Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. D O M I N G O 18 D E O C T U B R E D E 1931, E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 35. tuvimos mayor número en la que fuimos elegidos. E s a propuesta fué una provocación, y 110 podía tener otro alcance, puesto que ahora como nunca, los elementos que propugnaban aquí tienen representación parlamentaria; fué lisa y llanamente deseo manifiesto de herir por herir. L a lamentable moción está al margen de todo cometido municipal, porque l a misión nuestra no es esa; son otros problemas, de imperiosa necesidad, los que aguardan: nosotros no hemos planteado nunca una cuestión como aquélla, y hemos permanecido en s i lencio, pese a las constantes provocaciones; pero cuando se trata de herir los más s a grados sentimientos nuestros y de l a muchedumbre que nos asiste, es obligación que no podemos declinar. ¡Que conste en acta nuestro voto jsn contra. Juan C. Bol, Manuel Beca Mateos, Manuel Bermudo Barrera, Francisco Gaímares, Tomás A. García, Adolfo Balbontín, Ricardo Luques, José Jiménez Gómez, José Madrigal, Ginés del Saz, Jacinto Flores. E l Sr. Blázquez Bores se adhiere a la nota leída por el Sr. B o l E l Sr. Casas defiende brevemente el acuerdo. E l alcalde dice que acata el acuerdo, pero expone que están fuera del Cabildo acuerdos de índole política. E l Sr. Aceituno trata de intervenir, cor tando la presidencia. L a quinta tenencia de alcaldía INFORMACIONES VARIAS DE Y NOTICIAS SEVILLA Noticias Sevilla al día. Informaciones municipales. V a r i o s sucesos. e informaciones diversas. Sevilla al día Verdaderamente, tanto hablar de huelgas en esta sección, creada para- breve esparcimiento del lector y enterarle, burla burlando -cuando para bromas está el tiempo- -de las cosas por acá ocurridas durante el día, va resultando tan monótono como enojoso. Pero mientras no haya otras cosas más amenas, sobre las huelgas hemos de insistir, en tanto que el cronista no declare la suya previo el reglamentario oficio y la exposición de sus bases. Como ya dijimos ayer, sobrevino la de los ferroviarios andaluces, que hicieron solemne entrega, de los trastos a sus sustitutos tomaron la puerta de salida de la estación como un viajero cualquiera, cuando había viajeros para Sevilla. Si hemos de creer al ministro de Fomento, se trata de un paro sin ambiente, y, por ende, condenado al fracaso. Claro es que puede ocurrir que el Sr. Albornos entienda de eso del ambiente tanto como de obras públicas, y en ese caso habrá que darles la enhorabuena, por anticipado, a los huelguistas ferrocarrileros. La de los panaderos- ¿no parece, ¡ay! que vamos a hablar de cofradías? -vivió un nuevo día, y con sus violencias y todo, como era de razón. Una pequeña variante en cuanto a jomadas precedentes: se practicó una detención. La autoridad es energiquísima. El alcalde no concurrió a su despacho. ¿Huelga también? No: pequeña indisposición, que le deseamos pasajera y sin carnet de la C. N. T. No estará de más decir que siguieron celebrándose las sesiones del Congreso de la C. R. T. Sigamos haciendo sopa de letras... La F. E. C. se lamentó ante el gobernador de la ingerencia de elementos perturbadores que, scg: i dicen, tienen el designio de presentarles a ellos como factores de desorden. Derechistas, seguramente. La Asociación de la Prensa gastro despidió cordialmente- ¡ojo con el verbito, que es de nuestra exclusiva propiedad! -con una cena más sabrosa que alegre- -porque las despedidas son siempre algo melancólicas- -a quien ha sido su eficaz secretario, D. José M. Herrera, que vuelve d su madrileña procedencia. Por último, el otoño amenazó, mediante nubes y vahos húmedos, con cortar la sesión permanente de su placidez intachable. -Simplicísimo. plicar la significación del agasajo, que no era otra que el reconocimiento de los méritos profesionales del Sr. Herrera, y de la interesante labor realizada al frente de la secretaría en orden a los prestigios de la entidad. E l presidente exhortó al Sr. Herrera a que en todo momento corresponda al cariño demostrado por sus camaradas en el instante de la marcha, siendo paladín de la grandeza de Sevilla, recordando al compañero que se va que queda ligado a los sevillanos por el vínculo de un hijo nacido en la Ciudad de l a Gracia. E l agasajado agradeció en sencillas palabras el homenaje de los compañeros y amigos, dándose el acto por terminado. Durante el mismo