Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE PARÍS (Dibujos de Carlos S. de Tejada. C A M B I O A LA VISTA el cambio á la vista persiste, se afirma en ks grandes Gasas creadoras de sombreros. Partiendo del principio 1860, los sombreros de Molyneux se diferencian entre sí de tal modo, que ninguno se parece a los otros. E n la importante colección de modista- sombrerera qué representan sus maniquíes, me he fijado en una toque de ala vuelta, pegada a la copa, muy alargada, puesto que va de una ceja a lá nuca, ocultando totalmente el moño; el terciopelo que forra esta toque es marrón rojizo, con un pompón de marabout. Molyneux tiene un. modo personal de co locar las plumas; he aquí una plumita prendida en el borde de fieltro con cierta audacia graciosa. Se trata fe una pluma cuchillo, que horizontalmenté sobresale del som? brero. Sobre una forma que peim- muy bien, y colocada completamente Jal bies, cascada de plumas de jallo blancas y negras, con las puntas ensortijadas. -Hay también alas ONTINÚA 1 C TRAJE D E GEORGETTE Y ENCAJÉ V E R D E B O T E L L A MODELO B L A N C H E L E BOUVIER SOMBRERO D E HIÉLTRO NEGRO ADORNADO CON UNA PLUMA BLANCA. MODELO M O LYNEUX de cristal sobre fieltros acampanados, con el ala caída por un lado y- respingada por el; otro. Los sombreros de vestir se adornan con plumas amazonas; que rodean la copa como los boas y descienden hasta, el hombro: para buscar refugio. Los fieltros son finos y mates o gruesos y muy brillantes, según el uso para que se destine el sombrero. E n todo. caso, lo cierto es que hemos retrocedido hacia las grandes elegancias, y que los adornos abundan, lo que indica que la nueva moda se impone rápidamente. Los fieltros lisos, ios tmpés y los de dos Caras son innumerables en Casa de mada-