Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A JE DREZ E L E X A M E N D E LAS PARTIDAS D E ALEKHINE ¡Í. Examinar las partidas de Alekhine Esta bella jugada hace que se desplomen B S equivale a saborear u n exquisito de pronto todas las resistencias del negro, manjar intelectual, porque en ellas siempre y, convencido de l a inutilidad de proseguir se encuentran muestras de las brillantes cuala lucha, Flohr abandona en este punto ia lidades nativas, ahora en su plenitud de despartida. arrollo, que adornan al campeón: originalidad, intrépidos y emotividad estética, realzadas, además, por las que, merced a un JSj jtóy E l Comité ejecutivo de l a Fedetenaz estudio de muchos años, ha logrado i s 28 ración Española de Ajedrez me alcanzar en grado maravilloso y que, a m i remite un ejemplar de l a interesante circumodo de ver, son primordialmente l a prolar que dirige a las Federaciones regionafundidad y la técnica. De aquí la frecuencia con que las inserto, seguro de contar con el les y Clubs afiliados, la cual no transcribo íntegra por su mucha extensión y porque beneplácito de los aficionados. L a que a conrealmente resulta innecesario, dada l a difutinuación presento comentada fué reñida sión que su carácter oficial le asegura. Me por el coloso en el último torneo de Bled limito, por lo tanto, a resumir por su orcontra el teórico y talentudo F l o h r camden los tres puntos que explaya el Comité, peón checoslovaco, (fue, con Kashdan y dedicándoles de paso los comentarios que Stoltz, forman entre los maestros l a guardia su lectura me sugiere. joven, un terceto cuyas hazañas en el ajedrez moderno tienen un comienzo semejante E l primer punto q u trata el Comité se al de los mosqueteros inmortalizados por refiérela l a y a manida cuestión que suscitó Dumas y que probablemente estén llamadas el envío y composición del equipo español también a pasar a l a posteridad. S i n emal torneo de Praga. A este propósito hace bargo, el campeón vence a tan terrible aduna detenida historia del suceso, justifica versario en 29 jugadas, desplegando p r i la inclusión en el equipo del doctor Marín mero una técnica sutil para crear l a supepor corresponderé reglamentariamente y rioridad de posición y después una originahaber sido aprobada en. la última Asamblea, lidad extraordinaria para hacerla súbitay reitera los argumentos, bien fundados y mente efectiva, con una jugada final en l a ya muy conocidos que aconsejaron su deque es de admirar la elegancia ruda y la terminación en. s e t r t i d o intervencionista. eficacia; instantánea y mortal de una estoAñade además ún argumento nuevo aprecada lagartijera. Y arriba el telón. ciado a posteriori, y bien lisonjero por cierto para el cronista que estas líneas escribe, Gambito de la dama aceptado: Blancas, Alekhine; negras, Flohr. 1. P 4 D P 4 D pero que estimo carece de solidez, pues llega s. sentarse la afirmación de que su brillan 2. P 4 A D P X P Oa aceptación del gamtísima actuación basta por si sola para jusbito ha vuelto a ponerse de moda últimamente) 3. C R 3 A C R 3 A 4. P 3 R, tificar el envío del equipo Creo que las P 3 R 5- A X P P 4 A 6. 0- 0, C 3 A consideraciones expuestas en este primer 7. D 2 R P 3 T D 8. T i D P 4 C D tema merecerán, y a ella me sumo, l a aprobación genera! salvo el último argumento, o. P X P D 2 A 10. A 3 D A X P que agradezco, pero con el que no puedo 11. P 4 T D P 5 C 12. C D 2 D 0- 0 estar conforme. 13. C 3 C A 2 R 14. P 4 R C 2 D 15. 4 3 R C 3 A- 4- R 16. C X Q C X C 17. E l segundo esztremo se- refiere al proT D i A D i C 18. A 5 A A X A 19. yectado torneo nacional para la designación C X A (las blancas han tomado, con sus de challenger del campeón de España, y cotorres las dos columnas abiertas, dominan el centro y con su caballo en A ejercen una mienza notificando su aplazamiento hasta la I primavera próxima, o sea unos nueve mepresión amenazadora sobre el flanco de dama ses si pensamos en el final. Luego, como negro; tienen, pues, una superioridad acusaañadidura, consigna l a previsión de un nueda, pero las negras poseen aún muchos elevo aplazamiento de otros nueve meses más, mentos de resistencia que parecen debían hapor razones extraordinarias que apreciaría cer muv duradera la lucha) D 3 C 20. D 5 T C 2 D 21. A 2 R, P 3 C 22. D 5 C, el Comité y que no se especifican, fórmula