Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA Y NOTICIAS D E LIBROS Las siete vidas de Tomás Portóles de Ricardo León. En el país de los bubis de José Más. Al servicio de los campesinos de Cristóbal de Castro. Otros libros. bien urdida narración novelesca en que el ilustre académico Ricardo León esgrime con fino donaire el flagelo de una sátira acerada e implacable contra el deterninismo negador de la humana libertad y, por tanto, de la responsabilidad de los actos. Todos los exclusivismos, todas l a s d o c t r i n a s que circunscriben, su vista a una parte de la realidad tan intensa y c e r r a d a m e n t e que llegan hasta la negación de todo lo que no cae dentro de su reducido, campo v i sual, suelen morir de asfixia, como el pez fuera del agua, apenas salen de su medio artificial- -las páginas de los libros y la fraseología de las RICARDO LEÓN conferenci as- -y se ponen en c o n t a c t o con la atmósfera pura de la realidad objetiva, desnuda de sofismas deslumbradores. Recordemos la ligereza despavorida con que el filósofo griego, negador de la existencia de la realidad exterior fuera de nuestra fantasía, huyó, del can furioso que los discípulos le soltaron para comprobar, con, zumbona dialéctica, la sinceridad de sus convicciones. Los más fervorosos psiquiatras modernos, ante el pisotón o.l a felonía de que los hiciera, víctimas, en el andar de la vida cotidiana, cualquiera de esos irresponsables enfermos que estudian y explican con tanta profundidad e ingenio, seguramente reaccionarían como el más vulgar desconocedor de todas sus luminosas lucubraciones. E l libro de Ricardo León, como liemos dicho, es una sátira llena de cortante ironía contra las modernas disquisiciones de la psiquiatría, que se obstinan en negar la libertad voluntaria generadora de la. responsabilidad de los actos humanos. Tomás Portóles, el protagonista de esta narración novelesca, es un solemnísimo bribón que, para llevar a cabo sus fechorías, adapta el sistema de fingir su desaparición del mundo de los vivos y reaparecer con otro nombre, suplantando una personalidad distinta, existente o inventada. Pirandello ha utilizado con n distinto y en otro sentido el caso de la defunción oficial. Pero allí la fingida muerte, no es voluntaria, y sus consecuencias no son explotadas, sino aceptadas y aun sufri das. Es, por tanto, cosa absolutamente diversa. Aquí se trata de un verdadero picaro, que. maneja y explota el procedimiento para sus picardías. Llega el momento en que las supercherías se descubren, y sobreviene la nube de los sabios psiquiatras, que encuentran en el redomado pillo un caso curiosísimo, en que se comprueban no sabemos cuántas teorías sobre la doble, triple, múltiple personalidad, una inmensa multitud de psicopatías, analizadas y comprobadas por las más altas eminencias de la escuela. E l escritor describe el momento acumulando tal copia de razones, textos, comprobaciones y experiencias, que se acaba por dudar hasta de la propia personalidad, quedando como único amarre con la realidad el sereno cinismo socarrón y sonriente con cjue el auténtico bribón se deja dócilmente 1- L A S SIETE VIDAS DE TOMAS TORTOLES es una traer y llevar por la intrincada selva de textos y teorías que aducen los sabios a cuyo socaire se pone a salvo del merecido castigo tan bizarramente ganado con sus estafas y supercherías. E l propio protagonista nos ofrece su historia. E n ella aparece la verdad escueta del caso E n las determinaciones, en la orientación de la vida, en su profusión o en su perversión pueden influir el ambiente, las lecituras, la educación, aun una determinada accesibilidad o aptitud para recibir estos estímulos. Pero de esta mera influencia a la necesidad imperiosa, automática, anuládora de la fuerza volitiva y de la libertad espiritual para resistir los estímulos, hay un abismo. Todos los sofismas caen deshechos ante esta verdad. E l cielo estrellado sobre nuestras cabezas y la ley moral en el fondo de nuestras almas, los dos pilares. dogmáticos revelados naturalmente -en nuestra conciencia, que encontró Kant, inconmovibles y. enhiestos, en la desierta esteta a que- redujo el hacha de su criticismo el bosque milenario del conocimiento, serán el eterno e por, si muove de todos los brillantes sofismas, que pretendan remover los cimientos de la vida espiritual. Y esa ley moral no tendría sentido si fuera una ilusión la conciencia de nuestra libertad para cumplirla. Esta es lá tesis del libro, admirablemente desarrollada. E n lugar del título que lleva podría llamarse El inocente Tomás Portóles, tomando