Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 17 DE OCTUBRE DE 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19. QUEDA EL APROBADO E L ARTICULO REFE- R E N T E A L A F A M 3 Lí A S E D I V O R C I O Y S E SEÑALAN ASISTENCIA ESTABLECE LAS OBLI- GACIONES D E L ESTADO E N O R D E N A LA PUBLICA Proyecto Constitucional. Sigue el debate y se aprueba el artículo r? ferente al divorcio, con algunas significadas abstenciones. Los tesoros artísticos e históricos. La sesión ele ayer Se abre la sesión a las cinco menos veinte. Preside el Sr. Besteiro. E n el banco azul figuran los ministros de Justicia, Hacienda y Comunicaciones. L a Cámara presenta animado aspecto. Proyecto de Constitución Antes de procederse a la votación de la enmienda sobre el divorcio, presentada por el Sr. Sanchis Banús, el Sr. A L V A R E Z (D. Basilio) pide la palabra. Dice que admite a las mujeres por sus excelsas cualidades y por ser hermanas suyas en Dios, pero no admite que figuren en la Constitución con un régimen de privilegio sobre los hombres. P o r eso votará contra la enmienda del Sr. Sanchis Banús, a pesar de su admirable discurso. E l Sr. L Ó P E Z D O R I G r A (sacerdote) califica al actual Gobierno de nacional, por i haberlo formado el Sr. Besteiro y sancionado la Asamblea, que es la representación del pueblo. Alude al gran discurso del Sr. Azaña, quien anunció que gobernaría para todos los españoles, en paz y justicia con todos ellos. Presta adhesión al Gobierno para trabaj a r por España con fe y optimismo, porque entiende que el pesimismo es propio de cobardes y vencidos. Explica su voto, diciendo que España es una sociedad mixta de católicos y otras personas, que no lo son. i Lee a continuación unas cuartillas, en las que trata de la indisolubilidad del matrimonio, teoría sostenida por muchos españoles. H a y otros que piensan que la indisolubilidad sólo puede romperse para mejorar el matrimonio. Finalmente existen los partidarios del divorcio ilimitado. Respeta todas las creencias, pero cree que Seria una equivocación no aceptar el divorcio, que supone una realidad social. (Aplausos en los socialistas. Se acepta la enmienda de los socialistas, i Se procede a la votación nominal de la enmienda, que es tomada en consideración por 169 votos contra 153. Como consecuencia de esta votación, queda incorporada al dictamen la enmienda que reproducía el antiguo texto de la Comisión. E l Sr. B A E Z A M E D I N A defiende otra enmienda que propone la sustitución del dictamen por el siguiente texto: L a familia está bajo la salvaguardia del Estado. E l matrimonio se funda en la igualdad de derechos para ambos sexos y podrá disolverse por mutuo disenso o a petición de cualquiera de los cónyuges, con alegación en este caso de justa causa. E l Sr. C O R D E R O explica que no se trata de conceder privilegios a la mujer en esta cuestión, sino en otorgarle una compensación en vista de su inferiorida. d económica? Q el hogar. E l S e B A E Z A M E D I N A rectifica. r E l Sr. G I L Y G I L en nombre de los radicales, apoya el sentido de la enmienda presentada. Finalmente queda tomada en considera- ción la enmienda y modificado nuevamente el dictamen. Doña V I C T O R I A K E N T retira otra enmienda. E l Sr. A Y U S O apoya otra, coincidente con la anterior, y en la que figura, además, la declaración de Ginebra, que establece la tabla de los derechos, del niño. E l Sr. C A S T R I L L O por la Comisión, entiende que en el texto de ésta se halla recogida la propuesta del Sr. Ayuso, toda vez que uno de los artículos incorpora los preceptos del derecho constitucional. E l Sr. A Y U S O se lamenta de que la Comisión rechace enmiendas sistemáticamente y afirma que la declaración de Ginebra no es derecho internacional, sino. acuerdo de un Congreso. E l Sr. C A S T R I L L O en vista de ello, declara que la Comisión acepta el sentido de la enmienda. E l P R E S I D E N T E acuerda una breve pausa en la sesión para que la Comisión pueda concertar el nuevo texto, que es leído por el Sr. J I M É N E Z A S U A E l Sr. R E C A S E N S apoya otra enmienda, que dice: L o s padres están obligados respecto de los hijos a aumentarlos, asistirlos, educarlos e instruirlos. E l Estado velará