Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POLO E L SANTA PAULA, D E BUENOS AIRES, CAMPEÓN D E NORTEAMÉRICA C ó m o se prepararon esta vez los argentinos H a terminado el campeonato libre ele polo ea N u e v a Y o r k con el triunfo rotundo del team Santa Paula, de Buenos A i r e s formad o p o r Manuel Andrada, los hermanos Reyitals y Andrés Gazzotti, quienes llegaron al final del torneo para disputarle con el team más fuerte que quizá hoy pueda presentarse: L o s Hurricanes, formado por Stephen Sanford, W i n s t o n Guest, capitán Roark y T e rrence Prece. H a n ganado los argentinos en lucha fuerteyenconada, que empezó en el primer tiempo y fué en aumento hasta el final del match, creciendo el entusiasmo del público, que nunca vio un partido tan interesante, de tanta emoción y tan disputado como éste. P a r a el público en general fué una sorpresa el triunfo de los argentinos; para éstos y una m i noría de espectadores no hubo tal sorpresa, como 110 la hubo años anteriores cuando fueron derrotados. Esto debe explicarse: los teams americanos tienen siempre, al jugar en su país, un cincuenta por ciento de probabilidades de ganar. Están todo el año en continuo entrenamiento; en invierno, en F l o r i d a y California, y en verano, en los muchos campos de polo que existen en Nueva Y o r k no hay jugador americano que deje de entrenarseuna sola semana; los ponies están, como los jugadores, en continuo trabajo. Unos y otros, bien compenetrados, conocen palmo a palmó los terrenos y el juego de cada uno. E l team que viene aquí- -y voy a referirme a un team argentino- -tropieza con muchos inconvenientes; en primer lugar, el transporte de las jacas en barcos de no muy buenas condiciones, de poca marcha, que hacen permanecer al ganado de veintitrés a veintiocho días en completa inactividad. Recuerdo uri año un desembarque en el que los caballos pisaban tierra firme con temor y daban l a sensación de haber olvidado l a manera de andar. Después de esto se tropieza con la cuestión de los piensos. Se niega el ganado a comer el pienso americano; sólo acosado por el hambre lo acepta; pero casi siempre este cambio de alimentación acarrea enfermedades que a veces se unen a las que ocasiona la aclimatación. Sumados días de viaje, de enfermedades y de convalecencias, quedan pocos para colocar a un team en condiciones de hacer frente a los fuertes y bien entrenados teams del país. Esta inferioridad es perceptible por todo el mundo en la exposición que se hace de los caballos antes de empezar cada partido. Faltando el elemento caballo, ningún team puede hacer un partido confiado y tranquilo y desarrollar todo su juego, por muy bueno que sea el elemento jugador. Este año varió por completo el resultado de años anteriores, obteniendo el triunfo con sólo remediar los males reseñados. E l Santa Paula trajo con un año de anticipación su ganado, compuesto de 50 jacas, desembarcando éstas en California a principios de invierno. Cuando las jacas estuvieron en condiciones, después de entrenarse debidamente, empezaron a jugar, y no reseño los triunfos obtenidos, pues creo son bien conocidos por mis lectores; pero por si a E s paña no llegaron reseñas de estos partidos, he de decir que no perdieron n i uno de ellos y que fueron más de 50 los jugados a través de los diferentes Estados, pues desde la costa de California fueron trasladándose hacia Nueva Y o r k parando en casi todos los Clubs v evitando que el ganado llegara a Nueva Y o r k con diez o doce días de viaje. L o relatado es cosa sencilla de realizar en este país, pero sólo una vez en la vida, pues no hay capital ni Club que soporte un gasto como el que soportó el team del Santa Paula. ro. L a víspera del match, ÍHarrington, practicando en l a cancha de entrenamiento, tuvo una caída, de l a que salió con fuertes contusiones en todo el cuerpo y con la pierna derecha con heridas que tardarán más de