reinó la más franca camaradería. L a comida la sirvió el restaurante Pasaje del Duque. A iA S Informaciones municipales E l alcalde, indispuesto. Regreso del secretario del Ayuntamiento Por encontrarse indispuesto, no acudió ayer a su despacho el alcalde, Sr. Fernández de la Bandera, sustituyéndole el primer teniente de alcalde, Sr. Sánchez Suárez, que se limitó a resolver los asuntos de puro trámite. Contestando el Sr. Sánchez Suárez a preguntas de los periodistas sobre los rumores que circulaban referentes a la presentación de algunas dimisiones, les negó veracidad. Después de haber asistido a las tareas del Congreso Municipalista, regresó ayer de M a drid el secretario del Ayuntamiento, don Miguel Bravo Ferrer. Bajo la presidencia del Sr. Bandera se celebro el Cabildo de anoche. Leída el acta de la sesión anterior por el secretario, señor Bravo Ferrer, fué aprobada. E l Sr. B o l en nombre de la minoría i n dependiente, da lectura a la siguiente protesta: L a ausencia nuestra en el Cabildo anterior determinó que se aprobase una moción, en l a que se pedía el asentimiento de vuecencia para impetrar de las Cortes Constituyentes la aprobación, sin tacha, del articulo 24 de la Constitución que se discute. E l ser aceptada esa moción, era tanto como considerar que el pueblo de Sevilla anhelaba la aprobación de una materia que hiere hondamerne los sentimientos religiosos de la inmensa mayoría del pueblo sevillano, y eso no es verdad; porque Sevilla es católica, España es católica; porque la inmensa mayoría de los ciudadanos lo son, y el hecho de aprobarse el artículo 24 de la proyectada Constitución por 178 votos, menos de la mitad de los señores diputados que la Asamblea integran, es algo que está de espalda a la realidad nacional. Sevilla no quería eso, y en prueba de ello, hay que decit que fué aprobada aquella desdichada moción con los votos de unos señores capitulares, que en los comicios últimos no llegaron a reunir en toda Sevilla un millar de sufragios, y cualquiera de nosotros ob- E l Sr. Casas se ocupa de la dimisión del Sr. Fernández Palomino. E l Sr. Jiménez Gómez pide que retire la dimisión. E l Sr. Sánchez Suárez se expresa en análogos términos. H a y votación nominal. Se acepta la d i misión, por 21 contra 17. E l Sr. B o l pregunta por qué ha dimitido el Sr. Fernández Palomino. Se vota e l cargo de quinto teniente de alcalde. Resulíy elegido D Fernando García de Leaniz, por 34 votos. E l Cabildo acuerda también que sea presidente de la comisión de Policía Urbana. Dictámenes de Comisiones Se aprueban unas transferencias de créditos, tras breve intervención de los señores Casas y Talavera. E l Sr. Talavera pide que quede quince, días sobre la mesa el proyecto de presupuesto del año próximo. E l Sr. Casas solicita enterarse del por qué del ingreso en el presupuesto de determinadas cantidades de considerable elevación. A propuesta del alcalde queda tres semanas sobre la mesa, para estudios de las enmiendas. Moción del alcalde Se da lectura a la moción del alcalde sobre reformas de Reglamentos de servicios municipales y otros extremos, de la que ya hemos dado cuenta. E l Sr. Jiménez González pide que se apruebe la moción con toda urgencia y que se nombre una comisión. E l Sr. B o l dice que dicha moción no puede aprobarse por estar en contraposición con disposiciones de las Cortes. Dice que en la calle Pajaritos faltan empleados. Afirma que hay que respetar a los empleados, y, en todo caso, lo que se debe hacer es amortizar. E l Sr. Casas dice que está conforme con la moción y pide que la Comisión cumpla con su deber. E l Sr. Jiménez Fernández defiende la moción y dice que los empleados que han entrado por oposición o concurso no tienen nada que temer. E l C a b i l d o de anoche A g a s a j o al secretario de la A s o c i a c i ó n d e la Prensa, señor H e rrera Con motivo de su marcha a Madrid, fué agasajado anoche en la Asociación de la Prensa el secretario de dicha entidad, don José María Herrera. E l acto consitió en una comida, a la que asistieron los compañeros del Sr. Herrera y numerosas personas de su amistad, que conviven socialmente con los periodistas sevillanos. A I final de la comida, el nuevo secretario, D José Fernández Villalta, leyó las adhesiones de cuantos no pudieron asistir por diversos motivos. E l presidente de la Asociación, D Antonio O k i e d o pronunció breves palabras para ex-
 // Cambio Nodo4-Sevilla