Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
invernal exquisita, confortable, con detalles pintorescos que no imaginábamos, y, por lo tanto, del mayor interés para la mujer. L a combinación de colores, a l a que esABRTGO P E Q U E Ñ O Q U E SE LLEVA C O N E L P Y JAMA D E NOCHE, D E TERCIOPELO DE SEDA NARANJA A D O R N A D O D E Z O R R O GRIS A H U M A D O EN LA ESPALDA, E F E C T O D E D R A P E LA PIEL ACENTÚA LA LINEA, ADOR- NOS D E F R U N C E S (MODELO P H I L I P P E Y GASTÓN) tábamos tan acostumbradas, h a quedado d i suelta y es necesario pensar en otra cosaC o m o y a no se trata de unir éste c o n aquel color de cualquier modo, y sólo sí de crear combinaciones inesperadas, veremos desfilar telas que nos obligarán a entornar ios ojos de placer. Así, pues, l a estación que llega a g r a n velocidad se vestirá de telas destinadas exclusivamente a ella, para destacarse de las que la sucederán. L o s abrigos se adornarán con píeles del misino color que el de la tela, y el vestido se someterá también a la misma ley, y será la p r i m e r a vez que presenciemos un espectáculo de armonía perfecta. E l empleo de bordados tejidos alcanza un nuevo triunfo, porque ahora se emplean, de diferentes m a neras. U n traje de tarde, muy lujoso, se hará con esa tela magnífica; su corte severo y la carencia de adornos avalorarán la p u- féza de su línea. Además, l a chaqueta corta, de estilo sastre, hace juego con un vestido K: lana obscura, que concuerda con el color (rominante de aquélla. no A s í viene a nosotras la moda de i n v i e r 31- 32; viene m u y sonriente. TERESA CLEMENCEAU
 // Cambio Nodo4-Sevilla