Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 30 D E O C T U B R E D E 19 31. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. ron, fué detenida y llevada a la Comisaría donde quedó incomunicada. Trinidad dijo que conocía a Rada- -extre- i mo que Rada. confirmó, acentuando la intimidad del conocimiento- pues se lo había recomendado un camarero llamado Fernando Santana, que vivía en el número 3 de la calle Santa Rufina, y que debido a ello Actuación del inspector general de Prisiones, C ó m o se efectuó la d e- -n o tuvo inconveniente en recomendarlo a tención de Pablo Rada. L o que declaran las fondistas. E s detenido Manuela y a P i l a r para que le- preparasen habitación en su casa de la calle í a u r e l LA POLICÍA ATRIBUYE DE EXCEPCIONAL IMPORTANCIA A LAS DECLARACIONES RADA el camarero, al que se Je encuentran objetos comprometedores- Otras noticias. Actuación del inspector general de Prisiones E l inspector general de Prisiones, don Anastasio Martín Nieto, que en la mañana del miércoles giró tan interesante visita al viejo caserón de lá calle Pópulo, se constituyó con el secretario, Sr. Priego, en los Juzgados, en la sala del Colegio de Secretarios. Ante él prestó tina extensa declaración sobre las circunstancias de la fuga del mecánico del Plus Ultra, Pablo Rada, el ex director de la cárcel, D Mariano Nieto. Á. continuación declaró el actual director, Sr. Lloren Después de tomadas ambas declaraciones, y hacer el atestado correspondiente, el inspector general de Prisiones marchó a la Comisaría de Vigilancia, donde encontró detenido al mecánico Pablo Rada. Estuvo conversando con él durante buen rato, ya que. el mecánico hizo interesantes manifestaciones. E l Sr. Martín Nieto marchó seguidamente al Gobierno, civil, conferenciando con- el gobernador, Sr. Sol, y- de aquí marchó al hotel. E l Sr. Martín Nieto tenía el propósito seguir por la tarde- sus diligencias, tomando declaración a los empleados de la cárcel. G o m o se efectuó Ja detención de P a b l o Rada Tan pronto como se tuvo la noticia de la fuga de l a cárcel del mecánico Pablo Rada, el comisarioj D Pedro Aparicio, montó. servicio policíaco para efectuar la detención del evadido: E n consecuencia envió varios agentes a los pueblos dé Dos- Hermanas, Alcalá de Guada ra, Cantillana y otros pueblos, en los que Rada i había. estado de propaganda política- con motivo. de. Has pasadas elecciones en que. salió diputado, el. comandante Franco. -Después de detenida, inspección los agentés, sacaron l a firme impresión. de que R a da- no se encontraba en. ninguno de dichos ptíebjós, ni siquiera había pasado por ellos. Gomo además. -se sabía a. ciencia cierta qué Rada no había traspasado la frontera, se ftié- jacentuandóvla- impresión- de que no había sah o- de- Sevilla. Un servicio p o r lá calle Feria -E n efecto, coincidente con dicha impresión, la Policía tuvo una confidencia de un quincenario, en la que se aseguraba haber visto en la calle F e r i a a Jacinto Clemente (a) Mijitas y al Potaje. También se supo que el Mijitas había estado en San Pedro y además había sido visto en San Marcos y en las proximidades de una fábrica de corcho. Frecuentó asimismo algunos establecimientos. Con estos datos se supuso, fundadamente, que Pablo Rada no andaría lejosde ellos, aunque luego haya dicho el mecánico de Franco, que nó tiene nada que ver con ellos. Y se dispuso por la Comisaría, ya p o r l a tarde, un servicio de vigilancia, en el que i n- Después de ias declaraciones de la vendedora de la calle Correduría, los agentes se encaminaron, ruteiala calle Santa Rufina, encontrando a Fernando Santana, que quedó detenido. A l mismo tiempo se le encontraron i m portantes documentos, folletos, periódicos, cartas, y un. sello, -con la siguiente inscripL a detención ción: Plütarcus, Spártákus, grupo ácrata Estuvieron visitando diferentes casas de Sevilla Y. con este hallazgo el importanhuéspedes y de a diario, y finalmente, cuantísimo de las cuatro. llaves que han servido do, desesperaban de encontrarlo, vieron una. para la. evasión- de Rada, e l M i j i t a s y el papeleta de arriendo en la casa número 5 de Potaje. Las cuatro estaban nuevecitas, flala calle Laurel. E n esta calle- hay, como ya triantes. Y como, se ha comprobado correshemos dicho en la edición