Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 21 D E O C T U B R E D E 1933. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S HEDAOOION: PRADO DIARIO ILUSTRADO. AÑO V 1 GESIMOSEPTJMO N. 8.970 IB) g SEVlWvA DBJ S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S X A N U N C I O S M T J Ñ O Z O I J V B C E R C A N A A T E T D A N LA D E F E N S A D E L A REPÚBLICA Presentado ayer a las Cortes el proyecto de! ey de defensa de la República, ayer mismo, en pocos minutos, quedó aprobado, con ligera discusión. Una breve crítica, de sentido liberal, del Sr. Alba; una protesta del Sr. Royo Villanova, por el peligro que amenaza a los periódicos, la petición de unas adiciones sin importancia por el Sr. Ossorio y algunas aclaraciones del jefe del Gobierno sobre el alcance de ciertos artículos, fué todo lo que se habló del asunto. Los partidos radicales que forman la Asamblea, para los que toda legalidad pareció siempre estrecha y, que jamás transigieron con las leyes de excepción, votaron ésta plácidamente. Es indudable que por la indisciplina social, por el abuso sedicioso de la huelga en la ciudad y en el campo y por la agitación de los elementos comunistas, hay una verdadera crisis dei orden público. Todo lo que la nueva ley responde a esta necesidad está justificado y no se puede decir que en las presentes circunstancias basten los recursos normales. Aun así, el nombre de la ley- -defensa de la República- -y la celeridad con que se ha tramitado parecen de mal efecto y dan lugar a preguntas medrosas, y a cavilosidades exageradas; pero no vamos a ser más papistas que el Papa, preocupándonos por lo que se juzgue sobre la firmeza del régimen. Puesto que se trata de una ley de excepción, contábamos con su severidad; pero por lo mismo debíamos contar igualmente con la claridad y la precisión de su contenido, de modo que, llevando el rigor adonde convenga y aun más allá de lo justo, no deje ningún precepto que por vago y equívoco permita la arbitrariedad y coaccione a los ciudadanos. Muy violento es y jurídicamente monstruoso algún artículo como el que pone fuera de la ley la opinión monárquica y castiga la apología del régimen histórico; pero siquiera es claro y los españoles que profesan el monarquismo saben a qué atenerse. No sucede lo mismo con otros preceptos que afectan precisamente a la Prensa. Declara punible toda acción o expresión que redunde en menosprecio de las instituciones y organismos del Estado y no habrá crisis alguna, ni la mejor intencionada, que, señalando defectos o excesos, torpezas o injusticias, no se preste a la suposición arbitraria del menosprecio. Tampoco va bien especificado lo relativo a las noticias peligrosas para el bien público y el crédito en lo que debería colmarse la sanción a las informaciones falsas y a la mala fe de la publicación. Como a la vez se autoriza en el artículo segundo la suspensión de periódicos, la ley es un ataque a la Prensa conservadora o independiente que no se ha entregado a la República y que por sus principios es defensora del orden y respetuosa de a autoridad, EL CONTROL OBRERO E l proyecto sobre control obrero tiene, en efecto, como sospechábamos, mayor extensión de fondo de la que anunciaba una modesta finalidad informativa para que, conociendo los trabajadores el estado económico y financiero de su Empresa, atemperasen las exigencias de mejora a la situación, y en todo caso resultarán los delegados un lazo efectivo y permanente para la avenencia y concordia. Y tiene también mayor extensión de área, puestp que comprende todos los centros de trabajo de la Industria y del Comercio en que se empleen más de cincuenta obreros manuales c intelectuales. Se pretende que las comisiones, con voz en Juntas y Consejos, tengan derecho a investigar qué se compra, de dónde y por cuánto; qué costo medio tiene lo que se produzca; qué procedimientos de administración se emplean; cómo se ha constituido el capital; qué beneficios obtiene; cómo se ha hecho el balance; cómo se lleva la contabilidad y toda la documentación