sorprendente en estos tiempos y parecida a C X C 23. T X C, P 4 T D (motivado por la que empleó Felipe I I para expresar l a ia necesidad de sacar a juego el alfil de razón de Estado en l a sentencia que- ha dama inactivo, hasta ahora en su casilla i n i logrado celebridad histórica: P o r razones cial) 24. P 4 T A 3 T 2 5. A 3 A P 3 A 26. D 3 R, T D- i D 27. T X T T X T que el Rey conoce y se reserva Después se reglamenta la participación, en el torneo, 28. P 5 R P 4 A 29. T 8 A Ü previniendo que concurrirán en primer l u Véase el diagrama. gar y por derecho propio los jugadores que POSICIÓN F I N A I i ostentan el título de maestro de l a FederaNesrras: Flohr. ción Española de Ajedrez, y luego u n cierto número de aficionados designados por las Federaciones y Clubs afiliados en propor 1 ción que se determina. L o s gastos de des y plazamiento y estancia de estos últimos se rán sufragados por l a F E D A con el importe de las cuotas federativas dentro de ciertos límites, y sólo si, llenada esta atención, hubiera sobrante del aludido importe se aplicará a gastos de desplazamiento de maestros, pero el resto, y en su caso l a Á totalidad, de los propios gastos, serán a cargo del respectivo maestro que los ocasionara Como se ve, este punto, por referirse a un proyecto tan acariciado por la opinión, tiene verdadero interés. M i comentario respecto aj aplazamjentojdecre 5, e que el doble período de gestación qtte sé asegura el Comité para realizar el torneo ha de parecer exagerado y defraudar las legítimas impaciencias de los aficionados. Es de esperar que la Federación Nacionalllegue a darse cuenta de que su incumbencia más característica e inaplazable, y casi l a única razón de su existencia, es esa organización, tan diferida de una prueba nacional periódica que sirva de coronamiento a las actividades regionales y promueva la. renovación del campeonato. E n cuanto a las reglas de participación no es admisible en buena, doctrina que después de señalarse con pompa jerárquica l a precedencia 3 el derecho propio de los maestros para asistir al torneo, luego, a l tratar de los auxilios económicos, se les niegue el pan y la sal. E n efecto, parece que, no tan sólo se prescinde de favorecerles, como se hace en todas partes, n i aun de equipararles con los restantes jugadores, sino que se les pretiere en manifiesto trato de hostilidad. Esta es la primera i m presión que me produjo l a cláusula; pero cuando me hicieron observar que todos los maestros, posibles concurrentes al torneo, r e siden en Barcelona, excepto el cronista, consideré l a cuestión como adjetiva y sin importancia, y a que sólo en mí realmente hace blanco, lo que disminuye notablemente su trascendencia. P o r otra parte, puede haber estimado el Comité, y muy acertadamente a m i juicio, que- bastaba con l a asistencia de los maestros residentes en Barcelona para asegurar clase al torneo y seleccionar un challenger prometedor. r En el tercero y último punto, y con vistas a la próxima Asamblea general que habrá de celebrarse en enero, sugiere el Comité l a procedencia de estudiar si sería conveniente el traslado a otra ciudad del domicilio de la F E D A establecido, como se sabe, en Barcelona, desde que se constituyó l a Federación. E n todo caso proporje una modificación estatutaria que permitiera formar parte del Comité a personas que no residieran en Barcelona, domicilio actual de la Federación, con el buen propósito de h a cer más fácil l a renovación del Comité y evitar el que se venga perpetuando lo que de hecho puede parecer una posición privilegiada para los en ella residentes Opino que mientras la ciudad condal mantenga l a gran superioridad que hasta ahora ostenta en actividad ajedrecística y número de Clubs, debe reconocérsela como sede de l a Federación. P o r ello, la última sugerencia del C o mité que admite esta supremacía y la a r moniza con una más activa intervención en los asuntos federativos de representantes de otras poblaciones, me parece la solución más recomendable. -j u p ¡HP U PXC; seguiría Solución al problema número iS, por el doctor P a l k o s k a 1. C 6 A 2. D 4 T R A otras contestaciones 2. C 5 T. -M. Golmayo. Problema número 19, por Issaeff. ¡si m 111 ¡i 3 ip A fm üü mri tM, 4. f a u 1 11 a i 9 wm, Wm Wm -03, JH te en dos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla