Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÜNA BELLA PERSPECTIVA D E L PATIO CLAUSTRO A L T O D E L CONVENTO DESPUÉS D E L- A RESTAURACIÓN gar donde por la Religión y la fe se adorase primeramente ensalzado el Estandarte de la Santa Cruz según un viejo manuscrito, hoy conservado en el Archivo histórico. Y las blancas lesas marmóreas de su suelo, tantas veces bendecido eii musulmán y en cristiano, se abrieron indistintamente, un día, para acoger la caja de plata que encerraba los restos mortales del magnífico Afamar, fundador del reino moro de Granada, hasta su traslado- al enterramiento ¡Real de Mondújar; y otro día, el féretro de plomo que aún. custodia las cenizas de Isabel 5 a Católi- ca, tenaz er. íi ñguidora de aquel poderío, hasta esperar, con. la muerte del esposo tan amado, el comento en que su cuerpo descansara jvíhto con el cuerpo de Sü Señoría, porqtse el ayuntamiento que tuvimos viviendo que nuestras ánimas espero en la misericordia de Dios teman en el cielo, lo tengan e representen nuestros cuerpos en el suelo según dejó ordenado en su famoso testamento. KJ. Viejo convento de Satt Francisco, rescata- do ya de la ruina que asolaba su re- cinto y amenazaba su inminente pérdida total, no es un edificio mas, agregado al largo catálogo de nuestros monumentos, sin otra utilidad que la ofe brindar al turismo una nueva gema, del tesoro artístico español, con las radiantes facetas de sus bellezas arquitectónicas y ífe su abolengo histórico. Se ha dedicado, íioenas terminada su restauración, a residencia de pintores. Viven allí, durante 1 mayor parte del año, una docena de n. uchachos catalanes, castellanos, valencianos, gallegois, andaluces, que beben el arte de la darás fuentes, serenas e inagotables, de la Aíhamfora vecina, de la Granada i ravillosa y única, y de sus mágicas pers tivas panorámicas. Vida encantadora, ¿n poco rebelde y harto independiente, en más escondido de la cindadela mora, -in otra disciplina académica que la impuesta por la propia inspiración y los consejíg y lecciones del director de la Residencia Gabriel Morci- lio, ese pintor que part haber captado todas las esencias turbáceas del misterio oriental para dar tm aln exquisita a los subjetivos personajes de us cuadros magníficos. A su tiemipo, cuando el próximo curso dé comienzo, hemos de pasai u día en esta feliz república del arte, y de nuestras impresiones daremos cuenta los lectores de A C. Por ahora nos pasta señalar el B acierto indiscutible que se a tenido al dedicar el monumental- mc asterio de San Francisco, de la Al hambra, tan nobles fines, creando utilidad sobre ciniilntos de belleza. a ec 0 e n C. G. ORTIZ D i VILLAJOS (Fotos Torres Molina,
 // Cambio Nodo4-Sevilla