en sentido contrario el humorismo del adjetivo que ha utilizado Fernández Flórez para su Malvado Carabel. El académico se muestra en la vertiente opuesta. A l terminar la obra, en unas líneas llenas de sincera emoción, llama la atención del lector sobre la íntima palpitación del espíritu que debiéramos escuchar atentamente. López Prudencio. MUERTE. -Se ha publicado este interesante libro, del distinguido escritor Sr. Ortiz de Villajes, quien traza con vigorosos rasgos una documentada semblanza de Mariana P i neda, mujer valerosa y fuerte, que sacrificó su vida en aras de la libertad. DOÑA MARIANA PINEDA. S U VIDA. S U tualidad aguda del problema agrario, en su aspecto económico- social, y la firma de su autor dieron a este libro el tono de una acogida muy favprable; tan propicia, que en dos o tres meses se agotó la edición. Se publica ahora la segunda, cuando el ambiente está, puede decirse, más caldeado por el choque de doctrinas y. de intereses, y es de presumir que se repita un. buen éxito de librería. E l que buscaba el autor con preferencia era, sin duda, el otro, el político, puesto que la obra, más quede Tratado, tiene el carácter de una alegación, propuesta o proyecto doctrinario. E l Sr. Castro, en efecto, ha realizado una l a bor de trayectoria y de c o n c l u s i ó n preconcebidas. De antemano ha pensado en el sistema, y así, todo lo que es en las páginas antecedente se. ha. ido enhebrando, conjuntando y orde nando, con miras al o b j e t i v o prefijado. E l rótulo grande, el epígrafe genérico de toda la tesis, es el latifundio- -como en casi todos los estudios de tal índole- pero claro. es que no es ése todo el problema ni conviene y b a s t a para todo el p r o b l e m a el propio CRISTÓBAL D E CASTRO miétodo resolutivo. No hay que decir que el que se propugna en este libro es el de expropiación y reparto, con vistas a la legislación de Alemania, de Bulgaria y de otras naciones reorganizadas después de la guerra, en las que parece prosperar, sobre toda otra modalidad, el tipo de explotación de patrimonio familiar. No hay arrendatarios, no hay jornaleros; desaparece- -dicen- -la explotación. L o que no se dice, pero se deduce, es que la prosperidad de ese procedimiento es viva demostración de la realidad contra el colectivismo, contra el socialismo, y franca victoria de lo que siempre tendrá valor en el mundo (civilizado e incivilizado) que es el grado de esfuerzo, iniciativa y perseverancia del individuo, correspondidos por el rendimiento material, y, lo que no importa menos, por el disfrute del. albedrío. A L SERVICIO D E LOS CAMPESINOS. -La ac- Si el libro del Sr. Castro- -aun dentro de su radicalismo- -sirve para demostrar cómo la solución no está en socializar la propiedad, sino, por el contrario, en suhdividirla, para que cada labrador labre lo suyo, con el afán y la aplicación de un estímulo entrañable, bien venidas sean estas E N E L PAÍS DE LOS I- UBIS. -La colorista y páginas, que, dedicadas al servicio de los fecunda pluma de José Más, autor de nu- campesinos en realidad pueden servir tammerosas novelas. que le han conquistado la bién a todo el interés social- popularidad y el mercado literario nacional y extranjero, da v i DICCIONARIO RAZONADO D E MODOS DE BIEN gorosas muestras en este í. uevo libro de DECIR. -Se ha publicado esta útilísima obra, E N E L P A Í S DE LOS de C. F Me Hale, quien, en defensa de la lengua hispana, corrige mil ochocientos v i BUBIS, que impresiocios de lenguaje introducidos en nuestro na al lector por la originalidad y rare- idioma. za del asunto. L A OBRA MAESTRA DE ESPAÑA. -Cuando una A t r a v é s de las autoridad pedagógica como D Manuel Siupáginas de esta obra rot logra que su sistema educativo arraigue, d e j ó s e Más se ofre- no sólo en nuestro país, sino más allá de ce la brillante des- las fronteras, habrá que convenir cuánta cripción de un viaje será la fuerza de sugestión de la obra edua Fernando Póo, y cativa: de esta eminente figura del Magistede la vida y costum- rio. Y esta sugestión es la que irradian las bres de los naturapáginas del nuevo libro de Siurot, L A OBRA les del país, con irre- MAESTRA DE ESPAÑA, donde con estilo esmalsistible f u e r z a de tado de amenidad anecdótica y documental evocación. Avalora, se expone la titánica labor de enseñanza además, la obra un popular desarrollada por España en América, brillantísimo p r ó l o ¡Libro admirable y documental el del sego de t Miguel de ñor Siurot, digno de figurar en lugar preJÓSE MAS Unamuno. eminente en los Centros docentes de España!
 // Cambio Nodo4-Sevilla