Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 16 D E O C T U B R E D E 2931. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 20. y procure remediarlo. E l Parlamento es contraposición de ideas y pugna; de pensar mientos, por lo cual es conveniente tratar que las minorías vuelvan. E n los radicales- socialistas: Que no se hubieran marchado. E l P R E S I D E N T E reclama orden para qué no se origine un debate sobre este asunto. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O cree que todos los diputados deben intervenir en las labores parlamentarias y volver al P a r lamento las minorías vascoñavarra y agraria, pues aunque permanece el Sr. Royo V i Uanova, yo le juzgo semiagrario. (Risas. A l venir aquí- -añade- -los diputados ausentes, ya sabían que iban a ser minoría frente a la Cámara. Prevaleció un criterio en materia religiosa, y no les pareció bien. A mí tampoco, y lo mismo a otros diputados, y sin embargo todos permanecemos aquí. Escuchamos con respeto al Sr. Molina, al Sr. Aguirre, a l Sr. Beunza, a quien se discute, pero a quien se respeta, y no digamos al S h G i l Robles, que despertó tanta simpatía en la Cámara. ¿P o r qué, pues, marcharse? Respetando su actitud, me parece poco congruente en el momento, pues aunque hayan sido vencidos, deben continuar prestando su labor. E l P R E S I D E N T E creo que juzgar la actitud de los dos grupos parlamentarios puede ser contraproducente. E l señor O S S Q R I O Y G A L L A R D O yo, por deficiencia mía, intento sólo lo contrario. Trato de justificar que no tiene razón su enoio. Y no insisto más. E l P R E S I D E N T E dejo a salvo su admirable intención. E l señor P É R E Z M A D R I G A L (descubriendo al señor Martín en el Salón de sesiones, junto a la barandilla de la escalera presidencial) ahí hav un agrario. E l P R E S I D E N T E no compliquemos más las cosas. (Grandes risas. E l señor M A R T I N gesticula y hace ademanes con los brazos, pero no dice una sola nalabra. (Nuevas risas. E l señor O S S O R I O Y G A L L A R D O dice que las palabras del señor Besteiro suele, tenerlas muy presentes. Recuerda las últimas palabras del señor Besteiro en su último discurso, desde los escaños socialistas: E l alma humana, sólo se eleva anteponiendo los intereses generales a los particulares Doña C L A R A C A M P O A M O R estudia técnicamente el asunto, y dirige una propuesta al ministro de Justicia relacionada con la nueva redacción del Código civil, en la parte hoy relacionada con el Concordato. Entiende que el matrimonio, cuando no hay. afinidad y convención, es una tortura y un verdadero desprestigio del principio qué representa. Afirma que posee muchas cartas de hombres y mujeres que anhelan el divorcio. Manteniendo l a unión forzada- -añade- se condena a los cónyuges a la hipocresía y al adulterio. Rectifica el Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O y cree haberse enterado de lo que dice el dictamen, y de todo lo que vale la señorita Campoamor. (Risas. Afirma que, cuando se sufre la divergencia de los padres, son los hijos los que sufren las consecuencias. M u y dignos de compasión son los hijos de padres desconocidos pero los de los padres que toman rumbos distintos creando nuevos hogares, son parias de la sociedad, estudiados por muchos abobados, jurisconsultos y sociólogos. Protesta contra la solubilidad del matrimonio canónico y civil. Doña Clara Campoamor nos ha hablado del Concordato y del nuncio. (Risas. Creo que la señorita Campoamor, perfecta ministerial, le pesará dentro de unos minutos haber mentado la soga en casa del ahorcado. (Risas. Doña C L A R A C A M P O A M O R asegura que si hay voluntad de votar una ley sobre el divorcio, es justo líevái: a l a ley fundamental la seguridad de que será dictada dicha ley. Niega que- la Comisión haya pensado en disolver el Tribunal canónico. Se asombra de que el Sr. Ossorio, todo bondad, pero con una bondad un poco agresiva á ratos, (el Sr. Ossorio abre paternalmente los brazos. Risas) crea que el divorcio es una i n vasión del respeto al Sacramento. Además, puede estar tranquilo el Sr. Ossorio- -añade- pues por un divorcio hay. una gran continuidad de matrimonios, y se señalan nuevos enlaces. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O lamenta que sean tomadas como agresividades simples explosiones de buen humor, que es de lo poco que le va quedando. vorcio, que el orador está dispuesto a votar. E l Sr. S A M P E R le contesta en nombre de la Comisión. Rectifica el Sr. C A S T R I L L O y explica la diferencia que existe entre hijos legítimos e ilegítimos, pues éstos son el producto de uniones monstruosas como, por ejemplo, las incentuosas. ¿Van a tener- -pregunta- -los mismos derechos? (Grandes protestas, y voces: ¡Sí, sí, sí! Después señala el hecho de que la investigación de la paternidad va a entregarse a las legislaciones forales. Finalmente el voto es rechazado. Una enmienda en favor de los hij os E l doctor J U A R R O S defiende una enmienda que dice: L a familia, está bajo la salvaguardia del Estado. E l matrimonio tendrá por base la igualdad de derechos, pudiendo disolverse E l Sr. L L U H I pide la palabra, y después por mutua conformidad, o a