justificativa. Para decirlo más brevemente: todo el mecanismo técnico y administrativo del negocio, con el otrosí del derecho de propuestas para aumentar, disminuir o mejorar la producción. Eso, en la $o ficinas. Y en el taller, la jurisdicción para, intervenir en todo el régimen, desde la admisión y despido del personal y la vigencia de horario y de turnos, hasta la distribución de los operarios. La potestad responsable ante la Empresa de los jefes de taller queda mediatizada, o más bien, anulada. L a misma dirección facultativa nó podrá escoger y utilizar libremente al personal, según aptitudes y aplicación, sino tomar mecánicamente el que se le imponga. No queda fuera del control sino el secreto industrial; es decir, lo que veda la ley y puede ser objeto de patente. Todo lo demás, absolutamente todo, hasta la sección de compra de materias y la carpeta de contratos y correspondencia reservada de los proveedores y cuanto constituya la clave mercantil, queda abierto al examen constante de los interventores. Sinceramente creemos que las Cortes no han de aprobar este proyecto con tan enorme exceso intervencionista que directamente afectaría a la dirección de las Empresas y firmas industriales y mercantiles. Pero aun rebajada la efectividad y proporciones de la tendencia, no sería ciertamente un estímulo para que el capital acudiese a los negocios industriales. L A S CORTES CONSTITUYENTES VOTAN, CON URGENCIA, U N A LEY D E DEFENSA D E LA R E P Ú B L I C A El texto lega) después de ser dictaminado y discutido por Ja Cámara A primera hora de la tarde de ayer, el presidente del Consejo leyó en la Cámara, desde la tribuna de secretarios, un proyecto de ley de defensa de la República. Inmediatamente se reunió la Comisión permanente de Presidencia, presidida por el señor Centeno, examinó el proyecto, y lo aprobó por unanimidad, declarando de máxima urgencia y enviándolo de nuevo a la mesa, para su discusión, antes de que la sesión se levantara. La Comisión introdujo un artículo, señalado con el número 5, y después del debate, que fué breve, y a petición del Sr. -Ossorio y Gallardo, se agregó al artículo segundo una garantía para el individuo sancionado, y otra para la colectividad o sociedad delincuente. He aquí el texto definitivo aprobado por la Cámara: fc A las Cortes Constituyentes La Comisión permanente de Presidencia ha examinado el proyecto de ley presentado por el Gobierno y leído por su presidente sobre defensa de la República; y tomándolo en consideración en toda su integridad con la adición de un nuevo artículo, acuerda por unanimidad someter a la deliberación y aprobación inmediata de las Coates Constituyentes, por estimarlo de máxima urgencia, el siguiente: Artículo i. Son actos de agresión a la República y quedan sometidos a la presente ley: Primero. L a incitación a resistir o a desobedecer las leyes o las disposiciones legítimas de la autoridad. Segundo. L a incitación a la indisciplina o al antagonismo entre institutos armados o entre éstos y los organismos civiles. Tercero. Difundir noticias que puedan quebrantar el crédito o perturbar la paz o el orden público. Cuarto. L a comisión de actos de violencia contra personas, cosas o propiedades, por motivos religiosos, políticos y sociales o la incitación a cometerlos. Quinto. Toda acción o expresión que redunde en menosprecio de las instituciones u organismos del Estado. Sexto. L a apología del régimen monárquico o de las personas en que se pretenda vincular su representación y el uso de emblemas, insignias o distintivos alusivos a unos u otras. Séptimo. L a tenencia ilícita de armas de fuego o substancias explosivas prohitódas. Octavo. L a suspensión o cesación de industrias o labores de cualquier clase, sin justificación bastante. Noveno. Las huelgas no anunciadas con ocho días de anticipación, si no tienen otro plazo marcado en id. ley especial y las declaradas por motivas que no se relacionen l o n c o Y FV fpi o se vende en toda E s p a ñ a a l p r e c i o de 31I H A PESETA con las condiciones de trabajo y- las que no