por el cumplimiento de estos deberes y subsidiariamente lo realizará él. L a enmienda es admitida también por la Comisión. E l Sr. L L U H I entiende que esta última declaración podría tener mayor alcance y cree que habría que establecer que el Estado, responsable subsidiario, podrá perseguir a los padres que dejen incumplidos sus deberes con los hijos. (Nueva pasa para la nueva redacción del texto del artículo por la Comisión. E l Sr. G A L A R Z A cree que ésto debía figurar en una ley adjetiva y no en la fundamental. E l Sr. C A S T R I L L O califica de tardíos estos resquemores, pues él siempre creyó que la Constitución debía ser algo sintético y no analítico. H a visto cómo se incor- ALMACENES presentan a partir del pasado día 13, su magnífica colección de m o d e l o s de V e s t i d o s A b r i g o s y S o m b r e r o s de Señora y de T e j i d o s y Noveda- des para la temporada de Invierno poran al texto fundamental infinidad de cuestiones adjetivas. E l Sr. R E C A S E N S aclara algún extremo de su propuesta. E l P R E S I D E N T E recomienda a la Comisión una norma fija para la declaración de aceptación de enmiendas, para evitar lo que está sucediendo. E l Sr. J I M É N E Z A S U A se justifica, d i ciendo que hay enmiendas que las conoce. la Comisión al mismo tiempo que la Cámara. E l P R E S I D E N T E dice que la Comisión no debe tomar su palabra como reproche, sino como deseo de encauzar los debates. E l Sr. J U A R R Q S trata del certificado, prematrimonial, para evitar que se verifiquen matrimonios entre personas que no soa aptas para contraerlo. Con este motivo señala una serie de casos desdichados y que deberían ser evitados por la sociedad, y rechaza todos los argumentos que se oponen generalmente a esta práctica. E l Sr. J I M É N E Z A S U A se muestra partidario, como medida más eficaz y posible, de una ley de lucha antivenérea. E l Sr. A R A N D A (D Fermín, médico) duda de las prescripciones de l a ciencia en ciertas cuestiones. Conoció a un sujeto que tuvo en su matrimonio dos hijas hermosísimas, y que de haber sido caballo tantas lacras tema que hubiera acabado en una plaza de toros. (Grandes risas. E l doctor J U A R R O S retira su enmienda. E l Sr. D O L C E T defiende otra en que pide que para contraer matrimonio sea preciso un examen facultativo que certifique la sanidad de los presuntos consortes, y que una ley especial asegure el cumplimiento de esta disposición. A l terminar la defensa de su. enmienda el orador es aplaudido. (La Cámara presenta un aspecto de gran desanimación, pues hasta los socialistas se hallan ausentes de los escaños. L a enmienda es desechada. Se rechaza otra enmienda del Sr. P O Z A JUNCAL. E l Sr. S B E R T presenta otra enmienda, que es aceptada por la Comisión e incorporada al dictamen. Dice así: N o podrá calificarse la legitimidad o ilegitimidad de los nacimientos sin mencionarse el estado civil de los padres en las actas de inscripción n i en filiación alguna. E l Sr. L Ó P E Z G O I C O E C H E A defiende otra enmienda de protección a la ancianidad, que no es aceptada. E l Sr. C O C A defiende otra, pidiendo que el Estado se obligue a proteger y a asistir al enfermo a la infancia y a la maternidad. Dice que el enfermo pesará siempre sobre la economía del Estado, que está obligado a combatir dolencias que suelen acabar con la invalidez física o moral. E l Sr. C A S T R I L L O no acepta la enmienda por ser innecesaria, toda vez que los artículos 15 y 14 recogen su espíritu; pero, después de rectificar el Sr. C O C A la Comisión varía de criterio y acepta la enmienda, con protesta del Sr. L Ó P E Z G O I C O E C H E A que estima que debió ser también aceptada la suya. E n otra enmienda, el Sr. M A R T I N D E A N T O N I O pide que el Estado se obligue a proteger a la infancia y a la maternidad. Habla del aborto o interrupción científica, que evitaría muchas desgracias provocadas hoy por manos inexpertas. E l Sr. J I M É N E Z A S U A dice que, aur siendo partidario de la teoría rusa, no puede, por razón de oportunidad, aceptar el concepto del aborto en un régimen capitalista. Se rechaza la enmienda en votación ordinaria. Retiran otras los señores G O R D O N v LÓPEZ G O I C O E C H E A