solicitud de uno de una breve discusión con la Presidencia, de los esposos, siempre que sea alegada una se declara partidario del amor libre. (Grancausa justa y no resulte perjudicada la condes rumores. Dice a los maliciosos que no veniencia de los hijos, si los hubiere. sabe si su mujer querrá diyociarse, pero el Dice que cuando el divorcio no puede reorador, no. (Risas y nuevos rumores. referirse a los problemas biológicos, y se Tiene el convencimiento de que el conproduce el odio bajo el mismo techo, es d i cepto liberal en k u n i ó n es más respetable fícil resolver el problema planteado, pues que la unión legalmente forzada. el aspecto sentimental no tiene valor alguCree que esta doctrina no va contra los no en el sentido práctico. hijos, porque el amor, a los hijos es cosa Cree necesario pensar en que si una mufraternal y no nace de preceptos legales. jer pide el divorcio no siempre lo es por Se desecha el voto particular, con los vohaber sufrido equivocación en el matrimotos en contra del Sr. Reino Caamaño y del nio, sino por la natural evolución, pues a Sr. Alvarez (D Basilio) los treinta años de edad el ser humano no E l S r J I M É N E Z A S U A lee nuevamente es el mismo que a los veinte. el dictamen. Cree que a la mujer el derecho al divorE l Sr. C A S T R I L L O defiende su voto parvio sin trabas es absurdo. Y a que se la conticular, y señala, el error de l a Cámara, sidera igual que al hombre los dos sexos deconstantemente demostrado, de que: se trate ben tener iguales derechos. de llevar a la Constitución preceptos espeL a ñoñería embadurna- -dice- -estas cuescíficos de la ley Civil. Se extraña de que tiones y la mujer debe declarar las causas se discutan actualmente temas... como el del del divorcio con la misma libertad que el divorcio, como se discutió el de la pena de hombre. E s como cuando viene una visita muerte y otros análogos. Y así se da el caso a casa y queremos ocultar una silla rota con de que el Sr. L l u h i defienda el divorcio, deun tapiz. H a y que mostrar la silla rota valeclarándose pv. rtidario del amor libre, que no rosamente. (Risas. necesita de matrimonio n i del divorcio. Expone la posibilidad de una mujer con Alude al Código de Familia soviético, de la mente enferma, a la que se va a poner 1918, que trata de los matrimonios regulaen libertad de elegir sucesivos maridos, hados y no regulados y establece el divorcio ciendo infelices a todos, ellos. E s menester a instancia de la mujer o del marido, alegan- -dice- -que el divorcio no sea tan fácil y do justa causa. sencillo que un momento de malhumor, cual E s lamentable- -dice- -que temas tan funquier motivo fútil, pueda provocarle. damentales se traten aquí ligeramente, como Además, el problema es el de los hijos. si se discutiera una noticia de periódico, fáNos debemos a las generaciones futuras. cilmente rectificable. N o hay enfermedades, sino enfermos, se Recuerda algo que se produjo hace dos dice en Medicina; así, pues, habrá que esnoches y que le produce grave intranquilitudiar todos los casos de divorcio. dad. A las seis o siete de la tarde, fué moEs preciso que quede bien sentado que en dificado el dictamen constitucional. este problema puede ser la mujer superior Recuerda que Rusia era una inmensa conal hombre en derechos si no igual. E l congregación religiosa, que comprendía 132 m i cepto de que se tenga en cuenta el interés llones de habitantes, y la revolución obró de los hijos es una razón biológica que debe con tal cautela, que en la Constitución de figurar en la Constitución frente a otras ra 1918 no se abordó para nada el tema relizones de derecho, pues se trata de una norma gioso, ni en su aspecto de la enseñanza, ni que debe regir para toda la legislación fuen el matrimonio, ni en nada que tuviera tura. relación con las conciencias. Doña C L A R A C A M P O A M O R entiende ¿Y qué ocurrió la otra tarde? U n triste que no es posible mantener la obligatoriedad episodio. en favor de los hijos, porque el problema E n los S O C I A L I S T A S H a y que hablar de éstos está en otros menesteres. del divorcio. E s rechazada la enmienda. E l P R E S I D E N T E ruega al orador que se ciña al voto particular. L a minoría socialista y el divorcio E l Sr. C A S T R I L L O no quiere solidarizarse con el rumbo que tomaron los aconteEl Sr. S A N C H I Z B A N U S defiende otra cimientos en contra de su voluntad. (Rumoenmienda que reproduce el antigua dictares e interrupciones. men. Afirma que éste refleja el criterio poTengo el deber de decirlo. Y o no puse lítico de la minoría y dice que ésta proclami firma en el trámite del dictamen tal como ma que es la forma más perfecta en la sofué modificado en la ocasión citada. ciedad, es la monogámica estable. Trata de la investigación de la paterniAfirma que cuando se habla de mandatos dad que se va a votar sin saber todavía si instintivos se comete el error de creer que técnicamente es eso posible. Propone que se éstos conducen a la personal satisfacción; lleve a una ley especial, ¡isí cómo lo del d i pues muy al contrario, es lo cierto que las El catalanista L l u h i se declara partidario del atnor libre ¡iüíWIÍ ÍIITÍFÍ A r r- -n- -r r m i IIÜ n n n-
 // Cambio Nodo4-Sevilla