Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. EN EL CONGRESO religioso. Comisión de diputados católicos de diversas minorías reunida para adoptar acuerdos acerca del problema (Foto Duque. ban éstos un bailé en honor de S. A R. la duquesa de Parmá, que había venido a P a rís para el matrimonio del príncipe S i x to de Borbón- Parma con mademoiselle de L a Rochefoucauld la bella hija de los duques de Doudeauville, cuyo primogénito había de casar más tarde con l a menor de las hijas de los marqueses de V i a n a hallábame yo distraído en la contemplación de las magníficas obras de arte que decoraban el hotel de l a Avenida Víctor H u g o cuando vi al príncipe D Jaime venir a saludarme efusivamente. M i sorpresa fué grande y no pude menos de preguntarle: Pero me reconoce Vuestra Alteza? -i Cómo no! -respondió con fina ironía- Alejandro D u m a s! M i seudónimo, pues, no se le había o l yidado. Después tuve ocasión de verle siempre acompañado de su fiel secretario, el señor Meígar, culto y distinguido periodista, que sentía hacia su señor una afección casi filial. Recientemente, hace apenas dos meses, el azar en forma de una noble dama, l a condesa de L a Beraudiére, volvió a reunirme con D Jaime de Borbón; pero, ¡a y! entonces n i éi ni yo nos reconocimos; el paso de muchos años habían encanecido sus bigotes y puesto la marca indeleble de la senectud en mis barbas, y fué doña Eulalia de Borbón quien hubo de hacer de nuevo las presentaciones. E n aquel almuerzo i n olvidable presidían los dos príncipes desterrados el duque de M a d r i d y la duquesa de Galliera. Y véase cómo doña Eulalia de Borbón, anticipándose a los acontecimientos, había ya iniciado la reconciliación que poce tiempo después había de quedar definitivamente sellada entre las dos ramas de la gran familia por cuyo triunfo se ha derramado inútilmente tanta sangre española. BIARRITZ (FRANCIA) BODA ARISTOCRÁTICA MONTE- CRISTO París, octubre, 1931. La señorita Carmen Maura Herrera, hija de los duques de Maura, y el duque de Medina Sidonia, después de su boda, celebrada en la iglesia de Saint Eugenie.
 // Cambio Nodo4-Sevilla