un mes en curar. E l conflicto quedó rápidamente solucionado pues el bravo Andrada, contra la oposición del doctor, se quitó el cabestrillo, montó y j u g ó haciendo el partido mejor que ha hecho en este país y creo que el mejor de su vida. Entusiasmó al público, que en pie toda l a tarde no dejaba de ovacionarle. D e entrada, en el primer período, llevando las jacas a un tren formidable, A n d r a da apuntó tres goals para su equipo contra uno que lograron hacer los Hurricanes. E n el segundo período se apuntó un goal cada team. Y en el tercero los Hurricanes consiguieron dos goals, no pudiendo los argentinos marcar sino uno. E n el cuarto, los Hurricanes lograron un goal, terminando la primera parte del match con el empate. L a segunda parte empezó con l a expectación consiguiente. Público y jugadores, con los nervios en alta tensión. E l capitán Roark y Guest marcaron tenazmente a A n drada, haciendo cada team un goal; seguía, por lo tanto, el empate y en aumento la expectación. E n el sexto y a se inició el avance de los argentinos, logrando éstos un goal más en el marcador. E n el séptimo, un goal cada team. Llegamos al octavo, y Andrada vuelve a repetir el juego desarrollado en el primer período, pero con más ímpetu; se burló de Roark y esquivó las fuertes acometidas de Guest; dio pegadas de bola terroríficas, marcando tres goals. el último a raíz de marcar uno de los H u rricanes que dejó absorto a los espectadores y a los jugadores del team contrario, pues fué una demostración de su valía como jinete, como jugador seguro de pegada, de vista y difícil de ser batido en cualquier posición que juegue. E s difícil reseñar la manera de cómo se llevó l a bola a goal, y difícil de ser interSe me dice, y no lo dudo, que sólo por ¡pretada gráficamente; fué una jugada tas la estancia en Norteamérica de los comporápida, tan bien llevada por él, con el connentes de este team, sus servidores y soscurso de sus compañeros, que es dificilísimo tenimiento del ganado se hizo un desemdescribir; sólo sé decir que pareció una bolso de más de 100.000 dólares; si a esta cosa mecánica y hecha entre el team solo, cantidad se añaden los gastos de transporactuando en el campo sin contrincantes. te de todo el team, seguramente esta c i f r a E n resumen: once goals Santa Paula por se duplica. Sólo por esto ya merecían el reocho los Hurricanes. sonante triunfo conseguido. L a s ovaciones fueron ensordecedoras. L s Llegó el día del match y fuimos a Meadow eterna sonrisa de Andrada se hizo extensiBrook, sin saber cómo se formaría el team va a sus serios compañeros hermanos Reyargentino; es más, temimos no verte jugar. nals y Gazzotti. Andrada, desde hacía más de doce días, esEste campeonato, organizado el año 1904 taba con un brazo en cabestrillo, por la fracsólo fué perdido por los americanos el añe tura de un dedo; sujeto a un régimen seve 1910, ganándolo el célebre team inglés Ranelagh, volviendo al siguiente año a ganai los americanos, que lo retuvieron hasta ei 1922, que fué arrebatado por los argentinos, que lo perdieron al siguiente año. Ahors nuevamente está en manos de éstos, después de ser dos años seguidos poseedor de est trofeo el team los Hurricanes. ¿Qué pasará el año que viene? Creo difícil, si, como se asegura, este trofeo tiene que disputarse en el país de los campeones, que los americanos del Norte consigan h victoria, pues, aunque se trasladen con us año de anticipación a la Argentina, en esta República tendrán que vencer a una serie de teams que allí existen que son de muchísimo cuidado. Aparte de esto, y a pesar de ser éste ei país de los millonarios, no se logrará un equipo cuyos componentes estén dispuestos a tirar ese par de centenares de miles d dólares, teniendo presente pues en muchos años no se ha de olvidar el juego desarrollado por el team Santa Paula en el presente año. -Pipo. ¡Nueva Y o r k septiembre de 1931. (Exclusivo para A B C