, capaz de contribuir al engrandecimiento de la Patria. Habla de la autonomía de los Ayuntamientos y de las dificultades con que en la Monarquía lucharon para lograr mejoras que hubiesen redundado en beneficio de los pueblos- -tal la desaparición de esos cinturones de viviendas insalubres, que son un atentado a la higiene y una ofensa a la estética- y dice que entre los temas que han de discutirse y estudiarse figura también el de la agregación de los pueblos limítrofes a la ciudad, por lo que concierne al caso concreto de Madrid. Evoca las glorias literarias de nuestro S i lo de Oro, para recordar l a obra de C a l erón y singularmente su Alcalde de Zalamea, donde encarnan las virutdes de una raza incapaz de rendirse ante otros Poderes que los de la razón y la justicia. P o r esto- -añade- yo espero que todos los alcaldes de España luchen como Pedro Crespo contra cualquier fuerza o Poder que i n tente atropellar los derechos que están en la obligación de defender. Estima que en la estructuración de la futura España debe concederse una amplia autonomía a los Ayuntamientos, poniendo a los alcaldes la obligación de ejecutar sin trabas n i obstáculos legalistas los acuerdos del Municipio y sus propias iniciativas, que han de llevar, naturalmente, el aval del Concejo. Anuncia que asistirá a las sesiones que pueda, porque es su deseo contribuir a la aprobación de aquellos temas que interesen a los Ayuntamientos y se ofrece a ser quien entregue a las Cortes las conclusiones que este Congreso establezca, porque a ello le obliga su doble condición de alcalde y d i putado en las Constituyentes. Y termina rogando que no se interprete mal su ausencia si por acaso no pudiera encontrarse entre los congresistas con la asiduidad que él pretende, pues sus ocupaciones le impiden a veces cumplir todas las obligaciones que le imponen sus cargos y las que él voluntariamente contrae en su afán de servir a la República con todas sus energías y sus entusiasmos. (Grandes aplausos. t y los congresistas a las personas que estima I en conveniente, procurando que entre aqué I lias figurase algún interventor municipal pa ra mayor garantía de la labor inspectora. E l Sr. García Cortés se adhirió a la pe tición del Sr. Salazar Alonso, y la Mesa, aunque comprendiendo que tal escrúpulo era exagerado, porque los elementos qua ahora concurren al Congreso lo hacen en su mayoría por primera vez, accedió a lo propuesto. Y se levantó la sesión. EL CONGRESO D E LA CONFEDERACIÓN REGIONAL D E L TRABA O D E ANDALUCÍA Y EXTREMADURA Ayer por la mañana, en el salón de fiestas de la Venta Eritaña, se celebró la sesión inaugural del Congreso de la Confederación regional del Trabajo de Andalucía y ¡Extremadura. Toman parte en él doscientos veinte de legados. Constituida la mesa provisional, el presidente expuso el proceso de organización del Congreso, cuya importancia destacó. Leyó dos proposiciones, en las que se pide el aplazamiento del Congreso, que fueron rechazadas. Seguidamente se constituyó la mesa definitiva, siendo presidente el delegado del Sindicato de Alimentación de Huelva, quien pronunció un breve discurso de salutación. A continuación el secretario del Comité, regional emitió su informe oral. H i z o historia de varios conflictos, añadiendo que las organizaciones contribuyeron al movimiento que estalló en Jaca, sia contraer compromisos de carácter político, pues su finalidad no podía ser otra que él aprovechar las circunstancias para el logrq de sus aspiraciones. Habló luego del resurgimiento de los S i n dicatos, de las huelgas de Granada, Málaga! y de la planteada en Sevilla por el ramo de; construcción, haciendo referencia a los sucesos de julio en nuestra ciudad, acusando en este punto a los agentes de la autoridad como provocadores de la huelga general. Combatió el jurado mixto rural, por ssi. carácter general. Aludió al pretendido complot entre M a ciá, Franco y la C. N T. diciendo que era una especulación de los socialistas para atraerse a los obreros. Habló de la organización del Congreso, justificando la invitación hecha a los S i n dicatos autónomos y Sindicatos revolucionarios de la F A I. 1 Anunció finalmente la celebración de un gran mitin de clausura. Intervinieron luego varios delegados eri asuntos de régimen interior de la organización. Se nombraron las ponencias y se aprobó una proposición del ramo textil de Sevilla sobre protesta por la clausura de los Sindicatos y por las detenciones gubernativas. Se acordó el nombramiento. de otra ponencia para estudiar y resolver en orden a l conflicto de teléfonos y seguidamente se reunieron las diversas ponencias para dictaminar sobre los asuntos contenidos en el orden del día. A las diez de la noche volvió a constituirse la mesa, pero por deficiencias del alumbrado se acordó suspender la sesión para continuarla a las diez de la mañana de hoy. E l delegado madrileño, Domingo Germinal, hizo una breve disertación sobre la vida Sesión preparatoria Se celebró bajo la presidencia del representante del Ayuntamiento de Barcelona, y se dedicó a la aprobación del Reglamento por que ha de regirse el Congreso y a la designación de las personas que han de i n tegrar las Mesas en las sesiones de Pleno y las de las secciones. A l darse lectura de los artículos del Reglamento promovióse un debate sobre si había que establecer alguna diferencia entre los que representarán a los Municipios en concepto de concejales y los que lo hicieran como técnicos y funcionarios, acordándose en resolución, tras la intervención de algunos congresistas- -el alcalde de Albacete y el secretario del Ayuntamiento de Valencia, Sr. Larrea, entre otros- que no procedía tal separación, porque allí no había más que delegados con la representación reglamentaria, y, por consecuencia, no era pertinente la clasificación propuesta. Fueron designados para presidir el p r i mer Pleno el alcalde de Valencia, y como secretario el ya mencionado Sr. Larrea. Para el segundo Pleno, el alcalde de B i l bao, y como secretario el Sr. Velasco. Para el tercero, el representante de Cádiz, y como secretario, el que lo es del Ayuntamiento de Tejares. Para las Mesas de discusión se nombró presidente al representante de Coruña, y secretario al de Oviedo, en la primera; al alcalde de Arnedo y al Sr. Fernández, para la segunda, y al alcalde de Falencia y al señor Navarro (de Teruel) y al representante de Carmona para Ta tercera (Asuntos varios) Se nombró una Comisión que procederá a examinar las cuentas de la Unión de M u nicipios, como se ha hecho en todas las Asambleas y Congresos, pero el Sr. Salazar Alonso propuso que en vez de los nombres, que k Mesa proponía se eligiera por de Francisco Ferrer.