anterior, dos da- ponden exactamente, a las puertas y cancesas del número 5. L a Policía; entró en- la que las qué tenía ote atravesar Rada y el M i tenía la papeleta de arriendo, completamen- jitas. te nueva. Esto extrañó a los agentes, porque Se je enconü ó además un revólver del era raro que después de las lluvias de estos calibre g, 14 cápsulas, un carnet de la Condías- estuviera la papeleta tan flamante. federación Nacional del- Trabajo, dos cartiEntraron en la casa y preguntaron: llas militares, un carnet del ramo gastro- ¿Qué se arrienda? nómico y un pasaporté á nombre de F r a n Les dijeron que lo que se arrendaba era cisco Pérez Martín. el piso principal y no la habitación que teE l camarero Santana quedó detenido, llenía papeleta. Esto como es natural fué auvado a l a Comisaría e incomunicado. mentando las sospechas de los policías. V i e ron la casa, cuyo piso tenía catorce habitacioPablo Rada, declara nes, todas ellas en vías de amueblarse con Ayer mañana, a las diez, el comisario don muebles nuevos. Pedro Aparicio tomó declaración al mecáN o encontraron a nadie y entonces prenico del Plus Ultra. Sobre dicha declaración guntaron se guarda una gran reserva. Y se juz. ¿Y abajo quién habita? gan tan importantes que el ministro de la -U n a muchacha- -contestaron las dueGobernación, Sr. Casares Quiroga, pidió ñ a s de la casa, que acompañaban a los polino una copia, sino el original del atestado. cías, en. la visita. Se puede decir que ¡como consecuencia de- -V a m o s a verla. las declaraciones de Rada, se efectuarán en Bajaron a l a habitación y, en efecto, en una Madrid tales detenciones que causarán gran cama estaba Pablo Rada acostado. E r a la sensación. habitación, que tenía la papeleta de arriendo. Rada exhibió cartas del comandante F r a n A preguntas de los agentes, contestó co y de la señora de éste, en las que amRada: bos comienza con la frase Querido herma Me llamo Julián Fernández. Soy meno y en análogos términos las escritas por. cánico y estudiante de ingeniero. Rada a ellos. ¡Pero, a pesar de ello, fué fácilmente reParece que Rada en su declaración conconocido. Y los agentes, contestaron: firmó de una manera rotunda la gran esti- -U s t e d es. Rada. mación que les une. -Pues, si. ya lo sabéis, ¡a qué ocultarlo! -Y se entregó. Detención de la directora de un Pablo Rada tenía en su habitación todos colegio municipal l o s periódicos, de Sevilla que narraban extensamente los detalles de su fuga, y alguComo consecuencia de la declaración del nos periódicos de Madrid. mecánico Pablo Rada ha sido detenida la d i- Seguidamente quedó detenido Pablo Rarectora del colegio municipal de l a calle da, y con él las dueñas de l a casa, llamadas Alhóndiga número 4, doña Mercedes Daza Manuela Carrasco y Pilar García l a Serna. Martínez. En, poder de esta señora y en el Practicada esta detención, al filo. de media colegio se encontró una maleta ipertenecien noche, los tres. fueron conducidos a la Cote a Rada. misaría e incomunicados. Se ha confirmado que esta directora es pariente del conocido, leader anarcosindicaL o que declaran Jas fondistas lista doctor Pedro Vallina, y tiene en el Manuela y Pilar, que quedaron detenidas, colegio entre las discípulas á una. hija de se entregaron- a; un llanto- inconsolable. ¡Ellas dicho agitador. se excusaron, de que Rada estuviera, en. sü casa, negandó conocerlo, y manifestaron qué Rada dice que se escapará cuantas lo. había llevado a su. casa una vendedora de la callé Cqjredúría, llamada Trinidad- -v e c e s pueda: González. Pablo Rada do la enhorabuena al comii sario por! él servicio realizado con tanto éxi. Detención de lá. vendedora to, y manifestó, a continuación! que se escaparía de la prisión cuantas veces, pudiera, Inmediatamente, después dé esta declaraaunque sólo le faltase un día para cumplir, ción, la. Policía se dirigió al domicilio d e l á condena y, rescatar su libertad. vendedora, que estaba acostada. L a levanta: tervino un comisario de noche y seis agen- tes. Estos, montados en el auto de la Comi- s saría, anduvieron por todos los alrededores; tratando de averiguar e l paradero o escondite de Rada, que no había de andar lejos de la zona explorada. E s detenido el camarero, al que se le encuentran objetos c o m p r o metedores
 // Cambio Nodo4-Sevilla